Adeline Fagan: 5 cosas que debes saber sobre la doctora que falleció por COVID-19 a los 28 años

Dra. Adeline Fagan de Houston: Muere doctora de 28 años de COVID-19

Twitter Adeline Fagan

Adeline Fagan, una doctora de 28 años, murió el sábado 19 de septiembre después de contraer el COVID-19 a principios de julio. Estuvo 3 meses en la Unidad de Curas Intensivas, hasta que finalmente falleció.

Su padre, Brant Fagan, la quiso recordar así: “Nuestra preciosa hija, hermana, amiga, doctora, Adeline Marie Fagan, ha fallecido. El viernes por la noche los doctores del hospital en Houston informaron a sus padres que Fagan había sufrido una “hemorragia cerebral masiva”.

Esto es todo lo que debes saber:

  1. 1. Sus pulmones dejaron de funcionar y falleció tras un hemorragia cerebral

Fagan luchó contra el virus durante semanas, con algunos doctores probando diversas terapias respiratorias y varios medicamentos, según su familia. Como nada parecía funcionar, Fagan aceptó someterse a un tratamiento experimental. “Antes de que viéramos si el nuevo medicamento funcionaba, sus pulmones dejaron de funcionar”, dijo Maureen Fagan. Adeline fue intubada el 3 de agosto.

El día siguiente, como no respondía bien al ventilador, según contó su familia, a Adeline le pusieron un ECMO (una membrana de oxígeno extra corporal), que sirve para bombear y oxigenar la sangre para permitir al corazón y a los pulmones trabajar. Su padre, unos días antes de que su hija muriera, ya sabía que su estado era muy delicado: “El doctor nos ha dicho que los pacientes con COVID que usan ECMO pueden tener complicaciones. Puede sufrir hemorragias.”

  1. 2. Este es el relato que hizo su padre sobre sus últimos momentos

Su padre la acompañó durante el tratamiento de esta enfermedad, que tuvo triste final. Así contaba Brant cómo se apagó:

“Una enfermera vino a su habitación para una visita rutinaria y se dio cuenta de que Adeline no estaba respondiendo. Inmediatamente le hicieron una tomografía que mostró la extensión del daño. El neurocirujano nos dijo que había ‘1 posibilidad entre 1 millón’ de que sobreviviera a la operación, pero que en el caso de que lo hiciera iba a sufrir muchas secuelas en su sistema cognitivo. Y después el mundo se paró…”

  1. 3. La familia abrió una página en GoFundMe para sufragar los costes

La familia de Fagan abrió una página en GoFundMe en agosto para conseguir dinero y poder pagar las facturas del hospital.

Su padre, Brant Fagan, quiso dar las gracias a todos los que dieron apoyo a su hija y donaron dinero para la campaña, que recientemente sobrepasó los 150.000 dólares. Dijo: “Queremos dar las gracias a todos los que han apoyado a Adeline en estos tiempos tan difíciles. Todos nos disteis ánimo, orando y llorando. La cantidad de gente que se preocupó por nosotros nos dio fuerza. Hasta en los tiempos más oscuros, hay siempre buena gente que te da una parte de ellos para que estés mejor.”

4. Fagan estaba empezando su segundo año de residencia & había trabajado con pacientes con COVID-19

Twitter

Fagan vivía en Houston y estaba empezando su segundo año de residencia cuando contrajo el COVID-19, según escribió su hermana Maureen Fagan en la página en la que recaudaba fondos.

Explicó que Fagan ayudaba a traer bebés al mundo, pero que en estos últimos tiempos estaba trabajando en turnos de 12 horas para tratar a pacientes con COVID-19. La noche del 8 de julio, su hermana escribió: “Se empezó a sentir mal. Empezó a sufrir síntomas de fiebre intensa que aumentaron durante la semana que estuvo en el hospital.”

Maureen Fagan también vive y trabaja en Houston, en el consultorio de un médico, y las dos hermanas compartían apartamento, según reportó Syracuse.com. Al ser hospitalizada, sus padres volaron a Texas: “Como somos de Syracuse, NY, nuestros padres tuvieron que venir hasta aquí para Adeline y para dar apoyo a nuestra familia. Mientras que mi padre puede trabajar virtualmente, mi madre no puede”, explicó en la página de GoFundMe.

5. Fagan nació en New York y quería ser doctora desde pequeña

Facebook

Según Syracuse.com, Fagan soñaba con ser doctora desde que era muy pequeña. Nació en Lafayette, New York, en el sur de Syracuse, y asistió a la Bishop Ludden High School, donde fue elegida delegada de la clase. También había jugado a lacrosse en el equipo universitario.

Su familia contó que era una excelente estudiante, hecho que le permitió entrar en la Universidad de St. Joseph en Philadelphia y después en la escuela médica de Buffalo. También había viajado mucho durante sus años de estudios para ganar experiencia y ayudar a los otros. Hizo tres viajes con fines médicos a Haiti. Maureen Fagan dijo: “Era una persona muy sociable que siempre quería ayudar a los otros.”

Su hermana también explicó a Syracuse.com que Fagan amaba ser doctora, especialmente le gustaba traer bebés al mundo: “Siempre iba al trabajo con una sonrisa en la cara, aunque tuviera un turno de 12 o de 16 horas por delante.”

El 20 de septiembre, el indicador de CDC contabilizaba 703 profesionales de la salud muertos por coronavirus hasta la fecha.

LEE LA NOTICIA ORIGINAL EN HEAVY.COM

¡