Pensilvania: Niño contrae misterioso virus por mordedura de garrapata

Un niño se contagió con el virus de Powassan por la mordedura de una garrapata

Getty Images (ilustrativo) Un niño se contagió con el virus de Powassan por la mordedura de una garrapata.

Un niño oriundo de Harvey Lake, en Pensilvania, contrajo el extraño virus de Powassan, producido por la mordedura de una garrapata.

Una de cada diez personas que contraen esta enfermedad mueren. De acuerdo a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), el virus de Powassan inflama las membranas alrededor del cerebro y la médula espinal.

Todo inició una calurosa tarde de pileta. La madre de Jonny Simoson, de 3 años, advirtió que su hijo tenía algo en la espalda. Al acercarse se dio cuenta de que era una garrapata. Rápidamente la quitó de la piel del niño. Creyó que eso era todo. Pero a los pocos días Jonny comenzó a experimentar síntomas extraños.

Le dolía la cabeza y tenía un cansancio inusitado. En su espalda, en el sitio donde su madre le había quitado la garrapata, se había formado una gran protuberancia roja.

La lucha de la madre

Jamie Simoson, la madre del niño, insistía en que el mal de su hijo se había originado por la mordedura de la garrapata. Pero los médicos la disuadían. Es que a Jonny le habían dado negativos varios estudios realizados en Harvey Lake: covid-19, estreptococo y de orina.

“Estaba decaído, no tenía apetito y se quejaba de dolor de cabeza”, recordó Jamie en un posteo de Facebook.

Jamie creía que se trataba de la enfermedad de Lyme, otro mal causado por la mordedura de una garrapata.

“Cada vez hablábamos con alguien, yo insistía en que le había picado una garrapata, pero había dado negativo para la enfermedad de Lyme”, indicó.

El diagnóstico

Todo cambió cuando, en uno de esos estudios, se develó que el menor tenía tres veces más la cantidad de glóbulos blancos que en situaciones normales. Clara señal de infección.

Jonny fue trasladado a otro hospital de Pensilvania. Allí le hicieron una resonancia magnética que confirmó que tenía una inflamación cerebral.

Una semana después de esa resonancia magnética, los médicos llamaron a los padre de Jonny y les confirmaron que su hijo tenía el virus de Powassan.

“Llamé a mi esposo y le dije: ‘Tienes que estar bromeando. Todo el tiempo fue esa pequeña y estúpida garrapata. Lo sabía”, indicó la madre.

Según los CDC, una de cada diez personas infectada por el virus mueren. Y un alto porcentaje de los recuperados experimentan complejidades a largo plazo. La mayoría de las personas que contraen este virus no presentan síntomas. El resto, sí puede experimentan algún que otro síntoma como: fiebre, dolor de cabeza, vómitos, debilidad y hasta enfermedades severas como encefalitis o meningitis.

El virus debe su nombre al primer contagiado, en la década del 50, un niño de apellido Powassan.

LEER MÁS: FOTOS: Así quedó la casa en la que fue abatido Ayman al-Zawahiri, el jefe de Al Qaeda

Sigue a AhoraMismo en Instagram

Comenta Aquí
Suscribir
Notificar de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax
()
x