Identificados oficialmente los restos de Vanessa Guillén: Qué sigue ahora?

Facebook Esta semana se dieron avances en el caso de Vanessa Guillén: ¿Qué dictaminó la Corte sobre la acusada Cecily Aguilar?. ¿Qué encontró la familia en su visita al cuartel de Ft Hood?. Detalles aquí.

Los investigadores del ejército han identificado positivamente los restos de la soldado Vanessa Guillén. Qué sigue ahora en esta dolorosa historia?

La confirmación por parte de su familia y su abogada se dió ayer domingo a medios como The Washington Post que reportaron la noticia, con un detallado recuento de los hechos que aquí adjuntamos.

El caso se esclarece más de dos meses después de su desaparición oficial en Fort Hood, Texas como reporta The Post.

Confirmación de un triste desenlace

Una foto reciente en Facebook de la joven Vanessa Guillén.


Los restos descubiertos el martes en una tumba poco profunda al este de la instalación de Texas desencadenaron una cacería humana que terminó cuando un sospechoso: Spc. Aaron Robinson – se suicidó cuando los oficiales se acercaron, dijo el Ejército.

La novia de Robinson fue acusada de manipulación de evidencia y dijo que ayudó a deshacerse del cuerpo, según muestran los registros judiciales.

También lo reportó el program Despierta America este lunes confirmando también que la sospechosa comparecerá hoy ante un juez para declarar. Aquí el link al reportaje de Satcha Preto.

La desaparición de Guillén y las acusaciones de su familia de que fue acosada sexualmente atrajeron la atención de activistas, legisladores, celebridades y otros soldados. La familia y su abogado también se han quejado de que la búsqueda del ejército de la soldado de 20 años carecía de la atención, permuta y urgencia de los niveles más altos del ejército.

Huesos recuperados, cabello y otros restos fueron utilizados para identificar a Guillén el 3 de julio, dijo la abogada de familia Natalie Khawam. Incluso para reconfirmar los indicios los restos fueron volados hasta laboratorios de Delaware donde se autenticaron finalmente.

Pero la familia esperó hasta el domingo a que un sacerdote y un capellán del Ejército notificaran formalmente a la madre de Guillén, Gloria Guillén.

“Sintió que Vanessa ya no estaba con nosotros”, dijo la hija de Gloria, Mayra Guillén, dijo a The Washington Post por teléfono desde Houston. “Le costó aceptar que no hay un cuerpo completo”.

”El ejército le falló” dicen su familia y abogada

Los investigadores se movieron muy lentamente para juntar evidencia y datos de teléfono seguros que llevaran a los sospechosos más de dos meses después de que Guillén desapareciera, dijo Khawam, quien tomó el caso pro bono.
“Su liderazgo falló”, dijo Khawam. “El ejército le falló”.

Guillén fue asesinada a golpes en Fort Hood el 22 de abril, cerca de donde fue vista por última vez, dijeron los investigadores. Los restos encontrados el martes estaban tan cerca de un sitio buscado por los investigadores nueve días antes que, sin saberlo, incluso se pararon sobre ellos, dijo un líder de búsqueda.

Fort Hood y el Comando de Investigación Criminal del Ejército, que encabezó la investigación y es el equivalente del servicio al FBI, no respondieron a una solicitud de comentarios durante el fin de semana festivo.

Guillén sintió que no podía acercarse a su cadena de mando con acusaciones, dijeron sus familiares, y confió en su familia. “Sintió que si hablaba, algo pasaría”, dijo Mayra Guillén. “Ahora me doy cuenta de que todo conllevaba al acoso en el trabajo”, dijo. “Le rompieron el espíritu”, agregó su otra hermana Lupe Guillén.

El Ejército dijo la semana pasada que las acusaciones no habían producido pistas viables y que no encontró conexión entre la muerte de Guillén y las acusaciones.

El mayor general Scott Efflandt, el subcomandante de Fort Hood, defendió el esfuerzo de búsqueda y dijo que los funcionarios ofrecieron a la familia información moderada para proteger la integridad de la investigación.
“Solo desearía haber podido hacer un mejor trabajo equilibrando esas necesidades”, dijo durante una conferencia de prensa el jueves, después de las críticas de la familia.

Pero las acusaciones de acoso sexual alentaron a muchas miembros del servicio femenino y veteranas a compartir sus propias historias sobre asalto y acoso en las redes sociales con el hashtag #IAmVanessaGuillen.

La senadora Kirsten Gillibrand (DN.Y.) y la representante Jackie Speier (demócrata por California) dijeron en una carta conjunta el jueves que estaban “muy preocupadas por la apariencia de que el Ejército pudo reunir importantes recursos de investigación adicionales después de su familia”. comenzó una campaña en las redes sociales”.

Este lunes el ejército dio declaraciones en las que promete que no dejará el caso pasar desapercibido. Aquí el video del reportaje de Univisión Noticias:

Tras la muerte de Guillén, oficiales de Fort Hood prometen investigar denuncias de acoso sexualEn conferencia de prensa, el mayor general Scott Efflandt ratificó que los restos encontrados en el río León pertenecen a la soldado hispana, quien llevaba desaparecida desde el pasado abril. A la par de este anuncio, se llevó a cabo la primera audiencia judicial contra Cecily Aguilar, acusada de ser participe del desmembramiento y posterior…2020-07-07T04:57:28Z

Su último día según testimonios

HeavyCecily Aguilar fue arrestada el 1 de julio en el condado de Bell, Texas. Aguilar es la novia de Aaron Robinson, el soldado que se suicidó cuando oficiales se le acercaron para cuestionarlo sobre la desaparición de Vanessa Guillén. Aquí su estremecedora confesión.

La información proporcionada por entrevistas anteriores con Robinson y su presunta cómplice, Cecily Ann Aguilar, revela los terribles últimos momentos de la vida de Guillén, y el esfuerzo por ocultar su cuerpo.

Guillén trabajó en un arsenal en la extensa base a las afueras de Killeen, según una denuncia penal presentada por un investigador del FBI en el Tribunal de Distrito de los EE. UU.

El 22 de abril, dejó las llaves del auto, la llave de la habitación del cuartel, la tarjeta de identificación del ejército y la billetera en su arsenal, y caminó hacia la sala de armas supervisada por Robinson.
Robinson golpeó a Guillén en la cabeza con un martillo en la sala de armas, matándola allí, según la denuncia.

Poco después, los testigos vieron a Robinson luchar con el peso de una caja de plástico resistente cuando la metía en su automóvil y se alejó. En una entrevista después de su arresto, Aguilar dijo que Robinson la recogió y la llevó a un sitio cerca del río Leon en Belton, al este de Fort Hood. La caja que contenía el cuerpo de Guillén ya estaba allí, dijo.

Robinson y Aguilar desmembraron a Guillén, trataron de quemar los restos y los enterraron en agujeros separados, dijeron los investigadores, antes de regresar cuatro días después para romper los restos, usando concreto para ocultarlos.

El 18 de mayo, el día después de que testigos dijeron a los investigadores que Robinson sacó la caja, Robinson consintió en una búsqueda en su teléfono que mostraba múltiples llamadas a Aguilar el día de la desaparición de Guillén.

Una búsqueda de dos meses

Pasó otro mes antes de que los investigadores dijeran que Aguilar fue entrevistada acerca de las llamadas. Ella a los agentes que estaba con Robinson en su casa la noche del asesinato, luego se retractó y dijo que estaba con él conduciendo, según la denuncia.

Los agentes recibieron datos de ubicación de los teléfonos de Robinson y Aguilar y señalaron un área cerca del río Leon donde coincidían sus ubicaciones. El 21 de junio, los investigadores registraron el área y encontraron un hoyo y árboles ardiendo que tenían daños por fuego, dijo Tim Miller, director y fundador de Texas EquuSearch, una organización sin fines de lucro que ayuda en las búsquedas y ayudó en el caso Guillén.

Se encontraron porciones quemadas de una caja y había un olor a descomposición, decía la denuncia, pero los investigadores no pudieron encontrar un cuerpo.

Los restos de Guillén estaban a solo unos metros de distancia, dijo Miller, pero no se descubrieron durante nueve días adicionales hasta que los hombres que construyeron una cerca cerca sintieron el olor el martes y buscaron a su alrededor.
Vieron pelo y llamaron a la policía, dijo Smith.

