Coronavirus: Cómo auto aislarte si alguien en tu hogar está infectado

PIcMonkey

El brote de coronavirus ha obligado a millones de personas a permanecer aislados dentro de sus hogares en un intento por frenar la propagación del virus. Pero, ¿qué haces si un familiar, compañero de cuarto u otro ser querido se enferma?

La respuesta breve es poner en cuarentena a esa persona en una parte diferente de la casa con un baño separado. Pero esa no es una opción en muchos hogares, por lo que las prácticas regulares de desinfección son esenciales en un hogar compartido.

Los Institutos Nacionales de Salud han aprendido que el virus puede sobrevivir en varias superficies durante diferentes cantidades de tiempo. Por ejemplo, COVID-19 puede vivir en acero inoxidable y plástico durante un máximo de tres días y hasta 24 horas en cartón.

Esto es lo que necesitas saber

1. CDC: Los pacientes con coronavirus deben usar un dormitorio y un baño separado si es posible y usar una máscara facial alrededor de los miembros de la familia


Distanciamiento Social, barrera efectiva para impedir la transmisión del coronavirus – UNAM GlobalVisita 🌎 unamglobal.unam.mx para más contenidos Sigue nuestras redes sociales – Twitter: @unamglobal – goo.gl/NPpPor – Facebook: facebook.com/unamglobal2020-03-23T21:30:14.000Z

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en ingles) han abogado firmemente la práctica del distanciamiento social para contener la propagación del coronavirus. Eso significa permanecer al menos a seis pies de distancia de la gente. El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, por sus siglas en ingles) y la coordinadora del equipo de respuesta al coronavirus de la Casa Blanca, Dr. Deborah Birx, dicen que seis pies es la recomendación porque esa es la distancia que pueden viajar las gotas respiratorias cuando estornudas o toses.

Esa regla también se aplica dentro de tu propia casa para combatir el contagio. Los CDC dicen que si alguien en tu casa se enferma con el virus, lo mejor es aislar a esa persona en un área separada. El paciente debe dormir en un dormitorio diferente y usar un baño separado. Si es tu cónyuge o pareja romántica quien se ha enfermado, no deben compartir la cama.

Cuando la persona infectada se acerque a otras personas, debe usar una máscara facial para evitar la propagación de gotas por aire. Si el paciente está luchando por respirar y no puede usar una máscara quirúrgica, entonces los cuidadores deben usar máscaras faciales en su lugar.

Si el tiempo lo permite, los expertos también recomiendan encender el aire acondicionado o mantener las ventanas abiertas para permitir un buen flujo de aire en espacios compartidos.

2. Desinfectar superficies compartidas a menudo y evitar compartir artículos domésticos como platos y toallas

A los niños se les enseña que compartir es un atributo positivo, pero ese no es el caso en este momento.

Si alguien en tu hogar está enfermo, designa qué artículos para el hogar puede usar esa persona. Por ejemplo, los pacientes deben tener su propio plato, tazas y cubiertos fuera de límite para todos los demás. No compartas toallas, sábanas ni almohadas. El Ministerio de Salud de Nueva Zelandia también aconseja no preparar alimentos junto a una persona infectado con COVID-19.

También es necesario realizar limpiezas rutinarias. Después de usar los artículos de cocina, lávalos bien con agua tibia y jabón o colócalos inmediatamente en el lavavajillas. Los CDC recomiendan desinfectar las áreas comunes diariamente y el sitio web del departamento incluye lo siguiente sobre este tema:

“Limpia todas las superficies “de alto toque”, como encimeras, mesas, pomos de puertas, accesorios de baño, inodoros, teléfonos, teclados, tabletas y mesitas de noche, todos los días. Además, limpia las superficies que puedan tener sangre, heces o líquidos corporales.

Utiliza un spray de limpieza para el hogar o una toallita, de acuerdo con las instrucciones de la etiqueta. Las etiquetas contienen instrucciones para un uso seguro y eficaz del producto de limpieza, incluidas las precauciones que debe tomar al aplicar el producto, como usar guantes y asegurarse de que haya buena ventilación mientras use el producto.

Y, por supuesto, asegúrate de lavarte las manos regularmente con jabón durante al menos 20 segundos a la vez. No te toques la cara, especialmente después de interactuar con el paciente.

