Colombiana fue asesinada por su pareja en Estados Unidos: Ana Sofia Martínez

Oficina del Sheriff del Condado de Hall Iván Reyes-Jiménez, de 50 años, fue acusado de la muerte de su esposa, Ana Sofía Martínez Campos, de 33 años.

Como Ana Sofia Martínez Campos fue identificada la mujer colombiana residente en la ciudad de Gainesville, Estado de Georgia, en Estados Unidos, quien fue hallada muerta, presuntamente asesinada por su compañero sentimental, un hombre de orden cubano identificado como Iván Reyes-Jiménez.

La ibaguereña de 33 años de edad, madre de un niño de 13 años producto de otra relación, fue encontrada el pasado miércoles 18 de enero por su hermano John, recostada sobre su cama, sin signos vitales, y con rastros de violencia física, informó Noticias Caracol.

El familiar de la víctima declaró, que acudió a su vivienda luego que tras varios intentos por comunicarse telefónicamente con su hermana, esta no respondiera sus llamadas. El joven dijo que muy inquieto por lo que le pudiera haber sucedido reportó de la situación a la policía antes de llegar a la casa en donde compartía vivienda con Ana Sofia y su pareja, de acuerdo con Semana.

John estableció que las autoridades llegaron más tarde a la residencia y tras corroborar el hecho de un crimen, iniciaron las diligencias pertinentes. Los oficiales dieron captura al posible autor del crimen, un ciudadano cubano de 50 años de edad que sostenía una relación con la víctima desde el año 2019.

El sueño Americano de Ana Sofía Martínez

La pareja se conoció en Colombia, en un casino ubicado en el departamento de Ibagué, Tolima, donde la mujer trabajaba como cajera, y luego de un tiempo de conocerse con este hombre montaron un negocio de venta de pizza en la zona céntrica de la ciudad en los al rededores de la Catedral y la Alcaldía Municipal.

Según publicó El Comercio, por la crisis económica, Iván viajó a Estados Unidos y en junio del año pasado lo hizo Ana Sofía con uno de sus hermanos. Los tres residían en Gainesville y la mujer se ganaba la vida vendiendo comida típica colombiana, como el tamal tolimense.

Según relato la progenitora de la víctima, ella se fue en busca de cumplir el “sueño americano”. “Ella se fue con esa ilusión de conseguir más que aquí que en Colombia y se fue muy feliz”, relata María Doris Campos, la madre de Ana Sofía Martínez. “Yo le conseguí la plata por Bancamía, 10 millones de pesos, y le di el dinero. Ella se fue por ‘el hueco’, sin papeles”, añadió doña Doris, en declaraciones citadas por Noticias Caracol.

Dice el medio Pulzo, que Sofía viajó junto a su hermano John a Cancún en México y de ahí partió a la frontera con Estados Unidos. Allí migración la detuvo y permaneció dos semanas detenida. John, en cambio, cerca de un mes. “Se contactó con don Iván, ‘el matón’ y la sacó de allá, se la llevó a vivir. Y estaban bien”, agregó la madre.

Doña Doris cuenta que John, compartía la vivienda con su hija y el “victimario”, y ese día el llego de su trabajo en horas de la noche, pero su hermana no salió a recibirlo, ni respondió a sus llamados por lo que la busco por la casa hasta encontrarse con la escena fatal.

“La encontró como con un hueco en la cabeza. Quedó impactado y de ahí nos llamó y nos dijo”, aseguró, mientras señalaba la parte posterior derecha de su cabeza.

Según informó Pulzo, el cabello de su hija estaba pegado a la cara y la sangre estaba seca, como señal de que el homicidio había ocurrido hacía varias horas.

John había llegado de trabajar. Su cuñado, el cubano que trabajaba como taxista, no estaba y su hermana yacía sin vida. Con apoyo de un amigo llamaron a la línea de emergencias, aseguró Noticias Caracol.

La pareja es el sospechoso de asesinato

Según la declaración dada por otra hermana de la víctima, identificada como Yeraldine Martínez Campos, al parecer su cuñado fue quien le propinó la muerte a Ana Sofia al golpearla con unas mancuernas de hacer ejercicio. “Creemos que él es autor de este caso de feminicidio. Mi hermano la encontró muerta en la cama, el piso y las paredes tenían manchas de sangre”, dijo la hermana.

“En el baño ellos tenían unas mancuernas en un lugar específico y mi hermano detalló que la mancuerna no estaba allí en el lugar y al salir para su trabajo, se acercó a la habitación y al encender la luz se dio cuenta que los pies estaban blancos y pálidos, se acercó y al correrle el pelo tenía el charco de sangre y en la parte de la oreja se veía el golpe”, relató su hermana Yeraldine Martínez en diálogos para el diario local Ondas de Ibagué. Yeraldine, acotó que Iván Reyes, era un hombre muy celoso, posesivo y maltratador.

Reyes Jiménez fue acusado del delito de homicidio agravado doloso y permanece detenido por las autoridades, mientras tanto la familia espera el dictamen oficial de la necropsia de Ana Sofia. Los familiares piden ayuda a los ciudadanos colombianos y de los Estados Unidos, así como a las entidades oficiales de ambos naciones para poder repatriar el cuerpo de su familiar y poder darle cristiana sepultura.

“Necesitamos colaboración para hacer conocer el tema y también con algún consulado con el fin que el cuerpo de mi hermana llegue aquí a Colombia y poderle dar la debida sepultura”, indicó la hermana, de acuerdo con InfoBae.

LEER MÁS: El reto Clonazepam: Desafío de TikTok ha provocado la intoxicación de varios menores

Comenta Aquí
Suscribir
Notificar de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax