Consternación en la FIFA por una muerte por Covid-19: ¿por qué era recordado Ahmed Radhi?

ahmed-radhi-irak

Getty Images. Murió por coronavirus el exfutbolista Ahmed Radhi, ídolo nacional de Irak.

El coronavirus también impactó fuertemente en Medio Oriente. Irak lamenta la muerte de uno de sus ídolos deportivos: el exfutbolista Ahmed Radhi. Falleció el pasado fin de semana en la ciudad de Bagdad. Había sido diagnosticado con Covid-19.

La noticia fue confirmada por el Ministro de Deportes de la República de Irak, el exfutbolista Adnan Darjal. De acuerdo a lo notificado, Radhi había sido hospitalizado la semana pasada con síntomas compatibles a los de un contagiado por coronavirus.

El test arrojó resultado positivo, lo que obligó al paciente a permanecer internado durante tres días. Con el correr de las horas, ya dado de alta, su estado de salud desmejoró. Los síntomas regresaron con mayor intensidad. Murió a las pocas horas.

El sábado 20 de junio, en las redes sociales circuló un video que con el paso de las horas se volvería tristemente célebre. En el mismo se lo ve a Radhi en una camilla de hospital rodeado por médicos que van y vienen. Se lo aprecia flaco y pálido, visiblemente afectado por la enfermedad. “A veces, no es fácil respirar, pero es normal”.

El país entero se sumió en la consternación una vez conocida la noticia. Adhmed es uno de los ídolos deportivos de la nación. Esa idolatría se remonta al Mundial celebrado en México en el año 1986, la única participación del seleccionado iraquí en una Copa del Mundo. El recientemente fallecido anotó el único gol de su equipo en ese torneo, el único tanto del combinado nacional en la máxima competición.

En 1986, Irak consiguió clasificar por primera vez a un Mundial pese a que durante la Eliminatoria había hecho de local en terreno neutral por la Guerra con Iran. En México compartió grupo con Paraguay, Bélgica y la selección anfitriona.

En el debut, ante Paraguay en el estadio del Toluca, Radhi convirtió de cabeza tras un tiro de esquina. Pero el árbitro Edwin Picon-Ackong invalidó el tanto. Alegó que había pitado el final del primer tiempo antes de su cabezazo. La jugada es recordada como una de las grandes polémicas arbitrales de ese torneo. Irak cayó 1 a 0 ante los sudamericanos.

Días más tarde, en el mismo estadio, se sacaría las ganas de gritar un gol. Fue en la derrota ante Bélgica por 2 a 1. La participación del seleccionado asiático se cerraría ante México también con derrota por la mínima diferencia. Nunca más volverían a disputar una Copa del Mundo.

Sigue Real Madrid AhoraMismo en Facebook Sigue FC Barcelona AhoraMismo en Facebook