Estados Unidos registra repunte de virus respiratorio en niños ¿A qué se debe?

Getty

Hospitales y clínicas de los Estados Unidos, están registrando un desborde en sus urgencias pediátricas, debido a que una ola de casos del virus respiratorio sincitial (VRS), esta afectando de manera grave a su población infantil.

Según informa Telemundo 47, la capacidad de camas de hospitales pediátricos ya está sobrecargada en casi media docena de estados debido a la afluencia atípica, dicen los médicos. Y ahora que muchos están condicionados a asumir que cualquier dolencia de tipo resfriado es probablemente COVID-19 o gripe, los pediatras (y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades – CDC) quieren asegurarse de que los padres sepan sobre el RSV, cómo identificar los síntomas en tus hijos y qué hacer al respecto.

“Estamos viendo tasas muy altas tanto de gripe como de VSR. Probablemente algo así como 35.000 hospitalizaciones por semana sólo por estas dos afecciones”, ha explicado la doctora Celine Gounder, colaboradora médica de CBS News y redactora jefe de Kaiser Health News. El coronavirus, por su parte, no ha empezado a retroceder. 

Mientras que el doctor John Brownstein, epidemiólogo y jefe de innovación del Hospital Infantil de Boston, dijo a ABC News que el problema está en que se están contagiando en masa. “Debido al gran volumen de infecciones, cuando tienes ese gran denominador, tienes una situación en la que una parte de esos niños va a requerir tratamiento hospitalario. Y debido a ello, nuestros hospitales se ven desbordados”, informó Mundo Deportivo.

¿Qué es el RSV?

Es una dolencia que se puede comparar con la de un resfriado común, sus síntomas son leves y la mayoría de las personas se recuperan en una o dos semanas de la enfermedad. Sin embargo, cuando el virus ataca a un bebé, niño, o adulto mayor, la enfermedad, si no es tratada adecuadamente, puede llegar a ser grave, afectando las vías respiratorias y el sistema pulmonar.

Entre los niños de Estados Unidos menores de cinco años, el VRS por lo general causa hasta 58.000 hospitalizaciones y hasta 500 muertes al año.

Para los adultos mayores de 65 años, el VRS provoca 177.000 hospitalizaciones y 14.000 decesos cada año.
En los bebés, los problemas para respirar pueden interferir con su alimentación. “Y es entonces que realmente nos empezamos a preocupar”, dijo la doctora Melanie Kitagawa, del Hospital Infantil de Texas en Houston, donde más de 40 niños están internados con VRS, informó CNN.

“Respiran rápido, respiran profundo. Los vemos usar los músculos de su pecho para ayudarse a respirar”, dijo Kitagawa. “Estos niños tienen problemas para tomar el biberón debido a que no pueden respirar bien y no pueden coordinar ambas cosas al mismo tiempo”.

El virus se está encontrando con una población sumamente vulnerable de bebés y niños que estuvieron resguardados de los virus comunes durante los confinamientos por la pandemia.

Los sistemas inmunitarios podrían no estar tan preparados para combatir el virus luego de más de dos años de protección que brindaron las mascarillas, dijo la doctora Elizabeth Mack, de la Universidad de Medicina de Carolina del Sur, de acuerdo con FOX 5.

“Carolina del Sur se está ahogando en VRS”, indicó Mack en un comunicado de prensa. El repunte se presentó antes de lo normal este año, declaró.

Síntomas, transmisión, y recomendación medica

Entre los síntomas leves del virus, están la tos y la fiebre, el dolor de cabeza, de garganta, estornudos y la rinorrea nasal. Mientras que cuando la enfermedad se torna grave produce silbidos de pecho, dificultad respiratoria, bronquitis y neumonía, según ListinDiario.

Las personas infectadas usualmente son contagiosas entre tres y ocho días. Los bebés y los pacientes con sistemas inmunitarios debilitados pueden transmitir la enfermedad hasta por cuatro semanas. No existe una vacuna, aunque ya se realizan varios ensayos.

