Sin mascarillas y sin cuarentena: ¿cuál es el secreto de Suecia para controlar el coronavirus?

Suecia

Getty Images Cómo hizo Suecia para reducir los contagios de coronavirus sin usar mascarillas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte con temor un aumento en los contagios de coronavirus tras el verano del continente europeo. Se trata de lo que podría denominarse como un rebrote del virus que azota al mundo.

El único país en el que no se observa este fenómeno es Suecia. En esa nación nórdica son apenas 14 los pacientes registrados bajo internación de terapia intensiva de acuerdo a uno de los últimos reportes del ministerio de salud.

Algunos funcionarios de la OMS sugirieron al resto de los países de la Unión Europea tomar como modelo a Suecia. Las autoridades de ese país no exigen el uso de mascarillas ni tampoco decretaron cuarentena.

Cuando la OMS decretó la pandemia, Suecia fue mirado de reojo por el resto de los países. El mundo no tenía certezas acerca de la mortalidad del virus. En el país nórdico aumentaron notoriamente los casos en relación a otras naciones que implementaron un estricto confinamiento. Con el paso de los meses, el gobierno sueco controló la situación, contrariamente a lo que ocurría en otros países del continente como España e Italia.

“Debemos reconocer que Suecia, en este momento, ha evitado el aumento que se ha visto en algunos de los otros países en la Europa occidental”, declaró la semana pasada la responsable de urgencias de la OMS en Europa, Catherine Smallwood.

En las últimas dos semanas, Suecia reportó 30.3 casos de Covid-19 cada 100 mil habitantes. En España, por citar otro ejemplo, ese mismo índice indica 292.2. En Francia, 61.8 y en Reino Unido 69.2.

Un punto clave de la estrategia sueca, según reportes de la prensa inglesa y francesa, es diseñar estrategias especiales para cada región en lugar de priorizar normas que afecten por igual a todo el país.

“Es muy importante que tengamos una respuesta rápida y local para atacar el virus sin poner restricciones para todo el país”, indicó la ministra de salud del país nórdico, Lena Hallengren.

“Esto es una maratón, no un sprint”, dicen los ministros del gobierno ante cada aparición mediática. En Estocolmo consideran que los cuidados higiénicos que trajo la pandemia llegaron para quedarse. Para ello, es necesario no restringir abruptamente las libertades de la ciudadanía.

La gente viaja en los transportes públicos sin mascarillas. Los expertos que asesoran al gobierno están convencidos de que la mascarilla da un sensación de falsa inmunidad. Esta creencia lleva a que las personas no se habitúen a cumplir con el aislamiento en los lugares públicos. Como si razonaran que por el hecho de llevar cubrebocas ya están a salvo del virus. Los suecos eligen desarrollar la conciencia ciudadana y destinan la fabricación de mascarillas para personal de la salud.

Los especialistas que matizan la efectividad del método sueco alegan que el relativo éxito se debe, en buena medida, al tamaño y la población. El país cuenta con una cuarta parte de los habitantes que tiene el estado de California. Esa podría ser una variable para comparar la situación entre los nórdicos y los Estados Unidos.

LEER MÁS: Zlatan Ibrahimovic tiene coronavirus: ¿dónde se contagió el delantero sueco?

Sigue a AhoraMismo en Instagram


Leer Más