Rosie Rivera extraña a su hermana Jenni Rivera

Rosie Rivera: extraño más que nunca a mi hermana jenni

Mezcalent

Este año la familia Rivera vivirá de una forma diferente el noveno aniversario de la muerte de la artista, debido a todos los conflictos que han terminado por desunir a varios de sus integrantes.

Para comenzar, Chiquis Rivera, hija mayor de la cantante, reveló que se distanció de su abuela materna Doña Rosa, debido a declaraciones públicas que ella realizó sobre sus hermanos Jenicka y Johnny.

Por otra parte, este año ha estado marcado por los conflictos que se han generado por la herencia que dejó la cantante, y que administraba su hermana Rosie, ya que los hijos de Jenni solicitaron a través de un abogado que se les rindiera cuentas sobre cómo se han estado administrando los fondos. Ahora será Jacqie Rivera quien se hará cargo de la administración de la fortuna de su madre.

En tanto, Rosie Rivera, hermana de la cantante y con quien mantenía una relación muy cercana, reveló que se le hace muy difícil enfrentar estas fechas. “Este año te necesito más que nunca. Este año la pequeña niña dentro de mí se dio cuenta de que ya no volverás. Te amo hermana”, escribió Rosie, junto a una foto donde se le ve riendo junto a Jenni.

“Revivir cada 9 de diciembre no es fácil para mí. Todos vivimos ese día de una forma diferente, no sé cómo lo viven Lupe, Gustavo o Pedro, no hablo mucho con ellos. Este año no sé cómo estarán mis sobrinos o dónde estarán (…) Ese día yo me la paso sola en mi cuarto, antes miraba I love Jenni, pero ya no es algo que me gusta hacer, ahora me duele más ver a mi hermana”, explicó en un video que subió a su cuenta de Instagram.

De esta forma, Rosie confirmó que se encuentra alejada de los cinco hijos de la artista: Chiquis, Jacqie, Jenicka, Jhonny y Michael, a pesar de lo unidos que fueron desde su infancia.

Rosie, de 40 años, relató cómo fue su último encuentro con Jenni antes de morir. “Fue un día miércoles. Terminamos de grabar I Love Jenni y teníamos hambre, ella aún no se quería ir a su casa y nos fuimos a cenar. Jenni estaba muy triste y queríamos comer algo grasoso, comimos comida china y platicamos sobre cosas del corazón, sobre cómo nos sentíamos”, relató.

Rosie señaló que en ese tiempo Jenni estaba realizando una dieta muy estricta y estaba muy delgada. “Por fin se sentía feliz con su cuerpo, se veía hermosa. Ella siempre fue hermosa”, señaló tras revelar que a veces le hace bien regresar a esos lugares para llorar a su hermana.

“Se me hace difícil llorar por la persona que extraño, porque tengo miedo de que nunca voy a parar de llorar (…) Antes me daba 15 minutos para llorar, por ejemplo conduciendo de la casa al trabajo o en la ducha, no lloro mucho. Ella ha llegado en mis sueños y le doy gracias a Dios por eso”, explicó.

Respecto a qué quisiera decirle a su hermana afirmó: “Cuando la vea en el cielo le voy a decir que antes yo pensaba que me iba a morir sin ella, le voy a poder decir que no me suicidé, que no volví a las drogas ni al alcohol, y que la necesité (…) Tengo paz de que ella no está viviendo lo horrible que está viviendo esta familia ahorita (…) Nadie nunca podrá quitarme que Jenni y yo nos amamos. No tengo ninguna pena o verguenza con mi hermana”, reflexionó.




Comment Here
Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax
()
x