Niño de ocho años enciende colchón en llamas para escapar el maltrato de sus padres

Oficina del Sheriff del Condado de Pasco Kelley y Daniel Davis son acusados de encerrar a su hijo de 8 años en un dormitorio durante la mayor parte de los últimos 7 meses.

Un niño de ocho años en Spring Hill, Florida, que había estado encerrado en un dormitorio durante la mayor parte de los últimos siete meses sin electricidad o luz natural, inició un incendio con la única cosa de su habitación, un colchón, en un esfuerzo por escapar.

La declaración de arresto dice que el 5 de octubre, el niño inició el incendio para “intentar escapar de la habitación en la que estaba encerrado”.

Según Chris Nocco, el alguacil del condado de Pasco, los trabajadores de emergencia llegaron a la escena y descubrieron una habitación donde los padres del niño lo habían mantenido desde el 1 de marzo. Aunque Nocco no confirmó quiénes eran los padres del niño en la conferencia de medios, citando la ley de Marsey, la declaración jurada del arresto dice que el niño era hijo de Daniel Andrew Davis, de 37 años, y Kelley Lynne Davis, de 36 años, quienes tenían otros cinco niños viviendo en el hogar, todas niñas, que varían en edades, desde un bebé hasta diez años.

Según la oficina del sheriff del condado de Pasco, uno de las niñas le deslizó una caja de cerillas por debajo de la puerta.

Daniel Davis admitió que los perros de la familia vivían en mejores condiciones que el niño de 8 años, cuya habitación estaba cubierta de heces y orina

Durante la conferencia de prensa, el detective Randall Jones dijo que los Davis admitieron que encerraban al niño en la habitación cuando se comportaba mal y durante 11 a 12 horas por noche.

El informe del arresto, dice que la única manera de abrir la puerta del dormitorio era desde el exterior con una llave, y había un cerrojo con cadena en el exterior de la puerta así como una tabla sobre el marco de la puerta para que el niño no pudiera salir.

La declaración jurada dice que la ventana del dormitorio estaba cubierta por otra tabla que estaba atornillada a la pared. El ventilador de techo no tenía bombillas y la cuerda para tirar para ajustar la velocidad del ventilador estaba ausente, pero eso es discutible porque según Nocco, los Davis habían volteado el interruptor a esa habitación para que el niño no tuviera electricidad o luz disponible.

Los únicos artículos en la habitación eran un colchón y una manta, según los documentos del tribunal.

Nocco dijo: “no solo era un castigo físico que estaba ocurriendo allí, sino que el [abuso] psicológico que este niño soportó es absolutamente horrendo”.

Según Jones, el papá, Daniel Davis, admitió que el perro vivía mejor que su hijo.

Jones dijo, “durante mi entrevista con Daniel admitió libremente que los perros en esa casa vivían en mejores condiciones que el niño, y eso dice mucho sobre la mentalidad de la gente arrestada por este crimen —libremente admitió sin vacilación — que los perros de esa casa disfrutan de más libertad y mejores condiciones de vida”.

La oficina del sheriff dijo que los otros niños tenían juguetes pero el niño no tenía juguetes en el hogar

La Oficina del Sheriff del Condado de Pasco dijo que los otros niños en la vivienda tenían juguetes pero el niño no

Oficina del Sheriff del Condado de Pasco Fotos del dormitorio del niño de 8 años.


Mientras los Davis mantenían a su hijo encerrado en un dormitorio la mayoría del tiempo con solo un colchón y una almohada, sus hijas “no fueron tratadas de la manera descrita”, según el afidávit del arresto.

Según Jones, “la víctima “fue tratada de manera diferente” que los demás niños en el hogar. Jones dijo que Daniel Davis trató de explicar “ciertas personalidades que no le gustaban de el niño”.

Jones dijo: “durante la investigación, era obvio que había una diferencia en la forma en que lo trataban. Parte de eso era que no había un juguete en la casa” que pertenecía al niño. Pero Jones dijo que habían varios juguetes alrededor de la casa para los otros niños.

Nocco dijo que su agencia había sido llamada a la localidad en un pasado reciente, pero los oficiales no vieron ninguna señal de abuso porque no entraron a la casa. Nocco dijo el “26 de agosto de este año, un vecino llamó la oficina del sheriff de Pasco porque el niño fue visto rebuscando sin supervisión en un refrigerador que estaba en el garaje”.

Según el sheriff, Daniel Davis estaba hablando con el oficial que respondió a la llamada sobre su hijo, diciendo que el niño tenía problemas de comportamiento y que había posibles problemas de salud mental, pero en ese momento el agente no sospechó abuso o negligencia del niño de 8 años acusado de tratar de robar alimentos a un vecino.

Nocco también dijo que piensa que los otros niños sufren de Síndrome de Estocolmo, definido por Healthline como “una respuesta psicológica. Ocurre cuando los rehenes o las víctimas de abuso desarrollan un vinculo con sus captores o abusadores”.

Dijo que piensa que porque los otros niños parecían normales cuando los oficiales estaban a su alrededor y que eran muy jóvenes probablemente no se dieron cuenta de que la manera en que el hermano estaba siendo tratado no era normal. Nocco dijo a los periodistas que los niños eran educados en casa y rara vez abandonaban el hogar.

Kelley y Daniel Davis fueron arrestados y acusados de un cargo de abuso infantil agravado. Los otros niños fueron sacados de la casa bajo custodia protectora.

Esta es la versión original de la historia en Heavy.com