El voto por correo tiene ‘nervioso’ al presidente Donald Trump

Presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Getty Images Presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La votación por correo es un tema que ha despertado controversia en la carrera por ganar las elecciones presidenciales este 3 de noviembre, pues entre más se propaga la pandemia del coronavirus por los Estados Unidos, más personas están considerando participar de los comicios a través del voto por correo, frente a la preocupación que les genera el contagio del virus, al acudir presencialmente a las urnas establecidas para sufragar.

Sin embargo, el presidente republicano, desde que se dio paso a esta alternativa de participación electoral, en momentos tan críticos que vive el mundo, y en especial los Estados Unidos que ha sido uno de los países con más muertes y contagios, se rehúsa a aceptarlo, alegando que es una forma de darle cabida a acciones fraudulentas, que permiten la manipulación de los resultados. “No queremos que nadie vote por correo”. Fueron unas de las frases con las que el presidente candidato alentó a sus seguidores en el pasado mes de mayo.

En el día de ayer, el jefe de la Casa Blanca, aspirante a la reelección, volvió a poner en tela de juicio la trasparencia del voto por papeleta, sin embargo, hasta el momento no ha demostrado con argumentos y pruebas sólidas, la vulnerabilidad de este sistema, y por el contrario sigue lanzando expresiones desesperadas, como ¡detengan la locura de las papeletas!

“¡Detengan la locura de las papeletas! – Trump”

Por medio de su cuenta de Twitter el presidente escribió “Debido a la enorme cantidad sin precedentes de papeletas no solicitadas que se enviarán a los ‘votantes’ o adónde sea, este año, el resultado de las elecciones del 3 de noviembre NUNCA SE DETERMINARÁ CON PRECISIÓN, que es lo que algunos quieren ¡Detengan la Locura de las Papeletas!”.

Así mismo Donald Trump viene incitando a sus simpatizantes a que voten dos veces en las elecciones del 3 de noviembre, para que así tengan la certeza de que su voto sea contabilizado. Dijo el presidente que los ciudadanos deberían votar primero por correo, si su estado se los permite, y luego el día de las elecciones acudir a su mesa de votación para asegurarse de que su voto llegó, y de no ser así, votar nuevamente. “Ahora se aseguran de que su preciado voto ha sido contado”, escribió en Twitter.

De otro lado, los electores del candidato demócrata Joe Biden, están recibiendo las papeletas para votar por correo, en una cifra mucho más alta de lo que lo están haciendo los electores republicanos, según datos de elecciones estatales y locales más recientes, lo que ha desencadenado que se prendan las alarmas en el partido de la campaña republicana, debido a que les preocupa que de seguir la ola de contagios por coronavirus en el país, para el mes de noviembre los demócratas, ya hayan acumulado una cifra muy importante de votos, y que sea significativa para ganar la contienda electoral.

De otro lado, los expertos en medio de toda esta polémica, el pasado mes advirtieron que el mayor peligro puede provenir de una ola de desinformación por parte de los adversarios del país, horas después que las urnas se cierren en toda la nación. Para la revista Science Advances “la votación por correo no traería caos al proceso electoral estadounidense y podría, de hecho, aumentar la participación”.

Finalmente, la controversia se ha hecho extensible a las redes sociales, como Twitter, que de nuevo marca una publicación del presidente Trump acerca del voto por correo, como advertencia de una publicación con posible mensaje de desinformación.

“las papeletas no solicitadas son incontrolables, abren totalmente a una interferencia electoral por parte de países extranjeros y llevarán a un caos y confusión masivos”. Escribió el mandatario.

La red social Twitter, en respuesta a este mensaje, incluyó una verificación de hechos, junto a un enlace que dice “Aprenda como votar por correo es seguro”. Igualmente, la red social marco varios de los mensajes del presidente en los cuales incitó a votar dos veces, como un acto ilegal.

Así, lo cierto es que el candidato republicano no deja de manifestar toda la desconfianza que le genera votar por correo, y sus ataques a esta modalidad electoral no cesa, y en las últimas horas no ha dejado de twittear en contra de este ‘nuevo’ modelo.