Tauro – Horóscopo de 8 de febrero de 2020

Horoscopo

Cortesía de Lisbeht Anselmi

HORÓSCOPO ZODIACAL del 8 de febrero de 2020

Los signos de Tierra son los constructores del Zodiaco.

TAURO

Nacidos entre el 21 de abril al 20 de mayo

  • El Estable
  • Escorpio es su signo complementario y es compatible con Virgo y Capricornio.
  • Tauro es el más cercano al signo chino Serpiente.
  • Personalidad de Tauro:
    Su característica principal es su estabilidad, son rutinarios y no les guasta los cambios; su pasión comer y tocar; su peor defecto es lo obstinado, si toma una decisión, nada lo hará cambiar

    Amor: Entras en un periodo de amor incondicional hacia tu pareja y a todos los que quieres.
    Dinero: Estás esperando por la aprobación de un presupuesto que llenara tus bolsillos.
    Salud: Te sientes agotado, aprovecha el fin de semana para descansar.

    Consejo: No cuentes tus proyectos, recuerda que en boca cerrada no entran moscas.

    SERPIENTE

    Las personas nacidas en los años 1929, 1941, 1953, 1965, 1977, 1989, 2001, 2013, 2025
    Compatibles: Buey, Mono y Gallo.
    Incompatibles: Cerdo y Tigre.
    Personalidad de la Serpiente:
    La enigmática mirada de la serpiente cautiva por donde pasa, son generosos, con una gran memoria, tienen muy buen sentido del humor, son calmados a la hora de enfrentar situaciones conflictivas.

    Diario:
    Hoy en día de Serpiente de Metal Yin, podrías verte envuelto en conflictos por ayudar a personas que crees son tus amigos.
    Trabajo:
    Si no tienes orden y concentración en tu trabajo podrías verte envuelto en conflictos.
    Salud:
    Busca estar rodeado de gente, camina o toma el sol, evita aislarte porque puedes tener tendencia a deprimirte.
    Amor:
    No tomes decisiones apresuradas sin tener la información suficiente, se cauteloso y analítico el día de hoy
    Dinero:
    Mantén la calma haz un balance de tus finanzas y evita hacer inversiones que excedan tus límites.
    Consejo: No siempre tienes que complacer a tus amigos todo el tiempo. A veces es muy bueno decir que no.