Charles Thompson, en el corredor de la muerte por asesinar a su novia y a su amante

Netflix

Charles “Chuck” Thompson fue declarado culpable de asesinato y condenado a muerte por el asesinato de su novia, Dennise Hayslip, y su amante, Darren Cain, en abril de 1998.

Thompson fue noticia después del juicio al escapar de una cárcel de Houston falsificando una placa de identificación de la oficina del Fiscal General. Fue capturado unos días después de su fuga.

Thompson está apelando actualmente su condena a muerte. Aparece en el episodio cinco de la primera temporada de la serie de Netflix I Am a Killer.

Esto es lo que necesita saber.

1. Thompson disparó a Cain y Hayslip después de encontrarlos juntos en la cama

“Había conocido a Cain antes, pero nunca supe que estaba saliendo con mi chica”, dijo Thompson. “Aparentemente ella ya lo estaba viendo mientras estábamos juntos”.

La noche del asesinato, dijo Thompson, salieron a un bar y luego se fueron a casa esa misma noche. “Darren llamó a eso de las dos de la mañana, porque quería estar con ella de nuevo. Terminamos peleando, el sheriff vino y me fui”.

Thompson explicó que regresó a las seis de la mañana y encontró a Cain en la cama con su novia. “Una cosa llevó a la otra”, dijo Thompson, “Por lo que puedo recordar, agarró un cuchillo francés de la cocina y comenzó a amenazarme. Le dije: ‘Oye, tienes que dejar el cuchillo'”.

Thompson dijo que lo que sucedió a continuación es borroso. “Recuerdo que vino hacia mí y luego todo es muy difuso”. Thompson explicó además que Hayslip fue disparada porque se movió entre ellos mientras peleaban”.

Después de que la pelea terminara, Thompson pensó que tanto Cain como Hayslip estaban muertos. Dijo: “Corrí. Me fui. Me asusté.”

2. Hayslip murió más tarde en el hospital y el abogado de Thompson argumentó que, por lo tanto, su muerte no fue culpa de Thompson

Después del altercado, Thompson le dijo a Netflix que se fue a la casa de un amigo, que es donde estaba cuando se enteró de que Hayslip todavía estaba viva.

“Me levanté por la mañana y la vi en la televisión”, dijo Thompson. “La vi y dije: ‘Dios mío, está viva’, y me puse a llorar”.

“La tenían con un vendaje en la cara, sentada en la camilla”, dijo Thompson. Poco después, llamó a su padre, quien le sugirió que se entregara, que es exactamente lo que hizo Thompson.

Aunque Hayslip no estaba crítica, de alguna manera “su estado empeoró” antes de la cirugía y terminó en estado vegetativo. Esta fue una distinción importante en el caso de Thompson según su abogado, ya que sostiene que técnicamente no la mató. Más bien, cree que hubo complicaciones en el hospital por negligencia. Thompson agrega que la familia de Hayslip demandó al hospital por homicidio culposo, lo que refuerza aún más su argumento.

“Con la atención médica que tocaba”, dijo el abogado de Thompson, “creo que Dennise Hayslip habría sobrevivido”.

3. La causa directa de muerte de Hayslip fue la pérdida de oxígeno de 5 a 10 minutos

El Dr. Paul Radelat, el testigo médico experto de la defensa en el juicio de Thompson, sostuvo que los médicos “estaban tratando de hacer todo lo posible”, a pesar de que la muerte de Hayslip se debió técnicamente a que el tubo respiratorio se desprendió de la tráquea.

“Los médicos no pretendían ningún mal”, dijo.

Finalmente, la demanda por negligencia por la muerte de Hayslip culminó cuando el jurado decidió que el personal del hospital no tenía la culpa. Por lo tanto, Thompson fue condenado por ambas muertes.

4. Wade Hayslip, el hijo de Dennise Hayslip, culpó a Thompson de la muerte de su madre

“No hubiese estado en el hospital si no le hubieses disparado”, dijo Wade Hayslip, hijo de Dennise Hayslip.

Wade Hayslip describió a su madre como una persona amable y agregó que espera que Thompson comprenda el peso de lo que ha hecho.

Wade Hayslip dijo: “Siento que esto es como un niño de cinco años cuando sabes que los sorprendiste haciendo algo mal y continúan sosteniendo que no lo hicieron, a pesar de que literalmente los viste hacerlo”.

5. Thompson fue captado por cámara hablando con un sicario falso que en realidad era un policía encubierto

Mientras Thompson estaba en la cárcel durante su juicio, un policía encubierto se hizo pasar por un sicario, grabando a Thompson diciendo que quería que matara a los testigos en su juicio.
La grabación fue una de las pruebas que inclinaron la sentencia de Thompson de cadena perpetua a pena de muerte, sentencia por la que el jurado finalmente falló a favor en 1999.

Thompson sigue cumpliendo su sentencia de muerte. Recibió un nuevo juicio cinco años después y nuevamente recibió la sentencia de muerte. Ahora, está esperando su sentencia en una cárcel de Texas y escribe para el blog “Between the Bars”.

LEE LA NOTICIA ORIGINAL EN HEAVY.COM

Comenta Aquí
Suscribir
Notificar de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax
()
x