Ana Elena “Anel” Noreña, segunda esposa de José José: Lo que tienes que saber

Anel Noreña, 2da,esposa de José José ,

El universal MX

Una de las relaciones que más marcó la vida  de José José, fue sin lugar a dudas la que vivió junto a  su segunda esposa, la modelo Ana Elena Noreña Grass,  más conocida como “Anel”.

El encuentro entre el astro de la canción  y la  actriz, se dio de manera inesperada, según contó la propia Anel  en su libro “Volcán Apagado”, escrito por Mauricio Herrera.

En el texto, relata que se conocieron en abril de 1970, cuando ella viajó a Hollywood para asistir a la ceremonia de premiación del Disco de Oro. El ganador era “El Príncipe de la Canción”, quien a sus 22 años ya era célebre por temas como “La Nave del Olvido” y “El Triste”.

En una fiesta en honor al cantante, a la que ella asistió, José José quedó embrujado por la belleza de la joven, y en cuanto pudo entabló una charla con ella.

“¿Por qué no nos vamos a tomar una copa a otro lado?”, recuerda que le propuso, y ella aceptó.

Más tarde, viajaron juntos a Cozumel, en agosto de 1970.

Una socialité  se le adelantó

TwitterEl cantante José José junto a su primera esposa Natalia “kiki” Herrera .

La relación marchaba viento en popa, hasta que el cantante salió de gira y empezó una relación con la actriz Kiki Herrera Calles, con quien coincidió en la misma ciudad y en las mismas fiestas. Cómo actuaba Natalia Herrera? Haz click aquí, para verla en sus películas.

“José José se dejó seducir por su imponente y bella presencia”, se narra en el libro, “pero también por su afición a la bebida. Ella llevaba ya una larga historia de borracheras y él apenas comenzaba. “Kiki” se encargó de revelar algunos secretos de la vida de Anel, y lo puso en su contra. Por ese entonces también empezaron a probar las drogas”, indica el texto.  ¿Cómo actuaba Natalia Herrera? Haz click aquí, para verla en sus películas.

La Revancha

Anel Noreña, segunda esposa de José José

Twitter

Anel se sintió traicionada, pues la socialité Kiki Herrera era supuestamente,  su amiga.

“Me quise morir”, explica. “Sentí celos terribles. No entendí qué pasaba. A ella le gustaba la copa, tocaba la guitarra y era una señora mayor que todos nosotros. Pero, bueno, una cosa es que quisiera andar con ella pero, luego, lo otro. Lo de su casamiento. Para el mes de junio, o algo así, de 1971, se casa con Kiki Herrera Calles. Sentí muy feo, la verdad”.

“Ese matrimonio fracasó pronto y luego del divorcio de José José, se entregó aún más a la bebida”, acota ella en su testimonio, aún así retomó la relación con el intérprete y salió embarazada de su primer hijo, José Joel. (Todo un escándalo para la época).

Un Príncipe Resignado

TwitterJosé José y Anel Noreña, su segunda esposa y madre de sus 2 hijos mayores

Por su lado, el cantante mexicano  reveló que por ser un hombre “chapado a la antigua” nunca en realidad pudo aceptar el pasado de la vida galante de su ex mujer Anel, quien reconoció en “Volcán apagado”, aspectos de su vida como la prostitución, su acercamiento a las drogas, el intentar matar a sus hijos, sus problemas de sobrepeso y lo que vivió durante los 17 años  que estuvo casada con el cantante de “40 y 20”.

El Príncipe de la Canción, reveló que antes de casarse en 1974,  con la madre de sus 2 hijos mayores,  ya conocía que su ex mujer “se había vendido por joyas y pieles” y a pesar de ello decidió casarse porque no quería dejar solo a su primogénito, José Joel , “con una persona así”.

“Me costó mucho trabajo. Lo más difícil de todo es que en un momento dado, te enteras que tus mejores amigos del medio tuvieron que ver con esa persona”, dijo el intérprete.

Abusos, excesos y pensamientos suicidas

En tiempos felices vemos a José José con Anel y sus hijos José Joel y Marisol Sosa.

Al abordar el tema de la prostitución, Ana Elena,  opinó cuando presentó su biografía en México, que no sólo en el mundo del espectáculo se da ésta, además de acoso y abuso sexual, drogadicción y alcoholismo: “Creo que esto se seguirá dando no sólo en el medio artístico sino también en la política y los deportes, incluso en la vida diaria de cualquier persona común”.

Otro pasaje dramático de su vida que incluye en las páginas del libro, lo constituye la confesión de cuando pensó seriamente asesinar a sus dos hijos, José Joel y Marisol, quienes entonces tenían 12 y cinco años de edad, respectivamente.

“Llegué a esa decisión tan horrible de suicidarme con mis hijos, porque nunca entendí que nada funcionó. Ni mi amor, ni que yo dejé toda mi carrera y toda mi vida por su amor”.

Haz click aquí, para que veas  Anel actuando en sus películas.

Finalmente la actriz superó su dolor y  firmaron el divorcio en 1991. En 1992, la ex-pareja se reconcilió parcialmente e incluso planearon casarse otra vez, pero nunca sucedió.

Buscó a Dios

Anel, segunda esposa de José José

Anel Norena, dando su testimonio de vida en una iglesia cristiana. Facebook

La ex esposa de José José,  dijo que lo más fuerte e impactante en la narración de sus vivencias ha sido comentarle a sus hijos José Joel y Marysol,  ese pasaje de su vida y revelarles el contacto que tuvo con varias drogas, “se los comenté y me dijeron que el hecho de ser su madre,  les hacía comprender el sufrimiento por el que pasé antes y después de contraer nupcias con su padre”, dijo.

En los últimos años, Anel se ha alejado de la actuación y del entretenimiento.  Ha explicado que por medio de la fe ,  ha superado el dolor de su separación y los excesos de su vida pasada.

El cambio en su vida se originó  luego de tocar fondo, en 1997. En una entrevista, la ex actriz contó que gracias a su amiga Mari Carmen que  la invitó a una cena en su casa, donde  escuchó la  predicación que hizo  el pastor Carlos Treviño, aceptó a Jesús como su Señor y Salvador.

En la actualidad,  Anel es una-ministra-misionera, que visita numerosas congregaciones predicando sobre Dios. En algunas ocasiones ha cantado alabanzas junto a Olga Breeskin, quien también se convirtió hace algunos años.

En su página de Facebook, la artista describe dentro de sus intereses personales:
“Inspirar y animar jóvenes mujeres y familias en general a tener la dicha de nacer de nuevo en los brazos del Señor Jesucristo, formando parte así de la familia de Dios en la Tierra.”

Sin Comentarios

Discutir en Facebook