[COVID-19] Barack Obama le envía emotivo mensaje a los graduados que no tendrán ceremonia de graduación este año

Getty En esta pantalla, el expresidente Barack Obama da discurso durante el Graduate Together: America Honors the High School Class de 2020 el 16 de mayo de 2020.

A medida que la pandemia del coronavirus ha arrasado por Estados Unidos esta primavera, las esperadas ceremonias de graduación en escuelas secundarias y universidades han sido canceladas en todo el país, lo que ha llevado a celebridades, figuras políticas y líderes mundiales a dar un paso hacia adelante y ofrecer consejos a los recién graduados.


En una ceremonia de graduación especial el 16 de mayo para Graduate Together: America Honors the High School Class of 2020, el expresidente Barack Obama pronunció un emotivo discurso a una audiencia virtual. Entre palabras graciosas, sinceras y motivadoras, el discurso de Obama apeló a los estudiantes graduados para que lideren el país con confianza, incluso según la pandemia inflama la disparidad sistémica a gran escala y la intensa lucha personal en Estados Unidos.


Obama's Virtual Commencement Speech To Class Of 2020: 'This Is Your Generation's World To Shape'At the ‘Graduate Together’ special, former President Barack Obama tells graduating seniors to "set the world on a different path" while being "alive to one another's struggles" as they navigate through the coronavirus pandemic.» Subscribe to NBC News: nbcnews.to/SubscribeToNBC » Watch more NBC video: bit.ly/MoreNBCNews NBC News Digital is a collection of innovative and powerful…2020-05-17T01:42:19Z

Este discurso no sólo aplica a la Clase de 2020, que al graduarse, ahora se enfrenta a una situación sin precedentes hacia una educación superior y una de las economías más turbulentas de la historia reciente, sino también a un país que se enfrenta a un futuro incierto y experimenta una crisis de confianza en su liderazgo a nivel local, estatal y nacional.

Lee la transcripción completa del discurso

La transcripción completa del discurso, cortesía del New York Times, está disponible a continuación:

Hola a todos. Aniyah, gracias por esa hermosa introducción. No podría estar más orgulloso de todo lo que has hecho en tu tiempo con la Fundación Obama.

Y por supuesto, no podría estar más orgulloso de todos los graduados de 2020, así como de los maestros, y los entrenadores, y sobre todo, los padres y la familia que los guiaron en el camino.

Ahora, graduarse es un gran logro bajo cualquier circunstancia. Algunos de ustedes han tenido que superar grandes obstáculos en el camino, ya sea una enfermedad, o un padre que haya perdido un trabajo, o vivir en un vecindario donde la gente con frecuentemente te excluye. Junto con los desafíos habituales de ir creciendo, todos ustedes han tenido que lidiar con las presiones adicionales de las redes sociales, los informes de tiroteos escolares y el espectro del cambio climático. Y luego, justo cuando estás a punto de celebrar haber logrado sobrellevarlo todo, justo cuando estas ansioso por celebrar los bailes de graduación y las noches de último año, las ceremonias de graduación — y seamos sinceros, un montón de fiestas — una pandemia global pone al mundo de patas arriba. Y por mucho que ames a tus padres, apuesto a que estar atascado en casa con ellos y jugando juegos de mesa o ver Tiger King en televisión no es exactamente como imaginaste los últimos meses de tu último año escolar.

Ahora, seré honesto contigo, las decepciones de perderte una ceremonia de graduación en vivo, esas pasarán rápido. No recuerdo mucho sobre mi propia graduación de la secundaria. Sé que no tener que estar sentado allí escuchando a un orador de ceremonia no es lo peor, el mío generalmente se alarga demasiado. Además, no mucha gente se ve muy bien con esos birretes, especialmente si tienes orejas grandes como yo. Y tendrás mucho tiempo para ponerte al día con tus amigos una vez que la crisis inmediata de salud pública haya terminado.

Pero lo que sigue siendo cierto es que tu graduación marca tu paso a la edad adulta, el momento en que comienzas a tomar las riendas de tu propia vida. Es cuando puedes decidir qué es importante para ti: el tipo de carrera que quieres obtener. Con quien quieres formar una familia. Los valores por los que quieres vivir. Y dado el estado actual del mundo, eso puede ser un poco aterrador.

