Chicago: Niño de 7 años muere de un disparo en la cabeza

Jeremiah Moore, niño de siete años, muere de un disparo en la cabeza

Getty Images (ilustración) Jeremiah Moore, niño de siete años, muere de un disparo en la cabeza.

Un niño de siete años murió de un disparo en la cabeza en el este de Chicago, Indiana. El crimen se produjo el martes en horas de la mañana cuando el menor viajaba en el auto familiar.

Jeremiah Moore iba dormido cuando le dispararon desde otro auto. La bala entró en su cabeza, tal como lo confirmó uno de los tíos del menor. La familia se apuró para llegar al St Catherine Hospital y dar atención a la criatura, que estaba perdiendo sangre y yacía inconsciente en el interior de la VAN familiar.

El tiroteo tuvo lugar cerca de las 11:15 en el cruce de avenidas Pensylvania y Block, en el este de Chicago. Jeremiah fue declarado muerto a la 1:30, tal como lo precisó el médico forense de la oficina de policía del condado de Lake.

Un niño amante de los videojuegos

El diario The Chicago Tribune recoge el testimonio de los familiares del Jeremiah Moore. Por caso, el que habló fue su tío, Bey.

“Era un niño que maravilloso. Amaba los videojuegos, amaba su PlayStation y jugar al Fortnite”, dijo el tío.

El tío, además, confirmó que la familia de Moore había participado de marchas en protesta contra la muerte de niños por violencia armada.

Jeremiah Moore también era un amante de de los deportes, en especial del fútbol americano.

El contexto de la muerte

La familia de Moore regresaba a su casa tras visitar a su abuela en otra zona de Chicago. En ese contexto se produjo el asesinato del niño de 7 años.

En un momento, la familia se detuvo a cargar gasolina. Fue ahí cuando percibieron que los seguía un Dodge Charge de color rojo. No le dieron demasiada importancia.

La VAN familiar avanzaría unos metros más. En determinado momento, el Dodge Charge les cortó el paso. Alguien disparó desde el interior del auto.

El auto desde donde surgió el disparo se alejó y no fue perseguido por ningún móvil policial. De momento no hay detenidos por el caso. La familia Moore acudió a una estación de bomberos a pedir ayuda.

La madre de Jeremiah está embarazada. Tras el tiroteo tuvo fuertes dolores y mareos. Los médicos evalúan si el estrés pudo haber puesto en riesgo el embarazo.

La policía de Chicago de momento no ha dado indiciones acerca del posible móvil del crimen.

LEER MÁS: Ohio: Vecina heroína salva a familia de un voraz incendio en su casa – VIDEO

Sigue a AhoraMismo en Instagram

Comenta Aquí
Suscribir
Notificar de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax