COVID-19: ¿Se muda la temporada de la NBA a Las Vegas?

Getty Las Vegas, Nevada

Regresando al tema de la suspension de la temporada de la NBA el 11 de marzo debido a la brote del nuevo coronavirus, lo que se rumoraba en la liga era que si había alguna esperanza de volver a la acción para terminar esta temporada, tendría que suceder en un espacio cerrado, o tal vez dos espacios cerrados. Y ningún lugar puede ofrecer un ambiente acordonado más grande o eficiente que Las Vegas.

Según una propuesta que la NBA obtuvo de MGM Resorts, ya existe un plan para permitir que la liga y sus jugadores terminen la temporada en un entorno totalmente aislado.

El New York Times informó la semana pasada que MGM, que se convirtió en socio de la liga en 2018 mientras intenta expandir su huella en el juego, ha ofrecido una manera detallada para que la NBA vuelva a la cancha. Pero no sólo a la NBA, el complejo también ha hecho una propuesta similar, el Times informa, a la WNBA, Major League Soccer y la NHL.

Según el informe en el New York Times de de Kevin Draper:

MGM visualiza un campo totalmente en cuarentena, esencialmente un bloque completo del Strip de Las Vegas, donde los jugadores vivirían y jugarían cualquier horario que las ligas quisieran. A los atletas se les unirían sus familias, empleados de la liga y de los medios de difusión, así como el personal y los proveedores necesarios para servirles, con acceso a salones, spas, restaurantes y todas las otras ventajas que ofrecen los resorts (sí, incluso juegos de azar).

Los jugadores y el personal de la NBA podría quedarse en Mandalay Bay

Una idea sensata: Permitir que la liga vuelva a la acción en un lugar que se pueda mantener completamente desinfectado, con jugadores, equipos de limpieza y miembros del personal que han sido examinados y puestos en cuarentena y continuar administrando pruebas del COVID-19 durante la duración de la estancia de los equipos para garantizar la seguridad de todos.

Los jugadores y miembros del personal podrían alojarse en los tres hoteles del complejo Mandalay Bay, con 4,700 habitaciones, en el extremo sur del Strip de Las Vegas: el Mandalay Bay, el Delano y el Four Seasons. En el enorme centro de convenciones del Mandalay Bay, se podrían construir 24 canchas, 19 se podrían usar para prácticas y cinco para juegos, todos los cuales serían televisados.

MGM, según el Times, también propuso dar a la liga acceso al Thomas & Mack Center en el recinto universitario de la Universidad de Nevada Las Vegas (UNLV), donde la liga lleva a cabo su liga anual de verano.

El plan de MGM es sólo uno de varios que han surgido como posibles maneras que la liga termine la temporada 2019-20. Jugar en Disney World en Orlando es otro, así como terminar el resto del año en Alaska, donde la incidencia de COVID-19 ha sido limitada.

Los reinicios de otras ligas han fracasado

El problema, por supuesto, es que el nuevo coronavirus ha sido muy impredecible y a la NBA le preocupa que cualquier intento de reiniciar la liga abrá la posibilidad de que un jugador o miembro del personal de alguna manera lleve el virus a la localización cerrada. Eso no sólo torpedearía todo el plan, sino que también podría poner en peligro vidas.

La liga ha sido muy cautelosa sobre la reapertura dados los vergonzosos altibajos que han sucedido en la China, donde el plan original de la CBA para volver a ponerse en marcha a principios de abril fue tachado y empujado de nuevo a mayo. Pero eso tampoco parece probable.

La Liga B de Japón intentó reiniciarse a finales de marzo, pero el reinicio fue un desastre y la liga canceló su temporada. El béisbol japonés también planeó un regreso retrasado el 24 de abril, pero eso también fue retrasado a finales de mayo y podría no ocurrir hasta junio, si es que llega a suceder.

La NBA y todas las ligas deportivas de este país, están muy en sintonía con los problemas que están teniendo las ligas en otros países.

La liga y sus jugadores, sin embargo, quieren seguir manteniendo la esperanza de un regreso a los juegos. Los números no son muy claros, pero la liga puede perder alrededor de 1,000 millones de dólares si la temporada no arranca.

Teniendo en cuenta que el límite salarial —y por lo tanto, el pago que los jugadores obtengan en futuras temporadas— se basa en los ingresos, es suficiente incentivo para que los jugadores y propietarios encuentren una manera de terminar este año y rescaten tanto ingreso sea posible.

“No creo que haya nada que se pueda decir con seguridad al respecto, excepto que hay un montón de [preguntas hipotéticas]”, dijo un ejecutivo de la liga a Heavy.com (página hermana de Ahoramismo.com) anteriormente. “No se sabe cuánto tiempo va a estar este virus con nosotros, cuánto tiempo vamos a estar practicando distanciamiento social y lo que los jugadores (unión) están dispuestos a hacer para terminar la temporada. Todo lo que se puede decir con seguridad es que quieren jugar”.