Yom Kippur 2021: ¿Cuándo se rompen las reglas del ayuno?

Un doliente sostiene una vela en la sinagoga de Halle y der Saale, en el este de Alemania, el 10 de octubre de 2019, un día después del mortífero tiroteo antisemita.

Getty Images Un doliente sostiene una vela en la sinagoga de Halle y der Saale, en el este de Alemania, el 10 de octubre de 2019, un día después del mortífero tiroteo antisemita.

El Yom Kipur es una de las fiestas más sagradas del año para la comunidad de fe judía. Este año, comienza a la puesta del sol el miércoles 15 de septiembre y dura hasta la puesta del sol el jueves 16 de septiembre.

En el “Día de la Expiación” o perdón de los pecados, los creyentes se someten al juzgamiento de la ley divina, con el fin de recibir un año nuevo limpio y puro de todo acto de afrenta a Dios. Para ser merecedor de su indulgencia, en el Yom Kippur los judíos deben dedicarse al recogimiento, hacer oración y arrepentirse espiritualmente.

Para el judaísmo, la idea de ser puros solo se logra materializar a través de una serie de desprendimientos materiales y lujuriosos, entre los que se encuentran el ayuno, que siendo la fiesta más importante del judaísmo se respeta íntegramente, aunque coincida con el Shabbat.

Ayuno según la Torá:

“La Torá, el libro consagrado del pueblo judio, establece que el día diez del mes de Tishrei –el primer mes del calendario hebreo moderno, y el séptimo según el ordenamiento de los meses en la biblia– es un día para la expiación de los errores cometidos en el transcurso del año”, afirma el Rabino Peretz.

Según este texto, en este día los judíos deben afligir sus almas, guardando un ayuno total (absteniéndose de comer y beber por completo). También están prohibidos todos los placeres físicos y no se permite llevar calzado de piel ni lavarse ninguna parte del cuerpo (ni siquiera los dientes).

El ayuno dura desde la puesta de sol de la víspera de la festividad hasta la salida de las estrellas de la noche siguiente. Su finalidad es liberar a la persona de su implicación en los asuntos del mundo material para que pueda concentrarse en la oración y en la introspección espiritual requerida en este día.

Y le dijo el Eterno a Moisés: “Y el día de ese mes séptimo será día de expiación, de santa convocación para vosotros. Ayunaréis y brindaréis una ofrenda ígnea al Eterno. No haréis labor alguna ese día porque es día de expiación de vosotros ante el Eterno, vuestro Dios. Quien no ayune ese día será extirpado de su pueblo. Quien trabaje ese mismo día, lo borraré del seno de su pueblo. No haréis pues labor alguna. Será estatuto para todas vuestras generaciones, dondequiera que habitéis. Será día de estricto descanso y ayunaréis a partir del crepúsculo vespertino del día nueve del mes y durará hasta el atardecer del día siguiente”.
(Lev. 23: 26-32; véase Lev. 16: 29-34; Núm. 29: 7-11).

Ayuno de Yom Kippur de enfoque más actual

El ayuno en Yom Kippur nos ayuda a concentrarnos plenamente en el significado del día. No ingerir alimentos ni agua durante más de 24 horas puede ser una experiencia física y espiritual de gran alcance. El ayuno también facilita nuestra capacidad para ejercer la disciplina y resistencia. Si somos capaces de dominar nuestro impulso de comer por un día, tal vez podamos tener un mejor control sobre nuestro comportamiento durante todo el año. 

Pero como judíos progresistas hay otra razón por la que observar el ayuno de Yom Kippur: la compasión. 

La rabina Mary Zamore editora de “The sacred Table: Creating a Jewish Food Ethic” escribe: 

A medida que nos enfrentamos a nuestra propia incomodidad con la sensación de hambre, hay que recordar a la cantidad de personas en el mundo que sufren de verdad, el hambre involuntaria y la falta de alimentos. 
Nuestra hambre nos debe obligar a ayudar a los que pasan hambre en nuestras comunidades y más allá. Sabemos que nuestro ayuno es finito, mientras que otros no tienen ese lujo. 
Nuestro ayuno debe enriquecernos, hacernos mejores personas y obligarnos a hacer las cosas mejor.”

Excepciones del ayuno en Yom Kippur:

Menores: Niños o niñas menores de nueve años no deben practicar ningún tipo de ayuno, ni siquiera por unas horas. El Rab Obadia Yosef z”l recomendó que cuando los niños lleguen a la edad de nueve años comiencen a ayunar por un par de horas, si gozan de buena salud. Esto quiere decir que, por ejemplo, si por lo general almuerzan a las 12:00 del mediodía, se les sirva de comer a las 2:00 de la tarde, o algo así.  El próximo año, los padres deben alentar a sus hijos a ayunar durante un poco más de tiempo, así se van acostumbrando poco a poco a un día completo de ayuno.

Cuando el niño o la niña llegan a los once años, deben tratar de no comer durante todo el día, si están en buen estado de salud. Una niña en buen estado de salud debe ayunar obligatoriamente a partir de los doce años y un niño en buen estado de salud a partir de los trece años.

Mujeres que dan a luz: Durante los tres primeros días después del parto, la madre no debe ayunar (la misma regla se aplica para las primeras 72 horas si una mujer sufrió un aborto). Después de las primeras 72 horas a partir del día del parto, y hasta el séptimo día después del parto, si la mujer dice que necesita comer, se le debe dar de comer. Después del séptimo día, la mujer debe ayunar como todas las demás personas, a menos que su médico le indique lo contrario. Una mujer que está por dar a luz o con síntomas de parto no debe ayunar.

Enfermos: Un individuo que sufre de una enfermedad crónica, como diabetes etc., o una persona mayor que está débil debido a su edad, o alguien que recibe algún tipo de tratamiento o medicación importante, deben asesorase con un médico para determinar si puede ayunar o si necesita comer o tomar algún medicamento. Después de hablar con un médico, un rabino también debe ser consultado para establecer, con base a las recomendaciones del médico. En cualquier caso, de riesgo o peligro de vida, o aun cuando uno tiene la duda de si se trata de una situación de riesgo (safeq sakana), el ayuno debe interrumpirse inmediatamente, incluso si uno no puede consultar con un médico.

¿Cómo comer cuando uno necesita interrumpir el ayuno en Yom Kippur?

Cuando en alguno de los casos mencionados el médico indica comer en Yom Kippur, se debe consultar con el rabino de su comunidad acerca de cómo romper el ayuno. Si no puede consultar con ningún rabino personalmente, proceda de la siguiente manera:

1. Coma una porción de alimentos que pese hasta 30g, espere diez minutos y luego coma una segunda porción de 30g de alimentos. Podrá seguir haciendo esto hasta que se recupere.
2. Para beber, beba hasta 30cc, espere cinco minutos y beba de nuevo esa cantidad. Una vez que uno se siente mejor, debe continuar el ayuno.


El Ayuno que agrada a Dios – Yom Kippur – The FastingLeviticus 23: 26:-32 El mas importante y obligatorio ayuno de la Biblia: Yom Kippur o El Dia del Perdon – Day of Atonement2018-09-08T23:30:01Z

LEER MÁS: El nuevo look de Antoine Griezmann tras salir del FC Barcelona [VER]


Comment Here
Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax
()
x