Los virus del RSV, son adquiridos a través de los fluidos corporales y las goticulas de saliva, por lo que las autoridades sanitarias han recomendado mantener las normas de bioseguridad usadas en la prevención del Covid 19, puesto que estas también protegen de contraer otra clase de virus.

Pediatras y médicos familiares dentro de las recomendaciones para evitar el desmedido contagio están aconsejando a padres y cuidadores de niños, no permitir que personas enfermas o sin previa asepsia, besen o acaricien sus bebés.

“Besar en la parte de atrás de la cabeza (cerca de la nuca) del bebé es preferible. El mismo principio aplica a tocarles las manos, pues podemos transmitir agentes infecciosos a sus manitas y ellos se las van a llevar a la boca después”, publicó Univisión.

Por lo general, el virus alcanza su punto máximo en invierno, pero comenzó a circular este verano, lo que sorprendió y preocupó a los médicos, y probablemente refleje cómo la pandemia de COVID interrumpió los patrones de circulación para afecciones como el RSV. Los CDC dicen que la temporada generalmente comienza entre mediados de septiembre y mediados de noviembre y alcanza su punto máximo entre fines de diciembre y mediados de febrero.

De hecho, los casos de VRS presentaron una disminución importante mientras en los dos años de pandemia, las escuelas, guarderías y colegios estuvieron cerradas, pero con el retorno de la normalidad y la laxitud en las medidas de bioseguridad, el virus repunto y esta vez los casos se están dando en conjunto con el del Covid 19.

“Lo calificó como una emergencia”, dijo el doctor Juan Salazar, del Hospital Infantil de Connecticut, donde el VRS ha provocado que salas de juego y otros espacios en los que no solía haber camas sean adaptados para recibir pacientes. La institución contempló usar un hospital de campaña de la Guardia Nacional, pero dejó de lado esa opción por el momento.

El medio Univisión trae el testimonio de Leslie Cook, quien tiene en la unidad de cuidados intensivos internado a su pequeño hijo.

“Para quienes no lo saben, nuestro hijo de tres meses ha estado conectado a un respirador artificial y a un tubo gástrico por cuatro días debido al virus respiratorio sincitial”, escribió en su cuenta de Twitter, en la que exhorta a la gente a tomar medidas para evitar contagiar a los más pequeños.

“Puede que sea un mero resfriado para ti, pero es cuestión de vida o muerte para estos bebés”, insiste. Un clamor que se multiplica cada vez más en las redes sociales a medida que más y más niños contraen la enfermedad.

Mientras que la pediatra Ilan Shapiro insiste a los papás con niños pequeños que tomen precauciones durante esta temporada en la que “estamos viendo muchas más hospitalizaciones que antes”.

“¿Ustedes creen que la persona que llega con gripe o enferma a besar a su bebé va a estar con ustedes en el hospital? Ya sabemos la respuesta: No”, dijo.

Por favor no te ofendas cuando alguien no te deje cargar o besar a su bebé. Su mamá simplemente lo está protegiendo y con derecho”, exclama en una publicación de Facebook Sara Delke, una madre que subió un video en el que se escucha a su bebé de 10 meses toser y recibir un tratamiento de nebulización, informó Univisión.

“Se siente tan mal y ahora su hermano empezó con congestión nasal y fiebre. Es por eso que hay que mantener a los niños protegidos y nunca besar a un recién nacido”, agrega en el post.

“Pedirle a alguien (especialmente si es un familiar o amigo) que no se le acerque tanto a tu bebé o no lo le bese las manitos es incómodo. Yo no siempre he sido capaz de hacerlo o por vergüenza o ‘buena educación’, pero cada vez más intento que eso no me frene. Después de todo, mucho mayor será el arrepentimiento si mi hija llega a enfermarse”

LEER MÁS: Joven muere tras quedar atrapado en la puerta del metro de New York

Comenta Aquí
Suscribir
Notificar de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax