Flavio Donizete vendió su medalla de campeón del mundo para comprar cocaína

sao-paulo-campeon-mundial-2005

Getty Images Sao Paulo de Brasil celebra el título de campeón del Mundial de Clubes 2005, tras derrotar 1-0 al Liverpool inglés en Yokohama, Japón.

A pocos meses de cumplirse 15 años de uno de los mayores logros de su carrera futbolística, Flavio Donizete sacudió al fútbol brasileño tras confesar sus problemas con las drogas y, asimismo, revelar lo que llegó a hacer para conseguir estupefacientes en la peor etapa de su enfermedad.

Tras un 2005 de ensueño en el que formó parte de la consagración en la Copa Libertadores y la Copa Mundial de Clubes de la FIFA con Sao Paulo, Donizete fue cedido a préstamo a otros clubes menores de Brasil y en 2009 finalizó su vínculo contractual en el club paulista. Un año más tarde, en 2010, comenzaría el calvario del zaguero central con la cocaína.

Al principio la consumía con moderación, pero poco a poco empecé a perder todo. El dinero ahorrado lo gastaba en drogas. Mañana, tarde y noche consumía cocaína. No estaba sin drogas por nada del mundo. Mi hermano tenía una gran alcancía y guardaba solo billetes de 100 reales para cambiar el auto“, explica Donizete en una entrevista exclusiva con Globoesporte. Y al respecto de su inicio en las drogas, recuerda: “Cuando todos se iban a dormir, sacaba un billete y por la mañana me despertaba para comprar droga. Volvía a casa a eso de las siete de la tarde porque el dinero se me terminaba“.

Acto seguido, llega su confesión más impactante. El futbolista de 36 años, quien actualmente se encuentra sin club, llegó a vender su medalla de campeón del mundo para conseguir cocaína. “Vendí una camiseta mía del San Pablo y la medalla de campeón del mundo por 7.000 reales. Cuando recibí el dinero, lo usé casi todo en cocaína. El primer gasto fueron 1.000 reales, me lo terminé en dos días y sufrí un ataque al corazón. Estuve 13 años enganchado a la cocaína, es una enfermedad lenta, progresiva, incurable y fatal. Casi me mata. Por suerte, me pude recuperar con el amor de mi familia y hoy trabajo con alegría“.

Por fortuna, Donizete cuenta nuevamente con su medalla de campeón del mundo y las drogas ya son pasado.

Sus excompañeros de Sao Paulo no lo olvidan

A pesar de no haber tomado protagonismo durante aquellos años dorados del Sao Paulo, Donizete dejó un buen recuerdo entre sus excompañeros y fueron varios los que se acercaron a tenderle una mano en el momento más adverso de su vida.

Mineiro fue a visitarme, me habló, le expliqué la situación y me dijo que quería ayudar. Pasó un tiempo, nos trajo a Americana, donde estamos hoy. Su hermano tiene un proyecto aquí, estoy ayudando y entrenando para ver si puedo jugar durante un año, dos años“, explica Donizete sobre el enorme gesto de Mineiro, el exdelantero que anotara el gol del triunfo de Sao Paulo sobre Liverpool en Yokohama, Japón, para levantar la Copa Mundial de Clubes.

View this post on Instagram

Tbt de hoje# nosso amigo mineiro saudades..

A post shared by Cibele Amaral (@cibeleamaral05) on Mar 30, 2020 at 5:49pm PDT

Asimismo, Donizete cuenta con el aporte de otros exfutbolistas de aquella plantilla paulista. “Mineiro, Borges me ayudó mucho… Richarlyson me ayudó. Pero luego, durante este tiempo que estoy aquí, quienes me dieron más fuerza fueron Hernanes y Mineiro. Hernanes ayudó tanto con consejos como financieramente. Hace unos tres o cinco meses depositó 2 mil reales para que yo pudiera quedarme aquí en Americana. Y Mineiro me ha ayudado hasta hoy“, asegura. 

Pandemia y cambio de vida

La propagación del coronavirus en todo Brasil, uno de los países con mayor cantidad de muertes a nivel mundial, impactó de lleno en la vida de Donizete. Al igual que la casi totalidad de los futbolistas en todo el planeta, vio parada su actividad por el Covid-19 y tuvo que refundarse para seguir adelante.

Como estaba desempleado aquí, el suegro de Mineiro me pidió que trabajara en jardinería. Cuando me llama, voy. Me paga entre 80 y 90 reales por día. La cosa es traer comida dentro de la casa…“, enfatiza Donizete.

Y por último, reflexiona: “¿Sabes por qué no me quejo? Porque en el pasado solía cargar dos metros de arena para ganar 30 reales y comprar drogas. Hoy trabajo y no es poco. Trabajo con alegría, hoy lo que sea que me llames a hacer, lo hago, siempre y cuando no sea para usar drogas. El resto lo hago todo“.

Sigue Real Madrid AhoraMismo en Facebook Sigue FC Barcelona AhoraMismo en Facebook


Leer Más