¿Cuál fue el mensaje del Papa Francisco para las suegras?

El Papa Francisco bendice durante una audiencia a los Peregrinos de la Diócesis de Lodz el 28 de abril de 2022 en la sala Paul-VI del Vaticano.

Getty El Papa Francisco bendice durante una audiencia a los Peregrinos de la Diócesis de Lodz el 28 de abril de 2022 en la sala Paul-VI del Vaticano.

Durante el miércoles 27 de abril, desde la plaza de San Pedro en la ciudad del Vaticano, en la audiencia papal, Francisco pidió un trato mejor de las nueras hacia sus suegras, pero pidió a las u¡últimas ¡tener quieta la lengua y dejar el chisme!

Durante la alocución semanal a sus fieles, Bergoglio basó su catequesis en el libro de Ruth, cuya parábola invita a tener buenas relaciones familiares, cuyo contenido aborda las relaciones de parentesco que se forman con el vínculo del matrimonio, mencionando el polémico y mítico tema de las malas relaciones entre suegras y nueras.

“Yo no diría que a las suegras se las ve como si fueran el diablo, pero es cierto que se las trata peyorativamente. Pero la suegra es la madre de tu marido y la madre de tu mujer”, recalcó. “Decimos que la suegra, cuanto más lejos esté, mejor. Pero no, es madre, es una anciana. Una de las cosas más bonitas para una mujer es tener nietos. Cuando los hijos tienen niños, ella vuelve a vivir”, continuó el Papa argentino, de 85 años. 

Jorge Bergoglio también hizo una advertencia a las nueras. “Cuiden sus relaciones con sus suegras. A veces son un poco especiales, pero han dado nacimiento a su cónyuge”, comentó.

Sin embargo, el papa fue benevolente con las nueras, y a las suegras les hizo un llamado de atención. El máximo jerarca de la iglesia católica pidió a las suegras corregir esas conductas erradas que impiden tener una vida armoniosa con las esposas de sus hijos.

El pontífice les aconsejó a las nueras ayudar a las madres de sus esposos a corregir todos aquellos defectos que impiden tener un hogar en armonía. Y a las suegras les habló en tono muy serio y fuerte para que no hablaran demás.

“Y si tienen algún defecto hay que ayudarlas a corregirse. También a vosotras suegras os digo: estad atentas a la lengua, porque la lengua es uno de los pecados más malos de las suegras, estad atentas”. Dijo el papa.

Francisco, les recordó a suegras y nueras, como Ruth, fue considerada y respetuosa de su suegra anciana, Noemí, a quien luego de morir su esposo, no fue capaz de abandonarla y por el contrario la acogió como parte de su familia.

Según ABC, en esta historia, “la joven Rut demuestra ser capaz de volver a entusiasmar a la anciana Noemí, y esta recupera la fuerza para hacer que en la joven renazca una nueva esperanza de futuro”.

Un llamado de atención a la juventud: “respeto a los ancianos”

El papa también se dirigió a los jóvenes, exhortándolos a un trato mejor hacia la población madura y de adultos mayores.

De acuerdo con InfoBae citando a Vatican, Francisco aseguró que es “un pecado grave” considerar a los ancianos “un desecho” y que hay que “protegerlos, honrarlos y darles dignidad” y no dejarles solos.

“Si los jóvenes se abren a la gratitud por lo recibido y los ancianos toman la iniciativa de relanzar su futuro, ¡nada podrá detener el florecimiento de las bendiciones de Dios entre los pueblos! Por favor, que los jóvenes hablen con los abuelos, que los jóvenes hablen con los ancianos, que los ancianos hablen con los jóvenes. Este puente debemos restablecerlo fuerte, hay ahí una corriente de salvación, de felicidad”.

De hecho, el papa pidió a los padres que siempre acerquen a sus hijos a los ancianos, “incluso cuando estén enfermos o no muy bien de la cabeza” y que “si no hay otra posibilidad que llevarlos a las residencias” que se vaya siempre a visitarlos.

“Son el honor de nuestra civilización y los hijos a veces se olvidan de ello (…) Pensar que son un desperdicio es un pecado grave”, indicó Francisco.

Además, Francisco reprochó a los jóvenes el maltrato a cualquier anciano que no haga parte de su familia. Enfatizo en que no solo se debe honrar a padre y madre, si no que cualquier adulto mayor sin importar su condición merece un trato digno.

“Cuando la debilidad es reprendida, e incluso castigada, como si fuera una culpa. Cuando el desconcierto y la confusión se convierten en una apertura para la burla y la agresividad. Puede ocurrir incluso en el hogar, en residencias de ancianos, así como en oficinas o en los espacios abiertos de la ciudad. Fomentar en los jóvenes, aunque sea indirectamente, una actitud de condescendencia –e incluso de desprecio– hacia los ancianos, sus debilidades y sus precariedades, produce cosas horribles”.

Según InfoBae, el papa puso el ejemplo de algunos sucesos en los que chicos han quemado la manta que cubría a un vagabundo, “porque lo veían como un desecho humano” pero agregó que esto es sólo “la punta del iceberg, es decir, del desprecio por una vida que, lejos de las atracciones y de las pulsiones de la juventud, aparece ya como una vida de descarte”.

El Papa pidió por Ucrania

El pontífice también aprovechó para pedir oración por la paz entre Ucrania y Rusia, y por la paz en cualquier lugar que estuviera en conflicto. Pidió a los lideres políticos del mundo hacer que se silencien las armas.

“La agresión armada de estos días, como toda guerra, representa un ultraje a Dios, una traición blasfema del Señor de la Pascua, un preferir el falso dios de este mundo a su rostro manso. Siempre la guerra es una acción humana para llevar a la idolatría del poder”, dijo el pontífice.

“Os pido que perseveréis en la oración incesante por la paz. Silencien las armas, para que quienes tienen el poder de detener la guerra escuchen el grito de paz de toda la humanidad. La paz que Jesús nos da en la Pascua no es la paz que sigue las estrategias del mundo, que cree poder obtenerla mediante la fuerza, la conquista y las diversas formas de imposición. Esta paz, en realidad, es sólo un intervalo entre guerras”, aseveró Francisco durante la audiencia general del miércoles, previa al Triduo Pascual.

Finalmente, es de señalar que toda la audiencia papal, Francisco la dirigió desde su silla, <a explicando a sus fieles que padecía un dolor de rodilla que le impedía estar de pie, y el cual le había obligado a cancelar varios de sus compromisos.

Al iniciar su alocución, el papa dijo: “Pido disculpas porque los voy a saludar sentado, esta rodilla no termina de sanar y no puedo permanecer de pie mucho tiempo”, declaró el pontífice en la audiencia en la Plaza San Pedro.

LEER MÁS: Adrià Pedrosa responde al interés del Barça ¿Qué dijo?

Comment Here
Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax
()
x