El exfutbolista Thomas Beattie sale del clóset y cuenta su historia: ¿cuándo decidió revelar que es gay?

botines-futbol

Getty Images Botines de fútbol.

Cinco años después de abandonar el fútbol por una tremenda lesión, y luego de un extenso proceso de introspección para descifrar quién es realmente, Thomas Beattie salió del clóset y reconoció públicamente que es gay.

Beattie, de 33 años, dejó atrás tantos años de fingir alguien que no era y confesó su homosexualidad en un relato exclusivo a la periodista Emily Kaplan, de la cadena ESPN.

Es hora de compartir mi verdad. Gracias a todos los que me han apoyado en este viaje. Los aprecio“, anuncia Tom Beattie en su cuenta de Twitter, red social elegida para difundir la nota que ya fue replicada por los más reconocidos medios internacionales.

Con orígenes en el Hull City inglés y pasado en las ligas de Canadá y Singapur, Beattie es protagonista de una impactante narración sobre los diversos episodios que fue viviendo a lo largo de su trayectoria en el fútbol. Y en el ámbito británico se puede decir que es uno de los pioneros en la materia, ya que apenas el inglés Justin Fashanu (1990) y el estadounidense Robbie Roggers (2013) lo antecedieron al confesar sus preferencias sexuales.

De la gloria a una reflexión clave

Beattie comienza su relato recordando el día en el que sintió que debía admitir su condición sexual, que justo coincide con la gran consagración que logró en sus tiempos como futbolista.

Cuando mi club, el Warriors FC de Singapur, clasificó a la Liga de Campeones de Asia en 2005, nuestro primer encuentro se disputó en Myanmar. Había 40.000 aficionados presentes en el estadio, saltando en las tribunas. Solo el ambiente previo (con la insignia en mi camiseta, escuchar el himno de la Liga de Campeones) erizaba mi piel“, recuerda Beattie.

Y agrega: “El partido terminó definiéndose en tanda de penales y yo cobré el segundo. El trote desde la mitad de la cancha se sintió súper intimidante(…) Me dirigí hacia la izquierda del portero y anoté el gol. Ganamos ese partido, en un momento sumamente importante para mi persona y mi club“.

Sin embargo, haber tocado el cielo con las manos junto a sus compañeros de equipo no era suficiente para Beattie. “Cuando aterrizamos de regreso en Singapur, me sentía vacío“, admite.

La jornada posterior a conseguir el tan ansiado objetivo deportivo, Tom pudo aceptarse como es y ahora lo vuelve a ratificar de manera pública: “Soy muchas cosas, y una de ellas es hombre gay“.

“Mi hermosa pesadilla”

Tan solo nueve meses después de ganar el partido crucial para Warriors FC en Myanmar, Tom Beattie sufriría una grave lesión durante un partido cuando iba a buscar un cabezazo. Y ese episodio comenzaría a marcar su despedida del fútbol.

Me fracturé el cráneo, sufrí una hemorragia cerebral y mi lóbulo frontal estaba completamente destruido. Cuando abandoné el hospital tras la cirugía, me dije a mi mismo: ‘si puedo superar esto, me permitiré el tiempo y espacio para poder asumir quien realmente soy‘”, subraya el exfutbolista.

Insatisfecho a pesar del buen pasar económico que atravesaba en Singapur, Beattie se percató que era momento de dar un paso al costado de los campos de juego. “Yo llamo a esa lesión “mi hermosa pesadilla”. La belleza que emergió de esa situación fue una epifanía, en la cual entendí que ya no tenía que seguir escapando de mí mismo“, explica.

Ser gay y tener una carrera en el fútbol nunca se sintió como una opción. Todo a mi alrededor sugería que estos dos mundos eran enemigos puros, y tuve que sacrificar uno para sobrevivir”., explica Beattie, quien ahora es un “empresario en serie“,  y “vinculado con distintos negocios”.

¡Emocionante!

Sigue Real Madrid AhoraMismo en Facebook Sigue FC Barcelona AhoraMismo en Facebook


Leer Más