Viernes Santo 2021: Versículos de la biblia para compartir

El Papa Francisco lleva un crucifijo durante la Celebración de la Pasión del Señor el Viernes Santo en la Basílica de San Pedro, el 19 de abril de 2019 en el Vaticano.

Getty Images El Papa Francisco lleva un crucifijo durante la Celebración de la Pasión del Señor el Viernes Santo en la Basílica de San Pedro, el 19 de abril de 2019 en el Vaticano.

El 2 de abril cuando la iglesia católica conmemore la solemnidad del “Viernes Santo”, miles de fieles cristianos estarán es un estado de recogimiento y reflexión sobre todo lo que Jesús tuvo que padecer por salvar la humanidad, entregando su propia vida al ser crucificado en la cruz.

Para recordar sobre todo lo que aconteció con el hijo de Dios en este día, nada mejor que recurrir a la Santa palabra de la Biblia. Si revisamos algunos versículos de este escrito que narran los hechos de la crucifixión de Cristo, podremos entender del gran e infinito amor de Dios por todos nosotros, tanto así, que entregó a los brazos de la muerte a su adorado hijo. Cuando aceptamos esta verdad de la Biblia, que Jesús murió por todos, y resucitó el tercer día, aceptamos las promesas de Dios.

Versículos de la biblia para compartir

Isaías 53:3-9

Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto, y como uno de quien los hombres esconden el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos. Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; nosotros lo estimamos leproso, herido de Dios y abatido. Pero él fue herido por nuestras rebeliones, molido por nuestras iniquidades; sobre él recayó el castigo, precio de nuestra paz, y gracias a sus heridas fuimos sanados. Todos nosotros como ovejas erramos, nos apartamos-cada uno a su propio camino, pero el Señor hizo recaer sobre él la iniquidad de todos nosotros. Angustiado él, y afligido, no abrió su boca: como un cordero fue llevado a la masacre, y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca. Por cárcel y por juicio fue quitado; y en cuanto a su generación, que consideró que fue cortado de la tierra de los vivientes, ¿y por la rebelión de mi pueblo? Y se puso su sepultura entre los malvados y con los ricos fue en su muerte, aunque no había hecho violencia, ni hubo engaño en su boca.

Juan 19:26-27

Cuando Jesús vio a su madre y al discípulo a quien amaba, dice a su madre: “Mujer, ¡ahí tienes a tu hijo!” Luego dijo al discípulo: “Ahí tienes a tu madre!” Y desde aquella hora el discípulo la recibió en su propia casa.

Mateo 27:45-46

Y desde la hora sexta hubo tinieblas sobre toda la tierra hasta la hora novena. Cerca de la hora novena, Jesús clamó a gran voz, diciendo: “Eli, Eli, ¿lama sabactani?” ¿Es decir, “Dios mío, Dios mío, por qué me has desamparado?” Y Jesús, clamando otra vez a gran voz y entregó el espíritu.

Mateo 27:54

Cuando el centurión y los que estaban con él, que custodiaban a Jesús, al ver el terremoto y lo que pasaba, se llenaron de asombro y dijo: “Verdaderamente éste era Hijo de Dios!”

Juan 19:31-33

Como era el día de la Preparación, y para que los cuerpos no quedasen en la cruz en el día de reposo (pues aquel día de reposo era de gran solemnidad), rogaron a Pilato los Judíos que sus piernas pueden romperse y que se los llevaran. Pues, los soldados y quebraron las piernas al primero, y asimismo al otro que había sido crucificado con él. Pero cuando llegaron a Jesús, como le vieron ya muerto, no le quebraron las piernas.

Romanos 6:22-23

Pero ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, el fruto se obtiene conduce a la santificación y de su fin, la vida eterna. Porque la paga del pecado es muerte, más la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

1 Pedro 2:24

El cual mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia. Por sus heridas habéis sido curados.

1 Juan 5:11-12

Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna y esta vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo, tiene la vida: el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.

Marcos 15: 33 39

Cuando llegó la hora sexta (mediodía), hubo oscuridad sobre toda la tierra hasta la hora novena (3 p.m.).  Y a la hora novena (3:00 p.m.) Jesús exclamó con fuerte voz: “Eloi, Eloi, ¿lema sabactani?” que traducido significa, “Dios mío, Dios mío, ¿porque Me has abandonado?”.

Algunos de los que estaban allí, al oírlo, decían: “Miren, está llamando a Elías.”
Entonces uno corrió y empapó una esponja en vinagre, y poniéndola en una caña, dio a Jesús a beber, diciendo: “Dejen, veamos si Elías Lo viene a bajar.”
Pero Jesús, dando un fuerte grito, expiró.

Y el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo.
Viendo el centurión que estaba frente a Él, la manera en que expiró dijo: “En verdad este hombre era Hijo de Dios.”

LEER MÁS: Semana Santa 2021: Las mejores frases para compartir

Comment Here
Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax
()
x