En Texas entra en vigor ley restrictiva contra el aborto ¿Qué dijo Biden?

Activistas pro-aborto que apoyan el acceso legal al aborto protestan durante una manifestación frente a la Corte Suprema de los Estados Unidos en Washington, DC, el 4 de marzo de 2020

Getty Images Activistas pro-aborto que apoyan el acceso legal al aborto protestan durante una manifestación frente a la Corte Suprema de los Estados Unidos en Washington, DC, el 4 de marzo de 2020

Durante el miércoles 1 de septiembre a medianoche, en el estado de Texas, entró en vigor la Ley antiaborto, una de las más estrictas de los Estados Unidos.

La decisión se da luego de que las clínicas del estado solicitaran de manera urgente la intervención del Tribunal Supremo estadounidense para que detuvieran el fallo, organismo que no hizo ningún pronunciamiento al respecto.

“La Corte Suprema no ha respondido a nuestra solicitud de emergencia para bloquear la nueva prohibición radical del aborto de seis semanas de Texas, la SB8. La ley ahora entra en vigor. El acceso a casi todos los abortos acaba de ser cortado para millones de personas. El impacto será inmediato y devastador”, tuiteó la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) durante la madrugada.

Esta ley estipula que las gestantes no pueden interrumpir su embarazo una vez se detecten los latidos del corazón del feto, una manifestación de vida que suele darse a partir de las seis semanas de embarazo.

Así mismo, dentro de la norma se le otorgó a cualquier ciudadano el derecho a presentar demandas civiles en contra de cualquier persona que facilite o ayude a una mujer a realizarse un aborto sin excepción alguna, dejando claro que en el estado de Texas queda totalmente prohibido el aborto.

“Esta ley abre un sistema de recompensas, una especie de sistema vigilante que puede cuestionar a cualquiera que apoye el acceso al aborto”, sostuvo Amy Hagstrom Miller, directora ejecutiva de Whole Woman’s Health en la ciudad de Fort Worth, Texas.

El fallo del tribunal

El Tribunal Supremo de Estados Unidos rechazó este jueves (02.09.2021) bloquear la controvertida ley que prohíbe el aborto a partir de las seis semanas de gestación, y con un resultado ajustado de cinco votos contra cuatro del total de sus nueve miembros, no se opuso a su decreto. Por el contrario, señaló que eran “cuestiones de procedimiento complejas y nuevas”.



El magistrado John Robert, un conservador moderado, y presidente del máximo tribunal, junto a otros tres magistrados progresistas, intentaron poner freno a la norma, pero perdieron la votación frente a la mayoría de los conservadores. Según informó France24, el magistrado Robert señaló que a pesar de que la mayoría de los jueces negaron la solicitud de bloqueo, “la orden de la Corte es enfática al dejar en claro que no puede entenderse que respalda la constitucionalidad de la ley en cuestión”.

Entre tanto, la jueza Sonia Sotomayor dentro de la línea progresista, no se guardó en decir que la decisión no dejaba de ser “asombrosa”, y acuso a los demás miembros del tribunal de “esconder la cabeza bajo la tierra” ante una ley “imaginada para impedir que las mujeres ejerzan sus derechos constitucionales”.

“La orden de la Corte es asombrosa. Ante una solicitud para prohibir una ley flagrantemente inconstitucional diseñada para que las mujeres no puedan ejercer sus derechos constitucionales y evadir el escrutinio judicial, la mayoría de los jueces han optado por esconder la cabeza bajo la arena. Anoche, la Corte silenciosamente asintió la promulgación estatal de una ley que incumple con casi 50 años de precedentes federales”, escribió la togada Sonia Sotomayor en su disenso

De otro lado, las clínicas que prestan sus servicios de interrupción del embarazo advirtieron de que esta ley “reduce inmediata y catastróficamente el acceso al aborto en Texas, prohibiendo cuidados a al menos el 85% de los pacientes” que requieren de una intervención de este tipo en Texas.

Consecuencia de la nueva ley, muchos de estos establecimientos dijeron que se verán obligados a cerrar sus instalaciones. Así lo dejo claro La clínica Whole Woman´s Health, una de las firmantes de la solicitud de intervención de la Corte Suprema, la cual escribió en su cuenta de Twitter que estuvo ofreciendo cuidados hasta la medianoche del martes para las demandas de aborto que surgieron antes de la promulgación de la ley del estado.

“A las 10 de la noche, eran 27 los pacientes en la sala de espera. El último aborto se terminó cuatro minutos antes de la entrada en vigor de la ley”. Nuestro personal clínico vio a pacientes hasta las 23:56, justo tres minutos antes de que la prohibición del aborto entrara en vigor en Texas”, tuiteó.

Cabe anotar, que anteriormente 12 estados habían aprobado leyes equivalentes a la institucionalizada ahora por Texas, pero que todas ellas fueron derogadas en los tribunales por ser violatorias de la jurisprudencia de la Corte Suprema. En el emblemático caso Roe v. Wade de 1973, la Corte determinó que las mujeres tenían el derecho constitucional a tener un aborto. Sin embargo, Texas al redactar de una manera distinta su ley, deja fuera de toda intervención a las autoridades, a quienes no les corresponde hacerla cumplir, sino que por el contrario deja exclusivamente en manos de los ciudadanos denunciar el aborto, informó El País.

El presidente defenderá el aborto como un derecho

Según DW, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se pronunció frente a la ley antiaborto en Texas, y dijo que defenderá el derecho de las mujeres, acusando la norma como una ley que “viola descaradamente el derecho constitucional”.

“Esta ley radical de Texas viola descaradamente el derecho constitucional establecido en el Roe v. Wade y mantenido como precedente durante casi medio siglo”, señaló el mandatario, refiriéndose al histórico fallo de la Corte Suprema de 1973 que estableció el derecho al aborto en Estados Unidos hasta los seis meses de gestación. “Protegeremos y defenderemos” este derecho, subrayó.

Finalmente, el presidente Biden criticó que la ley va “a complicar enormemente el acceso de las mujeres a los servicios de salud que necesitan, especialmente en comunidades de color o de menores recursos”. Además, cuestionó que “de manera escandalosa, delega en los ciudadanos particulares la persecución de quien pueda ayudar a las mujeres a abortar”.

LEER MÁS: Google celebra a Rudolf Weigl: inventor de la primera vacuna contra el tifus


Comment Here
Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax
()
x