Aguilar ya estaba detenida por la noche. Robinson había sido confinado a su cuarto en el cuartel, pero “se fugó” de Fort Hood más tarde esa noche, según la denuncia. La policía hizo que Aguilar llamara a Robinson, dijo la denuncia:
“Bebé, encontraron piezas, encontraron piezas”, le dijo Robinson a Aguilar.
La policía confrontó a Robinson en las primeras horas del miércoles en Killeen, cerca de una iglesia y una tienda. Robinson mostró un arma de fuego y se disparó fatalmente, dijeron los investigadores.

No estaba claro cómo Robinson logró abandonar la base. Los soldados fueron confinados allí debido a la pandemia, según dijeron los investigadores a Khawam. Los cuarteles del ejército suelen tener soldados en las entradas en todo momento, vigilando quién entra y sale.

Los documentos no enumeran un motivo en el asesinato. Pero Khawam dijo que la familia fue informada durante horas por funcionarios del CID y declaraciones transmitidas por Aguilar. Ella le dijo a los investigadores que Robinson le dijo que Guillén vio una foto de Aguilar en su teléfono y que sabía que Aguilar era la esposa separada de un ex soldado de Fort Hood.

El adulterio es un crimen en el ejército, y Robinson supuestamente le había dicho a Aguilar que Guillén dijo que lo denunciaría, como contó Aguilar.

La lucha por la verdad continúa

Vanessa Guillén la soldado desaparecida de 20 años.

Pero la familia no cree que esta sea la versión final y fiel de los hechos, y dijo que están seguros que si Guillén hubiera informado algo sobre Robinson, habría sido relativo a acoso sexual, dijo Khawam.

La familia criticó el progreso de la investigación, señalando semanas de brechas antes de los avances y las demoras percibidas, y ha pedido investigaciones del Congreso sobre la cadena de mando de Guillén y el manejo de la investigación.

Guillén, una estadounidense de primera generación con raíces mexicanas, le dijo a su madre cuando era niña que quería enlistarse en el ejército. Vio mejores oportunidades en un uniforme, dijo Mayra Guillén. “Ella quería servir y proteger al país”, dijo Guillén.

Como reporta La Opinión, temen que el Ejército sea incapaz de brindar protección a sus soldados, después de que las redes sociales se hayan llenado de denuncias sobre acoso sexual en el seno de las Fuerzas Armadas.

El presidente del Caucus hispano en el Congreso, Joaquín Castro, y la congresista Sylvia García expresaron este domingo su completo respaldo a la petición han hecho la senadora Kirsten Gillibrand y la representante Jackie Spier para que el Pentágono investigue “qué sabía el Ejército, cuándo lo supo y que se podría haber hecho para evitar” la desaparición y muerte de Vanessa Guillén.

Las congresistas indican en su solicitud que “el caso de la soldado Guillén ha levantado serias dudas sobre la capacidad del Ejército de establecer un espacio de trabajo seguro y de responder acciones criminales“. La preocupación de ambas es que esta falta de protección de las Fuerzas Armadas no “se limite a un simple caso o instalación” y por ello, consideran, “requiere una respuesta decidida”.

El Caucus hispano en el Congreso lanzó un comunicado este domingo después de que la abogada de la familia confirmara que los restos hallados el martes pertenecían, según el Ejército, a Guillén. El presidente de este grupo de congresistas, Juaquín Castro, expresó sus condolencias a los seres queridos la latina de 20 años y afirmó que “ella no merecía morir mientras servía a su país”.

“Seamos claros: el Congreso tiene [una política de] tolerancia cero ante la mala conducta sexual en el Ejército de los Estados Unidos. La senadora Kirsten Gillibrand y la congresista Jackie Spier están exigiendo una investigación independiente, que la congresista Sylvia Garcia y yo apoyamos plenamente. No dejaremos de buscar justicia para Vanessa Guillén”, enfatiza el comunicado del caucus.

Seguiremos informando acerca de la gestión de los legisladores y los procedimientos judiciales contra los involucrados en el crimen de Vanessa Guillén.