Escasez de leche de fórmula para bebés se extiende por EE.UU.

Un cliente selecciona leche para bebés en un supermercado en Haikou, provincia de Hainan, en el sur de China, el 7 de agosto de 2013.

Getty Un cliente selecciona leche para bebés en un supermercado en Haikou, provincia de Hainan, en el sur de China, el 7 de agosto de 2013.

Padres de familia de los Estados Unidos se encuentran bastante preocupados ante la escasez de las fórmulas lácteas para bebés, consecuencia del retiro masivo del producto por motivos de seguridad, y a problemas en la cadena de suministro que han llevado a que las principales marcas desaparezcan de las estanterías comerciales.

Informa Independent Espanol, que según un análisis de Datasembly, en la semana que terminó el 24 de abril se agotaron las existencias de leche de fórmula para bebés más vendidos en EE.UU.

De acuerdo con CNN Español, la tasa de agotamiento de stock de leche de fórmula para bebés osciló entre el 2% y el 8% en la primera mitad de 2021, pero comenzó a aumentar bruscamente el pasado mes de julio. Entre noviembre de 2021 y principios de abril de 2022, la tasa de desabastecimiento se disparó hasta el 31%, según datos de Datasembly.

Esa tasa aumentó otro 9% en solo tres semanas de abril, y ahora se sitúa en el 40%, según las estadísticas. En seis estados -Iowa, Dakota del Sur, Dakota del Norte, Missouri, Texas y Tennessee-, más de la mitad de las fórmulas para bebés se agotaron por completo durante la semana que comenzó el 24 de abril, según Datasembly.

Y, dice que, aunque siete estados tenían entre el 40% y el 50% de las existencias de leche de fórmula para bebés a principios de abril, 26 estados están ahora luchando con el suministro.

“Este problema se vio agravado por los problemas de la cadena de suministro, las retiradas de productos y la inflación histórica”, dijo el director general de Datasembly, Ben Reich. “Desafortunadamente, dada la cantidad de volatilidad sin precedentes a la categoría, anticipamos que la fórmula para bebés seguirá siendo uno de los productos más afectados en el mercado”.

¿Por qué no hay leche de formula?

informa Semana, que de acuerdo con expertos, la reducción del abastecimiento de este producto comenzó el año pasado, debido a la pandemia del coronavirus, que generó alteraciones en el suministro de los ingredientes, en la fuerza laboral y en el transporte, pero también a la acumulación de las reservas durante las cuarentenas.

Otro de los agravantes a la crisis de escasez, se dio por el retiro de marcas de leche por parte de la compañía Abbott, debido a la presencia contaminante de bacterias en las fórmulas. En el mes de febrero, laboratorios Abbott se vio obligado a cerrar su fábrica en Sturgis, Michigan, y al retiro del mercado de grandes marcas de leche de fórmula para bebes, como Similac, Alimentum y EleCare, luego de que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) informara de varias casos de niños que fueron ingresados a centros hospitalarios, luego de consumir estos productos, y enfatizando en el caso del fallecimiento de uno de los menores.

Según Radio Corporation, la agencia dijo que uno de los casos involucraba la bacteria salmonella y que otros tres eran de enterobacter sakazakii, una bacteria rara pero peligrosa que puede causar infecciones sanguíneas y otras complicaciones de salud graves.

“Estamos trabajando cuidadosamente con nuestros socios para investigar las quejas relacionadas con estos productos, que reconocemos incluyen fórmula para niños producida en esta instalación, al tiempo que trabajamos para resolver este problema de inocuidad lo más rápido posible”, comentó Frank Yiannas, subcomisionado de la FDA.

Así mismo, la FDA agregó que está trabajando con las autoridades federales y locales en Minnesota, Ohio y Texas, los estados donde se reportaron las infecciones infantiles.

Es importante señalar, que según CNN Español, un antiguo empleado de Abbott Nutrition presentó una denuncia ante la FDA meses antes de la retirada del mercado, en la que documentaba su preocupación por que la empresa estuviera ocultando problemas de seguridad en su planta de Sturgis, Michigan.

Plan de contingencia de la administración Biden

Publica LA Times, que el lunes, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) trabajaba contrarreloj para hacer frente a cualquier posible escasez, y que trataría de agilizar las importaciones de fórmula infantil extranjera para aumentar el suministro.

La portavoz de la Casa Blanca, narró su propia situación. Psaki contó como recorría tienda por tienda para obtener leche formulada para suminístrale a su hijo. “Trabajar con los principales fabricantes para garantizar que aumenten la producción, optimizar sus líneas de suministro, el tamaño de los productos para ampliar la capacidad y priorizar las líneas más demandadas”. Dijo.

Psaki incidió en la necesidad de agilizar los permisos de entrada para aquellos productos importados, así como de garantizar el suministro de fórmulas especializadas, algunas requeridas en tratamientos médicos.

LA Times, señaló que, por el momento, los pediatras y los trabajadores de la salud recomiendan que los padres que no puedan encontrar leche de fórmula se pongan en contacto con los bancos de alimentos o con los consultorios médicos.

“Para los bebés que no reciben leche materna, las fórmulas son su único alimento”, explica el doctor Steven Abrams, de la Universidad de Texas, en Austin. “Así que tienen que contener todos los nutrientes y, además, estar bien preparadas para que sean seguras para los bebés más pequeños”.

Padres desesperados ante la escasez

France 24 dijo que el testimonio de una madre, quien dice: “apenas nació mi bebé, noté que había un problema y la semana que viene cumplirá siete meses”, cuenta a la AFP Sara Khan.

Esta madre describe su carrera de obstáculos para encontrar unas cajas de leche en polvo, su angustia ante los anaqueles vacíos de las farmacias CVS y Walgreens o los supermercados Target, ya sea en Washington o sus alrededores.

Hasta ahora ha dependido de amigos y familiares, quienes le han estado enviando cajas de leche cada vez que encontraban una, desde Boston, Nueva York o Baltimore. “Es absurdo”, continúa, recordando que llegó a importar leche de Alemania.

Otra madre, Olivia Espinosa dice que “Es muy frustrante porque no es como si el problema hubiera surgido de la noche a la mañana”.

En San Diego, California, Espinosa y Steve Hohman son padres de dos niños, incluida Maya, de tres semanas, que es intolerante a la lactosa. “Tuvimos pocas opciones más que recurrir a la leche de origen vegetal”, dice.

Habitualmente, los hospitales y los pediatras entregan a los padres varias muestras de leche en polvo para poder determinar cuál es la mejor para el bebé. Pero pocos todavía tienen muestras en stock.

El papá de la pequeña Maya enfatiza lo desesperante que es que su hija no pueda probar otras leches que probablemente serían más nutritivas.

Esta carencia “es sumamente frustrante, sobre todo cuando tienes un bebé que tiene necesidades muy específicas”, continúa su esposa, quien dice tener dificultades para amamantar y producir suficiente leche.

Incluso para los niños que no tienen una sensibilidad particular a la leche, la situación es complicada, apunta Sara Khan. “No es tan fácil” cambiar de leche, dice. Al bebé le debe gustar el sabor de la nueva leche y no debe causarle otros trastornos, como estreñimiento.

Y además de los problemas de abastecimiento, los padres lamentan los costos, en momentos en que los vendedores online han duplicado o incluso triplicado sus precios.

La FDA en respuesta a las preocupaciones de cientos de padres estadounidenses, y en voz de Robert M Califf el martes en comunicado de prensa indicó:

“Sabemos que muchos consumidores no han podido acceder a la leche en polvo infantil y a los alimentos médicos que están acostumbrados a usar, pero estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance para garantizar que haya un producto adecuado disponible dónde y cuándo lo necesiten”.

Por su parte la compañía Abbott dijo este miércoles que “lamentaba profundamente la situación”.
Mientras tanto, toda la angustiante situación, ha llevado a que la crisis de escasez de fórmulas lácteas transcurra al ámbito político.

La congresista republicana Elise Stefanik, se refirió al hecho, exigiendo la acción inmediata de la FDA (dirigida por la administración) Biden para que, de contingencia a la escasez de las leches de fórmula para bebés, y alego que los padres de todo el país no podían esperar ni un segundo más”. así lo hizo saber a través de su cuenta de Twitter.

Sumado a su parecer, se unió Marjorie Taylor Green otra congresista quien dijo también en Twitter que “el Congreso quiere enviar casi 40.000 millones de dólares para Ucrania mientras que las madres estadounidenses no encuentran leche para bebés”.

Stefanik dijo que las congresistas, ambas madres, pidieron a la agencia que proporcione un cronograma claro sobre cuándo se espera que el inventario de fórmula para bebés esté lo suficientemente reabastecido, así como un plan a largo plazo para minimizar las interrupciones en la cadena de suministro de fórmula para bebés. 

“Hemos escuchado de los electores sobre este problema: padres que no están seguros de cómo proporcionar este sustento esencial para sus bebés y preocupados por los impactos nutricionales de esta escasez en la cadena de suministro. Como madres, sabemos el estrés que esto está causando en tantos hogares”, escribieron las congresistas. 

“La escasez de fórmula infantil es otro ejemplo de cómo la crisis de la cadena de suministro de esta Administración está perjudicando a las familias trabajadoras. Esta crisis ahora ha llegado a las mesas de las cocinas de Estados Unidos, ya que las familias no saben cómo alimentar a sus hijos. Las políticas fallidas de Bare Shelves Biden han creado pánico en las familias al no abordar la escasez de fórmula para bebés”, dijo Stefanik.

“Los padres trabajadores ya están pagando el precio de la inflación y las crisis de la cadena de suministro de Biden. No pueden esperar semanas por la fórmula. Como nueva madre, hice sonar la alarma sobre esto anteriormente y, después de que la Administración Biden no hizo absolutamente nada para abordar esta crisis, sigo elevando las preocupaciones de los padres a los niveles más altos exigiendo respuestas de la FDA de Biden para abordar esta crisis. Esto nunca puede volver a suceder y debe abordarse”.

 
Finalmente, en respuesta a todas las peticiones frente a esta crisis alimentaria, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, aseguró a comienzos de semana, que la administración del presidente Biden se encuentra trabajando “día y noche” para encontrar soluciones a este problema.

LEER MÁS: Incendio destruye unas 20 casas en el sur de California: hay evacuaciones [VIDEOS]

Comment Here
Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax
()
x