Policía del Capitolio dejó entrar a los atacantes?

Getty Un manifestante sostiene una bandera de Trump dentro del Capitolio de los Estados Unidos cerca de la Cámara del Senado el 6 de enero de 2021 en Washington, DC. El Congreso celebró una sesión conjunta hoy para ratificar la victoria del Colegio Electoral 306-232 del presidente electo Joe Biden sobre el presidente Donald Trump. Un grupo de senadores republicanos dijo que rechazarían los votos del Colegio Electoral de varios estados a menos que el Congreso nombrara una comisión para auditar los resultados de las elecciones.

Videos y entrevistas con manifestantes que circularon en las redes sociales mostraron a la Policía del Capitolio permitiendo que los simpatizantes de Trump entraran al edificio del Capitolio. Pero esas afirmaciones son disputadas, en algunos casos por las mismas personas que grabaron el video.

Una multitud de manifestantes irrumpió en el Capitolio de los Estados Unidos el miércoles 6 de enero de 2021 mientras el Congreso realizaba una sesión conjunta para certificar los votos electorales del presidente electo Joe Biden. En el momento del incumplimiento, alrededor de las 2:15 p.m., el Senado estaba debatiendo si aprobar una objeción para certificar los votos electorales de Biden en Arizona.

Esto es lo que necesitas saber:

Algunos dicen que un video del asedio muestra a la policía del Capitolio dejando entrar a los alborotadores, pero el hombre que grabó el video dice que eso es falso

Un video circulando en línea muestra a una multitud pro-trump traspasando la barrera del edificio del Capitolio. El video se compartió originalmente en TikTok y luego se compartió en Twitter con el pie todo en mayúsculas, “LITERALMENTE LOS DEJARON PASAR”.

Pero en una entrevista con Justin Miller de New York Magazine, Marcus DiPaolo que fue la persona que grabó el video, dijo que eso no es cierto.

Poco antes de que irrumpieran la barrera, la policía fue superada en número “100 a 1”. DiPaolo dijo que no había suficientes refuerzos para que la policía detuviera a los manifestantes porque “esperaban evitar aumentar las tensiones”.

“Ellos no simplemente abrieron las barreras, los alborotadores pro-Trump [amenazaron] con puños cerrados como si fueran a golpear a la policía, por eso comencé a grabar, luego se alejaron de las barricadas. Completamente superados en número, no habría tenido ningún sentido pelear”, dijo DiPaolo.

DiPaolo tomó un video que ha circulado ampliamente en las redes sociales, y usuarios dijeron que parecía que la policía dejaron que los manifestantes atravesaran la barrera.

Dijo que la policía no abrió las puertas y agregó: “No, la barrera estaba allí, los manifestantes simplemente la empujaron a un lado y la policía abandonó su puesto”.

Jake Angeli, un conocido influencer de QAnon que fue una figura central en las protestas, afirmó que la policía inicialmente los detuvo, luego lo dejó entrar y cortésmente le pidió que se fuera. Angeli es el manifestante que llevaba un casco con cuernos y fue fotografiado detrás del estrado del Senado.

Adrian Miller del Globe and Mail en Toronto escribió en Twitter: “Hablé con Jake Angeli, el tipo de QAnon que entró en la cámara del Senado. Dijo que la policía finalmente dejó de intentar detenerlo a él y a otros partidarios de Trump y los dejaron entrar. Después de un tiempo, dijo que la policía le pidió cortésmente que se fuera y lo dejaron ir sin arresto”.

El exjefe de policía del Capitolio de EE.UU., Terrance Gainer, dijo que quiere darle a la policía “el beneficio de la duda”

NBC News entrevistó al ex jefe de policía del Capitolio de los Estados Unidos, Terrance Gainer, sobre las afirmaciones de que la Policía del Capitolio permitió que los manifestantes ingresaran al edificio. Si bien Gainer no estuvo allí y no puede decir con certeza lo que sucedió, dijo que es probable que la policía estuviera tratando de reducir la situación y se sintiera abrumada. Dijo que quiere darles a los oficiales el “beneficio de la duda”.

Dijo que no había suficientes policías en la escena durante una entrevista con el programa “Today”.

“A veces, cuando no tienes suficiente personal, no puedes pararte y luchar contra una gran multitud como esa”, dijo.

Continuó: “Claramente hay un fallo. Hay muchas preguntas que necesitan respuestas. Lo que está muy claro es que la policía subestimó a la multitud violenta y su tamaño, y sobreestimó su capacidad para controlarla”.

El jefe de policía del Capitolio, Steven Sund, emitió un comunicado el jueves. Dijo que los agentes estaban siendo “atacados activamente” y que “estaban decididos a entrar al edificio del Capitolio causando grandes daños”. Sund dijo que la policía “tenía un plan sólido” y elogió a los agentes por sus acciones, calificándolos de “heroicos”. Describió las acciones de los manifestantes como “comportamiento criminal desenfrenado”.

Sund también confirmó que fue un oficial de la policía del Capitolio quien disparó y mató a Ashli Babbitt. No nombró al oficial y dijo que la persona fue puesta en licencia administrativa.

Más de 50 agentes de policía del Capitolio y Washington resultaron heridos y varios agentes de la Policía del Capitolio fueron hospitalizados con heridas graves, dijo.

“Los oficiales de policía del Capitolio de los Estados Unidos y nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley respondieron valientemente cuando se enfrentaron a miles de personas involucradas en acciones violentas y desenfrenadas mientras asaltaban el edificio del Capitolio de los Estados Unidos”, dijo Sund en una conferencia de prensa. “El violento ataque al Capitolio de los Estados Unidos no se parece a ninguno que haya experimentado en mis 30 años en la aplicación de la ley aquí en Washington, D.C.”

Esta es la versión original de esta historia en Heavy.com