Fallo judicial a favor del presidente Trump da vía libre a deportación de cientos de inmigrantes

Política TPS - Temporary Protected Status

Getty Images Política TPS - Temporary Protected Status

El Estatus de Protección Temporal (TPS), beneficio provisional que cobija a todas aquellas personas migrantes de ciertos países, que viven y trabajan en los Estados Unidos de forma transitoria pero legal, este lunes sufrió un inesperado revés, cuando un tribunal de apelaciones del país falló a favor del presidente Donald Trump, para dar fin a este programa.

El TPS que se creó en 1990 con el fin de amparar la deportación a ciudadanos de países afectados por conflictos bélicos, desastres naturales, y situaciones “extraordinarias”, entre ellos Honduras, Nicaragua, Haití, Salvador, Guinea, Liberia, Nepal, Sierra Leona, Siria, Somalia, Yemen Sudan y Sudan del Sur, concediéndoles un permiso de estadía transitoria en el país norteamericano, mientras que sus países de origen les garantizaba un retorno seguro.

Sin embargo, este lunes un fallo judicial de 2 votos a 1 de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de EE. UU, concedió todas las facultades al presidente Donald Trump, para finiquitar este beneficio, poniendo en riesgo de deportación a unos 300 mil salvadoreños, cinco mil nicaragüenses, mil sudaneses y 58 mil haitianos, según registra la Agencia EFE. Este fallo de la Corte tuvo en cuenta el juicio del ejecutivo, al argumentar que estos países ya eran seguros para permitir que estos migrantes retornaran a sus respectivos países, y descartó que fuera una decisión del gobierno cargada con tintes de discriminación racial.

Para la juez Consuelo María Callahan, quien votó en favor de la deportación a estos migrantes, señaló que el poder judicial no tiene la facultad de cuestionar las decisiones del Departamento de Seguridad Nacional, acerca de que ciudadanos migrantes pueden recibir el estatus de protección, y por el contrario, la juez Morgan Chisten, opositora de las deportaciones, cuestionó el cambio de las políticas y prácticas migratorias por parte del presidente, catalogándolas de “un cambio abrupto y sin explicación”. De otro lado, fue enfática al pronunciar que la demanda presentada para aprobar las deportaciones, estaban motivadas por prejuicios étnicos y raciales.

Sin embargo, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), que representa a esta comunidad de inmigrantes en riesgo de deportación, condenó el fallo, y dio un parte de tranquilidad a estas personas al expresarles que este dictamen no es de aplicación inmediata, y añadió que pedirá a la Sala Novena del Circuito, la revisión del veredicto.

Para Ahilan T. Arulanantham, abogado de la ACLU, de fracasar esta petición, el siguiente paso será llevar el caso a la Corte Suprema. El abogado expresó que mientras los casos continúen en estudio por parte de las cortes, los permisos de trabajo seguirán vigentes, y sería ilegal que empleadores despidan a los trabajadores amparados por el programa.

Así mismo, el 21 de septiembre se espera la realización de una segunda “Jornada por la Justicia” a nivel nacional, con el fin de exigir la legalización permanente para los “tepesianos”, y en aprovechamiento de la coyuntura política por las próximas elecciones presidenciales del 3 de noviembre, José Palma un “Tepesiano” salvadoreño, miembro de la Anclu, hizo extensiva la invitación a los hispanos a votar en favor de los “Tepesianos”, como una forma de rechazo a las políticas migratorias del presidente Donald Trump.

Comment Here
Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax
()
x