Político condenado por la muerte de una niña de 12 años: Steven Pankey

Político condenado por la muerte de una niña de 12 años: Steven Pankey

Departamento de Policía de Greeley/Twitter Steven Pankey fue acusado del asesinato de Jonelle Matthews en 1984

Treinta y cinco años después de que Jonelle Matthews, de 12 años, desapareciera de la ciudad de Greeley, Colorado, en 1984, sus restos finalmente fueron encontrados en un campo desolado al sureste de la ciudad, de acuerdo con el Departamento de Policía de Greeley. En 2019, el forense local dictaminó que su muerte fue un asesinato.

Casi 36 años después de la desaparición de Jonelle, un hombre que una vez se postuló para gobernador de Idaho, Steven Pankey, de 69 años, fue acusado de matar a la niña disparándole en la cabeza, según muestran los registros judiciales presentados en octubre de 2020.

Pankey se postuló para gobernador en el año 2018 y dijo en su biografía de campaña que estudió justicia penal en Greeley. Él se postuló como un republicano que se autodenominaba “conservador cristiano” y “ferviente defensor de la Constitución” que apoya las “políticas nacionalistas del presidente Trump”.

Pankey también se postuló para gobernador de Idaho en 2014 como candidato del Partido de la Constitución, según el Idaho Statesman. Más recientemente, Pankey se postuló para Sheriff de Twin Falls en Idaho en el mes de mayo de 2020, pero perdió.

Pankey vivía cerca de Jonelle en 1984 y a menudo se involucraba en la investigación de su desaparición

Departamento de Policía de Greeley Steven Pankey en 1984, el año en que desapareció Jonelle Matthews

De acuerdo con la acusación, Pankey estaba un tanto obsesionado con el caso, interponiéndose en muchas ocasiones. De hecho, la acusación alega muchos comportamientos inusuales de Pankey después del 20 de diciembre de 1984, cuando se informó que Matthews desapareció de su casa después de que los amigos de la familia la dejaran después de un concierto de Navidad en el que cantó, de acuerdo con el diario Colorado Sun.

La acusación dice que Pankey solía ver a los niños caminar a casa desde la escuela secundaria a la que asistió Jonelle. Después de su desaparición, la ex esposa de Pankey, Angela Hicks, dijo el 22 de diciembre que la familia se fue de vacaciones repentinamente y cuando regresaron cuatro días después, Pankey comenzó a cavar en su jardín. Aproximadamente dos días después, su automóvil “se incendió” y Pankey se deshizo de él en un depósito de chatarra.

Luego, en 1985, durante un servicio en la iglesia, el pastor dijo durante un sermón que Jonelle estaba a salvo y que regresaría, pero según Hicks, Pankey lo llamó “falso profeta” y las cosas se calentaron tanto que lo echaron de la iglesia ese día.

Él también “se insertó intencionalmente en la investigación muchas veces a lo largo de los años afirmando tener conocimiento del crimen que se volvió inconsistente e incriminatorio con el tiempo”, según dicen los registros judiciales.

Él quería inmunidad por compartir cualquier información que afirmaba tener y escribió: “Sin un acuerdo, este caso nunca se resolverá”, según la acusación.

A lo largo de los años nunca dejó de mencionar a Jonelle. Hicks y Pankey tuvieron un hijo que fue asesinado, según la acusación, y en su funeral en 2008, Pankey le dijo a Hicks: “Espero que Dios no haya permitido que esto suceda por culpa de Jonelle Matthews”.

La acusación también dice que Pankey a menudo buscaba su nombre en Internet y en 2019, cuando la policía de Greeley lo contactó con preguntas, intentó borrar todas esas búsquedas.

Pankey sabía un detalle sobre el caso que la policía nunca reveló al público

Más allá de la obsesión de Pankey con el caso de Jonelle Matthews, la acusación dice que él sabía demasiado.

Pankey “conocía y discutió una prueba crucial de la casa de Matthews ocultada al público por la policía; específicamente, se usó un rastrillo para borrar las huellas de los zapatos en la nieve”.

La policía no tenía mucho para seguir sin un cuerpo. El alcalde de Greely, John Gates, un veterano de 25 años del Departamento de Policía de Greeley, le dijo al Colorado Sun: “El ADN no era una cosa. Trabajábamos duro y no llegábamos a ningún lado”.

El diario Colorado Sun informó que no hubo testigos, ni huellas dactilares ni huellas de neumáticos para continuar, pero Gates tampoco tuvo la sensación de que la niña se había escapado sola.

Aún así, según la policía de Greeley, “al principio de la investigación, Steven Dana Pankey fue identificado como una persona de interés”.

La policía de Greeley dijo en un comunicado de prensa:

Durante más de tres décadas, la desaparición de Jonelle Matthews ha perseguido a nuestra comunidad. Durante esas décadas, generaciones de policías de Greeley nunca olvidaron a Jonelle, muchos de ellos atormentados por las posibilidades de lo que pudo haber ocurrido esa sombría noche de 1984, y qué se podía hacer para resolver este misterio. En 2015, los detectives comenzaron una nueva investigación sobre la desaparición de Jonelle. En el proceso, oficiales adicionales, jubilados y recién nombrados, ofrecieron asistencia vital.

Los cargos de Pankey incluyen asesinato en primer grado, secuestro en segundo grado y dos cargos de un delito de violencia.

Traducción al español de la nota original de Heavy.com.

Comenta Aquí
Suscribir
Notificar de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax