Estudio demostraría que China ocultó información sobre el COVID-19: ¿El virus explotó en 2019?

Xi Jinping

Getty Images Un estudio italiano indica que el coronavirus ya circulaba en 2019 en Milán.

¿El gobierno chino ocultó información sobre el coronavirus? Esto es lo que concluye un reciente estudio del Instituto Nacional del Cáncer (INT), que asegura que la cepa del Sars-CoV-2 ya circulaba en Italia en septiembre de 2019. Más precisamente en la ciudad de Milán.

De acuerdo a los resultados del estudio, el gobierno que conduce el líder chino Ji Xinping podría haber comunicado más tarde que lo debido a la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la aparición del COVID-19. La versión oficial de la OMS indica el primer reporte del coronavirus en la ciudad de Wuhan, capital provincial de Hubei, en el mes de diciembre del año pasado.

El primer paciente registrado en Italia data de febrero de 2020, un anciano oriundo de la región de Lombardía. Sin embargo, el Tumori Journal, periódico de divulgación que dio a conocer los resultados del informe, recoge testimonios de científicos que precisan evidencia que refuta esa información.

Según un grupo de especialistas oncológicos, hay rastros de coronavirus en voluntarios sanos que participaron de un estudio sobre el cáncer de pulmón entre septiembre de 2019 y marzo de 2020. El 11% de 959 voluntarios desarrollaron anticuerpos mucho antes que “la hora cero” del COVID-19 en territorio italiano.

El estudio de la Universidad de Siena

La Universidad de Siena, una de los centros educativos más prestigiosos de Italia, apoya la teoría del Instituto Nacional del Cáncer acerca de las controversiales fechas de la circulación del coronavirus en Italia.

Dicha universidad presentó un informe que aspira a demostrar que la cepa del virus circulaba en Italia antes de que la OMS decretara su aparición en China.

El estudio se titula “Detección inesperada de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 en el período prepandémico en Italia“.

Uno de los coautores del estudio es el médico italiano Giovanni Apolone. En diálogo con Reuters, Apolone reveló que cuatro pacientes desarrollaron anticuerpos contra el COVID-19 en octubre, dato que indica que se contagiaron en septiembre.

“Este es el hallazgo principal: las personas sin síntomas no sólo dieron positivo después de las pruebas serológicas, sino que también tenían anticuerpos capaces de matar el virus”, afirmó Apolone.

“Significa que el nuevo coronavirus puede circular entre la población por mucho tiempo y con una baja tasa de letalidad no porque esté desapareciendo sino sólo para volver a surgir”, agregó.

Además, Reuters agrega otro dato revelador: en el último trimestre de 2019, la región de Lombardía sufrió un drástico incremento de neumonías y gripes. Otro indicador de que el virus circulaba en Italia mucho antes de que fuera decretada la pandemia.

Beijing se defiende de las acusaciones

El gobierno chino no contestó a estos estudios de manera particular, pero no es la primera vez que acusan a ese país asiático de manipular datos acerca del COVID-19.

El líder del Partido Comunista de China Xi Jinping dijo en más de una ocasión que “el virus nos tomó por sorpresa a todos“.

A lo largo de la pandemia, China se diferenció de Estados Unidos presumiendo de su presunta capacidad para controlar la enfermedad, en contraste con lo que ellos consideraban una ineficiente postura del presidente saliente Donald Trump.

LEER MÁS: Reino Unido inicia la vacunación contra el COVID-19 en diciembre: ¿Cómo es posible?

Comenta Aquí
Suscribir
Notificar de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax