Autoridades federales lanzan alerta para proteger a niños del COVID: ¿Qué piden?

Qué cuidados hay que tener en cuenta con los niños en el regreso a clases por el COVID?

Getty Images Autoridades federales lanzan alerta para proteger a niños contra el COVID

Faltan pocas semanas para que millones de niños en Estados Unidos regresen a las escuelas, en el que será el año escolar 2021-2022, y en medio del aumento de casos de COVID nuevamente en el país, las autoridades federales lanzaron una alerta, con una serie de recomendaciones para que se mantenga la seguridad en los centros educativos y se proteja a los niños contra el coronavirus.

A través de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), las autoridades federales de salud hicieron un llamado urgente al personal escolar, al igual que a maestros y padres de familia para que sigan una serie de recomendaciones básicas que puedan garantizar el bienestar de todas las comunidades educativas.

Los CDC emitieron un comunicado, donde advirtieron que urge que en medio de las labores de planeación que están haciendo las escuelas para el regreso a clases en septiembre, se consideren medidas que promuevan la salud y el bienestar de los estudiantes y el personal.

Como detalle importante, más allá de las normas básicas de prevención contra el COVID-19, los CDC hicieron hencapié en la necesidad de tomar con mucha seriedad el tema de la salud mental de niños y maestros, lo que será uno de los principales retos que no puede descuidarse.

“Esta temporada de regreso a la escuela no se parece a ninguna otra. Las escuelas deben estar preparadas para proteger a los niños del COVID-19, al mismo tiempo que abordan una amplia gama de otros desafíos relacionados con la pandemia que enfrentan los estudiantes que regresan”, aseguró la directora de los CDC, Rochelle P. Walensky. “Además de mantener a los estudiantes a salvo del COVID-19, se deberá proporcionar entornos escolares seguros y de apoyo para promover el bienestar y la recuperación de los estudiantes”.

Dentro de la lista de principales recomendaciones a tener en cuenta, los CDC citaron estos puntos, donde mencionan un plan robusto que incluye medidas de prevención, planes de vacunación y programas de apoyo mental, entre otros:

-Tómate el COVID-19 en serio: Los estudiantes se benefician del aprendizaje en persona y regresar de manera segura a la instrucción en persona en el otoño de 2021 es una prioridad.

-La salud mental es importante para el proceso de aprendizaje. Los datos de los CDC muestran que la pandemia ha creado un estrés y un trauma significativos para los niños, los adolescentes y las familias. Las escuelas pueden ayudar a promover el bienestar de los estudiantes con estrategias de los CDC basadas en la evidencia, como establecer entornos escolares seguros y de apoyo y derivar a los estudiantes a los servicios de salud mental y física adecuados.

-Las vacunas de rutina salvan vidas. Recibir las vacunas necesarias puede ayudar a proteger a los niños y adolescentes a medida que crecen hasta la edad adulta.
-Asegurarse que los niños se vacunen es una de las cosas más importantes que pueden hacer los padres.

-Lavarse las manos detiene los gérmenes. Lavarse las manos con agua y jabón es una de las mejores formas de eliminar los gérmenes, evitar enfermarse y prevenir la propagación de resfriados, gripe y otras enfermedades a otras personas.

-Comer bien, manteerse activo y dormir lo suficiente. Asegúrese de que los niños beban mucha agua, limite las bebidas azucaradas y practiquen una alimentación saludable en el hogar y la escuela, para ayudar a lograr y mantener un peso saludable y apoyar el desarrollo cerebral y el crecimiento saludable.

-También es importante ayudar a los niños a obtener los 60 minutos o más recomendados de actividad física diaria, así como la cantidad adecuada de sueño todas las noches. Los adolescentes necesitan al menos 8 horas de sueño por noche; los estudiantes más jóvenes necesitan al menos 9 horas.

-Promover el no uso de tabaco. El uso de cualquier producto de tabaco por parte de los jóvenes no es seguro. Los cigarrillos electrónicos son el producto de tabaco más utilizado entre los estudiantes de secundaria y preparatoria de EE.UU. Sin embargo, los jóvenes también informan que consumen cigarrillos, puros, tabaco sin humo y otros productos de tabaco. Los productos de tabaco contienen nicotina que es altamente adictiva y puede dañar el cerebro adolescente en desarrollo, específicamente las áreas del cerebro que son responsables del aprendizaje, la memoria y la atención. Si necesita ayuda para dejar de fumar, puede hablar con su proveedor de atención médica o visitar CDC.gov/quit.

-Ayudar a los niños con necesidades especiales de atención médica. La pandemia puede presentar desafíos únicos para los niños con necesidades especiales de atención médica. Los CDC tienen consejos para ayudar a estos niños a hacer la transición de regreso al salón de clases.


Comment Here
Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax
()
x