3. NHS: Esta bien mezclar ropa en la lavadora, pero usa guantes cuando toques la ropa de un paciente

El Servicio Nacional de la Salud (NHS, por sus siglas en ingles), que es el sistema de atención de la salud financiado con fondos públicos en el Reino Unido, explica en su sitio web que se puede lavar la ropa de todos juntos en la lavadora. No es necesario lavar la ropa de un paciente con coronavirus por separado. Sin embargo, recomiendan no agitar la ropa sucia antes de colocarla en la máquina.

Los Centros para el Control de Enfermedades también dicen que está bien usar detergentes y lejía regulares. También recomiendan lavar la ropa con agua caliente si el tipo de ropa lo permite.

Si vives con un paciente contagioso, los CDC aconsejan usar guantes al tocar la ropa de esa persona y evita tocar la ropa con cualquier parte de tu piel descubierta. Esto es especialmente importante si la ropa tiene “sangre, heces o líquidos corporales”. El riesgo de que el virus se propague a través del sudor o lágrimas es pequeño, según HealthLinkBC.

4. No hay evidencia de que tu mascota propague el COVID-19, pero los profesionales de la salud dicen que los pacientes infectados deben evitar el contacto con perros y gatos de todos modos

Tu perro o gato no te va infectar con el coronavirus. La Organización Mundial de la Salud (OMS, por sus siglas en ingles) dice que no hay evidencia que sugiera que las mascotas domésticas puedan transmitir el virus de una persona a otra. La OMS dijo en un comunicado:

“Aunque ha habido un caso de un perro infectado en Hong Kong, hasta la fecha, no hay evidencia de que un perro, gato o cualquier mascota pueda transmitir COVID-19. COVID-19 se propaga principalmente a través de gotas producidas cuando una persona infectada tose, estornuda o habla. Para protegerte, lávate las manos con frecuencia y a fondo”.

La Asociación Médica Veterinaria Americana también ha restado importancia a cualquier posible riesgo de que COVID-19 se propague a través de la piel de un perro. El director veterinario, Gail Golab, dijo al Washington Post: “El virus sobrevive mejor en superficies lisas, como encimeras y pomos de las puertas. Los materiales porosos, como el pelaje de las mascotas, tienden a absorber y atrapar patógenos, lo que hace más difícil contraerlos a través del tacto”.

Sin embargo, a pesar de estas garantías, los CDC todavía recomiendan que los perros o gatos se mantengan alejados de un paciente enfermo con el coronavirus. ¿Por qué? Debido a que los científicos todavía están aprendiendo sobre COVID-19 y aún no están seguros de si un animal podría representar un riesgo para el paciente. El CDC explica:

“Cuando sea posible, pida a otro miembro de su hogar que cuide de sus animales mientras esté enfermo. Si estás enfermo con COVID-19, evita el contacto con tu mascota, incluyendo acariciar, acurrucarte, ser besado o lamido, y compartir alimentos. Si debes cuidar de tu mascota o estar cerca de los animales mientras estás enfermo, lávate las manos antes y después de interactuar con las mascotas”.

El Colegio de Medicina Veterinaria de la Universidad de Illinois añade que aunque el riesgo de transmisión de un perro es bajo, es mejor prevenir que lamentar. “Las mascotas pueden llevar el virus con ellos si se encuentran en un entorno donde esta presente y podrían servir de fuente para otras personas, incluso otros miembros de la familia.”

5. Los miembros de la familia de alto riesgo no deben cuidar pacientes con coronavirus

No siempre es posible aislarte a un familiar infectado. Por ejemplo, siendo padre u otro cuidador no podrías dejar a un niño enfermo a que se cuide a si mismo.

Los expertos en salud de la Universidad Johns Hopkins dicen que los cuidadores deben usar máscaras faciales al cuidar a un paciente. Y si es posible, los “principales cuidadores deben ser aquellos que no están en alto riesgo de COVID-19, lo que significa aquellos no mayores de sesenta años o con problemas de salud subyacentes”.

Para los padres que trabajan en negocios “esenciales” y centros de salud, y están confiando en las niñeras para cuidar de sus hijos, Johns Hopkins recomienda usar un número limitado de niñeras. Lo mejor es mantener el círculo de personas en contacto con su familia lo más pequeño posible para mitigar el riesgo.




Leer Más