Vacuna contra el coronavirus ingresa en la etapa final de pruebas: ¿Por qué es mejor que las otras?

vacuna-coronavirus

Getty Images Johnson & Johnson comunicó que su vacuna contra el coronavirus ingresó en la etapa final de pruebas.

La carrera mundial por hallar la cura para el coronavirus continúa en su frenética disputa y este miércoles el gigante Johnson & Johnson (J&J) ha anunciado buenas noticias, ya que su vacuna ha ingresado en la última etapa de pruebas.

Al igual que Moderna, Pfizer y AstraZeneca, la vacuna desarrollada por el laboratorio belga Janssen Pharmaceutical Companies, perteneciente al grupo empresarial Johnson & Johnson, transita la recta final de testeos gracias al programa “Operación velocidad de la luz”, lanzado por la administración del presidente Donald Trump tras una inversión multimillonaria.

De acuerdo a lo que publica The Washington Post, el antídoto de J&J ya es evaluado en 60 mil estadounidenses, mientras que también será probado en Argentina y otros países de Latinoamérica y el mundo.

“La Compañía se compromete a llevar una vacuna asequible al público sin fines de lucro para su uso ante la emergencia pandémica y anticipa que los primeros lotes de la vacuna contra el COVID-19 estarán disponibles para su autorización de uso de emergencia a principios de 2021, si se demuestra seguro y eficaz”, adelanta J&J en el comunicado difundido por su página oficial y en redes sociales.

Por su parte Alex Gorsky, presidente y director del conglomerado farmacéutico, se muestra con expectativas ante los logros obtenidos en estos últimos meses y enfatiza en que conseguir la cura contra el coronavirus es la absoluta prioridad.

“Como la empresa de atención médica más grande del mundo, estamos aportando nuestras mejores mentes científicas y rigurosos estándares de seguridad, en colaboración con los reguladores, para acelerar la lucha contra esta pandemia. Este hito fundamental demuestra nuestros esfuerzos enfocados hacia una vacuna contra el COVID-19 que se basan en la colaboración y el compromiso profundo con un proceso científico sólido”, remarca Gorsky.

En tanto que Paul Stoffels, vicepresidente del Comité Ejecutivo y director científico de Johnson & Johnson, señala: “Valoramos enormemente la colaboración y el apoyo de nuestros socios científicos y las autoridades sanitarias mundiales, ya que nuestro equipo mundial de expertos trabaja incansablemente en el desarrollo de la vacuna y amplía nuestra capacidad de producción con el objetivo de entregar una vacuna para la autorización de uso de emergencia a principios de 2021”.

Ventajas

Si bien las vacunas que vienen desarrollando Moderna, Pfizer y AstraZeneca ingresaron antes en la fase 3 de pruebas, la que elabora Janssen cuenta con algunas ventajas puntuales que podrían ser determinantes a futuro.

Mientras que las otras tres muestras que se están probando en los Estados Unidos requieren una segunda inyección tres o cuatro semanas después de la primera, el laboratorio belga está testeando inicialmente con una dosis única.

Por otro lado, esta vacuna que impulsa J&J se enviará congelada pero también se podrá almacenar en forma líquida a la temperatura del refrigerador durante tres meses. Todo lo contrario a dos de sus competidoras, ya que éstas deben congelarse o mantenerse a temperaturas heladas hasta poco antes de su uso.

“Una vacuna de una sola inyección, si es segura y efectiva, tendrá ventajas logísticas sustanciales para el control de la pandemia global”, argumenta Dan Barouch, director del Centro de Investigación de Virología y Vacunas del Centro Médico Beth Israel Deaconess en Boston y asociado con J&J para desarrollar la vacuna, en declaraciones consignadas por The Washington Post.

En tercer y último lugar, la vacuna de J&J es la segunda en utilizar un enfoque de vector viral, tomando un virus inofensivo e insertando en él un gen que contiene el modelo de una parte distintiva del nuevo coronavirus.

LEER MÁS: Donald Trump arremete contra China por el coronavirus: ¿Qué castigo pide el presidente estadounidense?

Sigue a AhoraMismo en Instagram