Si planeabas ir a la universidad, llegar al campus en otoño, eso ya no es una opción. Si planeabas trabajar mientras ibas a la escuela, encontrar ese primer trabajo va a ser más difícil. Hasta las familias más pudientes están lidiando con una enorme incertidumbre. Aquellos que estaban luchando antes, ahora penden de un hilo.

Todo lo esto significa que vas a tener que madurar más rápido que otras generaciones. Esta pandemia ha sacudido el statu quo y ha puesto al descubierto muchos de los problemas profundamente asentados de nuestro país, desde la enorme desigualdad económica hasta las continuas disparidades raciales y la falta de atención sanitaria básica para las personas que la necesitan. Ha llevado a que muchos jóvenes se den cuenta que las maneras viejas de hacer las cosas simplemente no funcionan; que no importa cuánto dinero ganas si todos a tu alrededor están hambrientos y enfermos; y que nuestra sociedad y nuestra democracia sólo funcionan cuando no sólo pensamos en nosotros mismos, sino en los demás.

También ha revelado otra dura verdad, algo que eventualmente todos tenemos que aceptar una vez que nuestra infancia llega a su fin. ¿Todos esos adultos que solías pensar estaban al mando y sabían lo que hacían? Resulta que no tienen todas las respuestas. Muchos de ellos ni siquiera están haciendo las preguntas correctas. Así que, si el mundo va a mejorar, va a depender de ti.

Ese entendimiento puede ser un poco intimidante. Pero espero que también sea inspirador. Con todos los retos a los que se enfrenta este país en este momento, nadie puede decirte “no, eres demasiado joven para entender” o “así es como siempre se ha hecho”. Porque con tanta incertidumbre, con todo repentinamente en juego, este es el mundo de tu generación para moldear.

Ya que soy uno de los viejos, no te diré qué hacer con este poder que tienes en tus manos. Pero te dejaré con tres consejos.

Primero, no tengas miedo. Estados Unidos ha pasado por tiempos difíciles antes: esclavitud, guerra civil, hambruna, enfermedad, Gran Depresión y 11 de septiembre. Y cada vez salimos más fuertes, por lo general porque una nueva generación, jóvenes como tú, aprendieron de los errores del pasado y descubrieron cómo hacer mejor las cosas.

Segundo, haz lo que creas correcto. Hacer lo que te hace sentir bien, lo que es conveniente, lo que es fácil, esa es la forma como piensan los niños pequeños. Desafortunadamente, muchos de los llamados adultos, incluyendo algunos con títulos sofisticados y trabajos importantes, todavía piensan de esa manera, por lo que las cosas están hechas un desastre.

Espero que, en cambio, tu decidas fundamentarte en valores duraderos, como la honestidad, el trabajo duro, la responsabilidad, la justicia, la generosidad, el respeto por los demás. No acertaras cada vez, como todos nosotros, cometerás errores. Pero si escuchas la verdad que está dentro de ti mismo, aun cuando es difícil, incluso cuando es un inconveniente, la gente se dará cuenta. Se inclinaran hacia ti. Y tu serás parte de la solución en lugar de parte del problema.

Y finalmente, construye una comunidad. Nadie hace grandes cosas por sí mismo. En este momento, cuando la gente está asustada, es fácil ser cínico y decir ‘velare por mí mismo, o por mi familia, o a la gente que se ve, o piensa, o reza como yo. Pero si vamos a superar estos tiempos difíciles; si vamos a crear un mundo donde todos tengan la oportunidad de encontrar un trabajo, y costear la universidad; si vamos a salvar el medio ambiente y derrotar futuras pandemias, entonces vamos a tener que hacerlo juntos. Así que estén conscientes de las luchas de los demás. Defiendan los derechos de los demás. Dejen en el pasado las antiguas maneras de pensar que nos dividen —el sexismo, prejuicio racial, estatus, avaricia— y pon al mundo en un camino diferente.

Cuando necesites ayuda, Michelle y yo hemos tomado como la misión de nuestra Fundación darles a jóvenes como tu las habilidades y el apoyo para dirigir en sus propias comunidades, y conectarlos con otros líderes jóvenes de todo el país y de todo el mundo.

Pero la verdad es que no necesitas que te digamos qué hacer.

Porque de muchas maneras, ya has empezado a liderar.

Felicidades, Clase de 2020. Sigue haciéndonos sentir orgullosos.




Comenta Aquí
Suscribir
Notificar de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax
()
x