Habló el padre de Salvador Ramos: ¿Qué dijo sobre el asesino de Texas?

salvador-ramos-padre-masacre-texas

Getty Images Habló Salvador Ramos, el padre del asesino de Texas, dijo que jamás pensó en que su hijo haría lo que hizo. (Imagen ilustrativa)

Tres días después de la masacre de Uvalde, Texas, que dejó un total de 21 muertos -19 estudiantes y dos docentes de la escuela primaria Robb-, habló por primera vez el padre de Salvador Ramos, tirador que disparó contra sus víctimas sin remordimiento y compartió parte de su armamento a través de su cuenta de Instagram.

Salvador Ramos padre, de 42 años, dijo: “Solo quiero que la gente sepa que lo siento, hombre, [por] lo que hizo mi hijo”.

“Nunca esperé que mi hijo hiciera algo así”, agregó Ramos, durante una entrevista para The Daily Beast. Y lamentó las pérdidas humanas a causa del brutal ataque de su hijo: “Debería haberme matado, ya sabes, en lugar de hacerle algo así a alguien”.

Su hijo, también llamado Salvador, le disparó a su abuela en la cara el martes y se escapó con su automóvil, antes de estrellarse contra una zanja afuera de Robb Elementary y abrir fuego contra un salón de clases de cuarto grado.

El adolescente, cuyo ataque se ha cobrado la vida de al menos 19 niños pequeños y dos adultos, murió en el lugar.

Video de advertencia

Ahoramismo

Ramos padre se encontraba en el trabajo el día del tiroteo en Uvalde, y se enteró por el llamado de su propia madre

Según contó al citado medio, Ramos padre estaba en el trabajo el día del tiroteo y fue notificado de lo acontecido por su madre, que lo llamó para contárselo. Presa del pánico, la mujer comenzó a llamar a la cárcel local y les preguntó si su hijo estaba allí, precisó.

“Mataron a mi bebé”, lamentó el hombre y señaló: “Nunca volveré a ver a mi hijo, al igual que ellos no verán a sus hijos. Y eso me duele”.

A pesar de la espantosa masacre que llevó a cabo el martes, Ramos insistió en que su hijo era “una buena persona” que se “pegaba a sí mismo”. Y aseguró no tener idea de por qué su hijo se volvió tan violento o por qué eligió atacar la escuela.

No obstante, Ramos notó un cambio en su hijo en los últimos meses, debido a que compró un par de guantes de boxeo y comenzó a probar en un parque local. “Le dije, ‘Mijo, un día alguien te va a patear el trasero'”, recordó Ramos. “Empecé a ver diferentes cambios en él así”, enfatizó.

Según los informes, el joven Ramos tenía una mala relación con su madre y había abandonado la escuela secundaria antes de graduarse este año

Según revela The Daily Beast, el medio obtuvo la nota con Ramos padre y lo entrevistó en el porche de la casa de su novia al este de Uvalde, donde vive desde hace varios años. La casa y los arbustos adornados con serpentinas azules y blancas para un estudiante de último año que se graduaba le daban un contexto desolador al esperado relato.

El joven Ramos tenía una mala relación con su madre y había abandonado la escuela secundaria antes de graduarse este año, según reportaron las autoridades locales.

Su padre admitió que no había pasado mucho tiempo con él últimamente porque estaba empleado fuera de Uvalde —cava hoyos alrededor de los postes de luz para inspeccionarlos-, sumado a la pandemia de COVID-19.

Su propia madre sufría de cáncer, dijo Ramos, y él no podía arriesgarse a estar expuesto al coronavirus. Agregó que su hijo se frustró con las precauciones de COVID hace aproximadamente un mes y se negó a hablar con él. Ramos no veía a su hijo desde entonces, contó.

“Mi mamá me dice que probablemente él también me hubiera disparado, porque siempre decía que no lo amaba”, le dijo a The Daily Beast.

Ramos también criticó a la madre del niño, Adriana Reyes, por no comprarle más útiles escolares y ropa. Dijo que su hijo fue acosado en la escuela por usar los mismos jeans altos todos los días, y que esa fue la razón por la que finalmente abandonó los estudios. Sus intentos por comunicarse con Reyes para hacer comentarios esta semana no tuvieron éxito, le confirmó al citado medio.

El abuelo del acusado, por su parte, dijo el jueves que su hija, la madre del sospechoso, se “siente mal por todos”, pero agregó: “Ella también perdió a su hijo”.

Rolando Reyes habló brevemente con Fox News Digital afuera de su casa en Uvalde, Texas, dos días después de que su nieto asesinara a 19 estudiantes y dos maestros en la escuela primaria Robb.

Adriana Reyes, la madre del joven Ramos afirmó el jueves que su hijo “no era un monstruo”, aunque reconoció que sí podía llegar a ser “agresivo”.

“A veces tenía una sensación incómoda, como ‘¿qué estás haciendo?’”, relató Reyes en una entrevista desde su propia casa a la cadena ABC News.

“Podía llegar a ser agresivo si realmente se enfadaba. Todos tenemos rabia, pero algunas personas tienen más que otras”, afirmó.

LEER MÁS: Alarmante dato de la industria de armas el día después del tiroteo de Texas

Sigue a AhoraMismo en Instagram

Comment Here
Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax
()
x