OMS renombra las variantes del virus Covid-19 ¿Por qué?

Organización Mundial de la Salud

Getty Images Organización Mundial de la Salud

Este martes, 1 de junio la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció un cambio en el nombre dado a cada una de las variantes del virus del Covid-19. Desde ahora, la OMS designará con letras griegas para referirse a las variantes detectadas por primera vez en países como el Reino Unido, Sudáfrica e India.

¿Con qué fin se tomó esta decisión?

Esta determinación la tomó la organización con el fin de erradicar lo comportamientos de estigma que genera la aparición de nuevas variantes, las cuales de inmediato se asocian a las ciudades y países en donde aparecen. Debido a los actos de discriminación que se ha presentado en contra de dichas naciones, y sus poblaciones.

Maria Van Kerkhove, responsable de coronavirus de la OMS, afirmó en declaraciones citadas por Infobae que “ningún país debe ser estigmatizado por detectar y notificar variantes”. Dijo que las nuevas etiquetas de las variantes son “sencillas, fáciles de decir y recordar y se basan en el alfabeto griego, un sistema que se eligió tras una amplia consulta y una revisión de varios sistemas posibles”.

De esta manera, la variante del Reino Unido se llamará desde ahora como Alfa, la de Sudáfrica será Beta, la de India ha sido nombrado como Delta, y la de Brasil es ahora la variante Gamma.

Igualmente, como cita la Revista Semana, cabe que recordar que los nombres científicos de las variantes del virus del Covid-19, por ejemplo B.1.617, B.1.1.7 o B.1.351 resultan ser muy difícil, pero la OMS simplificará las cosas dándoles también los nombres de las letras griegas.

La idea es tener nombres “fáciles de pronunciar y recordar”, pero también evitar que el gran público y la prensa utilice denominaciones que “estigmaticen y discriminen”, señaló la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un comunicado.

En el mismo se lee:

Los sistemas de nomenclatura establecidos para nombrar y rastrear los linajes genéticos del SARS-CoV-2 por GISAID, Nextstrain y Pango están y seguirán siendo utilizados por científicos y en investigación científica. Para ayudar con las discusiones públicas sobre variantes, la OMS convocó a un grupo de científicos del Grupo de Trabajo sobre Evolución del Virus de la OMS, la red de laboratorios de referencia COVID-19 de la OMS, representantes de GISAID, Nextstrain, Pango y expertos adicionales en nomenclatura virológica, microbiana y comunicación de varios países y agencias a considerar etiquetas fáciles de pronunciar y no estigmatizantes para VOI y VOC. En la actualidad, este grupo de expertos convocado por la OMS ha recomendado el uso de etiquetas con letras del alfabeto griego, es decir, Alpha, Beta, Gamma, que serán más fáciles y prácticas de discutir por audiencias no científicas.

De hecho, los Estados Unidos, son un país ejemplo de ataques contra personas de origen asiático, ataques que se incrementaron con el discurso discriminatorio que incentivo el expresidente del país, Donald Trump, en el que durante los inicios de la pandemia acuso a China de ser el gestor del virus.
Trump se refería a veces al virus chino o al “Kung Flu” (juego de palabras sobre Kung Fu y flu, que significa gripe).

Sin embargo, la OMS ha ratificado que los nombres científicos de las variantes seguirán existiendo, pues suministran datos útiles a los expertos, pero insiste en que las letras griegas serán la designación que se utilice en la comunicación diaria.

En este sentido el Gobierno de la India, solicitó a las redes sociales eliminar contenidos que incluyeran la expresión “variante de la India”, mientras que el Ministerio de Tecnologías de la Información indicó a las plataformas de redes sociales que “eliminen todo contenido” que se refiera a la “variante india”.

Es de anotar que a la variante B.1.617 que fue detectada en la India el año pasado por primera vez, y que se extendió a otros países del sur se le atribuye una ola devastadora de la enfermedad en estas últimas semanas. Así mismo, con las sub-variantes surgidas en este mismo territorio y que ha acrecentado la crisis sanitaria, la OMS reasignó sus nombres de B.1.617.2 como Delta y B.1.617.1 como Kappa.

De otro lado, la Organización Mundial de la Salud, también está pidiendo una “vigilancia sólida” de las variantes y el intercambio de datos científicos para ayudar a detener la propagación. Agrega que las letras se referirán tanto a las variantes que causan preocupación como a las variantes de interés.

De acuerdo a información de Infobae se llama “variante de preocupación” si una variante tiene capacidad de mayor transmisibilidad, aumenta su virulencia o produce cambios en la presentación clínica de la enfermedad, o reduce la eficacia de medidas sociales y sanitarias, como las vacunas, los test de diagnósticos o la terapéutica, según aclaró hoy la OMS. Hasta hoy la agencia sanitaria reconoce a cuatro variantes de preocupación.

Además, dice el informativo que hay también otras seis variantes que se han clasificado como “de interés” y que fueron detectadas en marzo y abril pasado del presente año. Se llaman Épsilon, Eta, Theta, Iota, y Kappa.

Cabe señalar que Aún la OMS no reconoció en sus categorías de preocupación o de interés a la variante C.37 que ya 19 países han reportado, principalmente varios de América del Sur.

Finalmente, dijo la OMS que de identificarse oficialmente más de 24 variantes, el sistema se quedaría sin letras griegas y se anunciaría un nuevo programa de nombres, le dijo Van Kerkhove a STAT News en una entrevista.

“No estamos diciendo que se reemplace B.1.1.7, sino en realidad se trata de ayudar en el diálogo con la persona promedio”, indicó la experta. “Para que en el discurso público podamos discutir algunas de estas variantes en un lenguaje más fácil de usar”, aseguró BBC.

LEER MÁS: Joan Laporta promete a los Culés “más fichajes


Comment Here
Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax
()
x