Jugador de la NBA dona el resto de su salario a obras caritativas

Gettu Images Jrue Holiday hace contribución importante hacia su comunidad

Varios de los jugadores de la NBA no solamente quieren hacer una diferencia con sus equipos, hay muchos que se han convertido en voceros de justicia social en varias partes del país. Dentro de la liga, esto ha sido más prevalente durante los últimos años.

El último caso es adquirir relevancia es el del alero-base del los New Orleans Pelicans, Jrue Holiday, que una vez más se convierte en un miembro vital de su comunidad.

Jrue Holiday y su esposa anuncian oficialmente su donación

Él y su esposa, la campeona del mundo con la selección estadounidense de fútbol Lauren Holiday, anunciaron que el salario del alero/base por lo que resta de la temporada de la NBA será donado a varias obras caritativas incluyendo a emprendimientos de propietarios negros.

“Con todo lo que está pasando en el mundo, mi esposa y yo nos dimos cuenta que no estamos tan involucrados en nuestra comunidad y creemos que los debemos estar,” dijo el jugador en una entrevista con ESPN.

La cantidad que llega a alcanzar los €4.6 millones y será utilizado para establecer fondos de justicia social para ayudar a comunidades en Nueva Orleans, Indianápolis y Los Ángeles. Estas comunidades son muy importantes para los dos ya Jrue lleva siete años con los Pelicans, sus hermanos juegan con los Pacers y él y si esposa se conocieron mientras estudiaban y representaban en UCLA en sus respectivos deportes.

Todo esto fue en reacción a lo que estaba ocurriendo a nivel social en Estados Unidos por causa de la muerte de George Floyd.

“Estábamos en cama, pensando, y mi esposa dijo, ‘Creo que lo debes hacerlo, y lo puedes hacer con el resto de tu salario’. Creí que era una gran idea porque quería tener un impacto. Dios nos ha bendecido con mucho,” admitió el jugador de 30 años.

Para el jugador, no solamente se trata de dinero, es algo para mejorar su sociedad. “El ser capaces de dar nuestro dinero para ayudar más aún a esta causa negocio de propietarios negros que han sentido el impacto causado por el COVID-19, para nosotros, era el tiempo y la oportunidad perfecta,” finalizó.

Después de varios vaivenes, el jugador decidió jugar el resto de la temporada y ya se unió a su equipo en la ciudad de Orlando para ser parte de la reanudación de la competencia. Los Pelicans debutan el 30 de julio cuando enfrenten al Utah Jazz. Ahora mismo se encuentran en el décimo lugar del oeste, a tres juegos y medio de los Memphis Grizzlies por el últimos cupo para la postemporada.

Sigue a AhoraMismo en Instagram




Leer Más