Gobierno de Biden planea incrementar admisiones de refugiados en EE. UU.

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, firma varias órdenes ejecutivas que dirigen acciones de inmigración para su administración mientras la vicepresidenta Kamala Harris observa en la Oficina Oval de la Casa Blanca el 2 de febrero de 2021 en Washington, DC.

Getty Images El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, firma varias órdenes ejecutivas que dirigen acciones de inmigración para su administración mientras la vicepresidenta Kamala Harris observa en la Oficina Oval de la Casa Blanca el 2 de febrero de 2021 en Washington, DC.

Este jueves 4 de febrero de 2021, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden planea anunciar el aumento de las admisiones a la población refugiada que puede llegar a la nación americana, luego de que su antecesor, el ex presidente Donald Trump limitara estos cupos a cifras mínimas históricas.

En noviembre de 2020, Joe Biden había expresado su compromiso de ampliar la cantidad de refugiados permitidos en territorio estadounidense a una cifra de 125.000 personas por año, frente a la cifra más baja registrada desde 1980 de 15.000 refugiados permitidos durante la gobernanza del republicano Donald Trump.

“Esperamos que el presidente Joe Biden eleve sustancialmente el objetivo de admisiones de refugiados de forma inmediata, tal como se comprometió en repetidas ocasiones en la campaña electoral”, dijo Sunil Varghese del Proyecto Internacional de Ayuda al Refugiado, con sede en Nueva York, en declaraciones recogidas por el Universal.

De hecho, el actual jefe de la Casa Blanca visitará en este día al Departamento de Estado, la agencia de mayor rango del gabinete, para subrayar su promesa de restaurar un enfoque multilateral a la política exterior de Estados Unidos y demostrar el restablecimiento de su administración con la comunidad internacional.

Se cree que el plan de aumento en el número de admisiones a refugiados, solo sea ejecutado hasta octubre de 2021 cuando comience el próximo año fiscal, informó CNN News, citando fuentes familiarizadas con los planes.

Cabe anotar que cada año, la administración del momento establece una cifra límite sobre la cantidad de personas refugiadas que pueden ser admitidos en territorio norteamericano, de ahí que las circunstancias que vive el mundo de momento, incidan en la fluctuación de la cifra, la cual generalmente ha sido alta.

Como anotó CNN, desde los años fiscales 1990 a 1995, por ejemplo, muchos refugiados que llegaron a Estados Unidos eran de la antigua Unión Soviética, según el Centro de Investigación Pew, y en los últimos años de la presidencia de Barack Obama, la administración elevó el techo de refugiados de 85.000 en el año fiscal 2016 a 110.000 en el año fiscal 2017 en medio de la crisis Siria.

De otro lado, la organización Sikh Coalition, con sede en Estados Unidos que trabaja en procura de los derechos civiles y humanos, pidió al presidente Joe Biden “actuar lo más rápido posible para cumplir su promesa de aumentar el límite anual de admisiones de refugiados a 125.000”.

“Esta acción apoyará aún más los esfuerzos en curso para reasentar a los sijs e hindúes afganos en los Estados Unidos. #RefugeesWelcome ”, tuiteó la Coalición Sikh.

Por su parte la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), expresó el pasado 2 de febrero, su acogida a las políticas migratorias anunciadas por el Gobierno de los Estados Unidos, las cuales están encaminadas a proteger de la violencia y la persecución a las personas que lo necesiten, y así mismo enfatizó en que estas medidas demuestran los valores humanitarios que reafirman el liderazgo de Estados Unidos en cuanto al apoyo que brindan a la población desplazada.

“Nos sentimos alentados por las órdenes ejecutivas adoptadas hoy por el presidente Joe Biden”, dijo Matthew Reynolds, representante de ACNUR para Estados Unidos y el Caribe.

Así mismo, Reynolds agregó que estas disposiciones tomadas por la actual administración, confirman la tradición estadounidense de compasión hacia las personas vulnerables “y envían una señal importante a todos los países para formular respuestas que sean a la vez humanas y seguras”.

Finalmente, el ejecutivo ha dejado un camino de apertura para que la población refugiada pueda permanecer en los Estados Unidos, al igual que ha anunciado todo un plan para mejorar el sistema de asilo estadounidense, creando un equipo de trabajo destinado a localizar y reunificar las familias que fueron separadas durante la política migratoria endurecida por el expresidente republicano, Donald Trump.

LEER MÁS: Joe Dimeo recibe el primer trasplante de cara y manos en New Jersey