¿Afectará también el coronavirus el servicio postal de EEUU?

Getty

El coronavirus ha impactado drásticamente la vida diaria, ya que los empleados están trabajando desde casa, las escuelas están cerradas y los restaurantes están limitados a servicios de entrega. Pero el servicio de correo es un aspecto de la vida cotidiana que continúa como de costumbre.

El Servicio Postal de Estados Unidos (USPS, por sus siglas en ingles) le asegura a la gente que el coronavirus no se puede propagar a través de cartas y paquetes. La agencia publicó en su sitio web que, según los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en ingles), la Organización Mundial de la Salud (WHO, por sus siglas en ingles) y el Cirujano General de los Estados Unidos, “actualmente no hay pruebas de que el COVID-19 se difunda por la correspondencia”.

La afirmación fue emitida después de que dos transportistas de correo en el condado de Westchester, Nueva York, dieran positivo con el virus. Según el Rockland/Westchester Journal News, un portavoz del servicio postal, dijo que ambos empleados permanecerían fuera del trabajo hasta ser autorizados por los médicos para regresar a sus puestos.

Sin embargo, decenas de miles de personas han firmado desde entonces una petición pidiendo al servicio postal que tome medidas adicionales para proteger a los transportistas de correo y otros empleados. Por ejemplo, la petición requiere que los empleados mayores y aquellos con condiciones de salud subyacentes puedan quedarse en casa con sueldo con el fin de evitar una mayor propagación. Los firmantes también señalaron que el mantener a ciertos trabajadores en sus puestos, podría poner en riesgo a los clientes.

Esto es lo que necesitas saber.

El servicio postal dice estar experimentando pequeños cambios a sus operaciones debido al coronavirus

Heavy.com (nuestro sitio web hermano) preguntó al gerente de relaciones públicas del Director General de Correos, Dave Partenheimer, si el servicio postal tenía planes de suspender el servicio debido al coronavirus. Su respuesta fue un firme “no”.

Las cosas siguen igual en el Servicio Postal de Estados Unidos. La mayor parte de sus servicios están funcionando normalmente. A partir del 28 de marzo, la agencia federal explicó en su página web que solo estaban experimentando “pequeños impactos operativos” con el correo procedente o con destino a la China, así como “países europeos sujetos a los viajes en aerolínea limitados “.

Partenheimer le explicó a Heavy.com que la agencia cuenta con planes en vigor para mantener el servicio de entrega de correo operativo en caso de emergencias nacionales, incluyendo situaciones pandémicas.

“En caso de que sea necesario, la activación de la continuidad de planes de operaciones localizada depende de la magnitud de la emergencia en el área afectada”, dijo Partenheimer.

“Debido a la variación en las posibilidades y factores, sería imposible predecir cuál sería el efecto de tales emergencias en el envío del cliente antes del evento, pero durante los últimos años nuestra planificación nos ha permitido continuar o rápidamente restablecer las operaciones de correo en las regiones afectadas por fuertes huracanes, inundaciones, incendios forestales, etc., y se han preparado para responder también a las circunstancias relacionadas con la pandemia”.

El Servicio Postal pone en practica la guía sugerida por los CDC para proteger a los empleados de entrega, pero los carteros piden mayor acción

El Servicio Postal de EE. UU. ha estado operando bajo las pautas establecidas por los Centros para el Control de Enfermedades con el fin de mantener a sus empleados sanos. La agencia envió su plan “Coronavirus 2020 Pandemic Influenza” a la unión National Postal Mail Handlers Union a principios de marzo.

El documento incluye las recomendaciones básicas que los profesionales de salud han estado abogando desde que empezó el brote. Se les recordó a los empleados que se lavaran bien las manos con frecuencia, evitaran tocarse la cara, que tosan o estornudaran en un pañuelo o en la parte interior del codo, y que se quedaran en casa si se sienten enfermos. El USPS aconsejó a sus afiliados que envíen a los trabajadores que presentan síntomas a sus casa y que “observaran si ocurría alguna tendencia en las bajas por enfermedad que pueda indicar un brote de COVID-19 entre los empleados “.

El USPS dijo que proporcionaría máscaras quirúrgicas a los empleados a petición. Sin embargo, el documento explica que los CDC no recomiendan que las personas sanas usen máscaras como método para evitar el contagio.

Pero a medida que se expande el brote y cierran más negocios, y las personas permanecen aisladas en sus hogares, los carteros exigen mejor protección para si mismos también. Cerca de 50,000 personas han firmado una petición emitida en marzo.

Los firmantes piden que el servicio postal proporcione un “pago de riesgo”, que es tiempo y medio, para los empleados que permanecen en el trabajo. La petición también pide al USPS que permita que los trabajadores mayores de 65 años, los que tienen condiciones de salud subyacentes y los empleados que se ocupan de parientes de alto riesgo se les conceda una licencia con goce de sueldo durante la duración de la pandemia. Los empleados solicitan suspender la entrega por correo a “hogares de enfermería, instalaciones de vida asistida, clínicas y otros lugares donde los carteros pueden entrar en contacto con personas vulnerables o personas que estén infectadas.

Los expertos dicen que es poco probable que el Coronavirus se propague a través de paquetes o cartas “.

Funcionarios de salud dicen que es seguro manejar cartas y paquetes enviados a través del servicio postal. Citando los Centros para el Control de Enfermedades, USPS dice que existe “un bajo riesgo de que COVID-19 pueda propagarse a través de productos o paquetes enviados desde la China, debido a la mala supervivencia del virus en las superficies”.

Según un nuevo estudio apoyado por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, COVID-19 puede sobrevivir en superficies como el cartón hasta unas 24 horas, y en plástico y acero inoxidable hasta 72 horas.

Uno de los investigadores involucrados en el estudio fue Vincent Munster, el jefe de la Sección de Ecología de Virus de Rocky Mountain Laboratories. Dice que un virus pierde fuerza cuanto más tiempo se sienta sobre un objeto inanimado. Por ejemplo, imagínate que una persona infectada estornuda y las gotas respiratorias caen en un escritorio cercano. Otra persona podría infectarse si toca el escritorio en cuestión de minutos, pero es mucho menos probable que se enferme si toca el escritorio al día siguiente.

“El riesgo de infectarse de esta forma disminuye con el tiempo. Esa ‘ventana’ de infección es más alta en los primeros 10 minutos, o una hora a dos horas”, explicó Munster al Washington Post. En cuanto a si las personas podrían infectarse por la entrega de correspondencia, dijo que probablemente no es pero advirtió: “Nunca hay cero riesgo si la persona que le entrega el paquete acaba de estornudar sobre el hace un segundo”.

El Dr. Darshan Shah, el director médico de Next Health, amplió aún más sobre el tema en una entrevista con Refinery 29: “Aunque teóricamente es posible que el coronavirus quede sobre un paquete de entrega, es prácticamente imposible [que el virus sobreviva] debido a que el paquete pasa por condiciones adversas en tránsito. Los cambios mecánicos, de temperatura y humedad probablemente matarían el virus antes de que llegue a su puerta”.

El Dr. Jack Caravanos de la Escuela de Salud Pública Global de la NYU también dijo a CBS News: “En estos momento, realmente creo que la transmisión viral por paquetes contaminados es muy poco probable. No tomaría ninguna medida especial para abrir o manipular paquetes o sobres”.




Leer Más