Demandan a maestra de Michigan por cortar cabello a una niña

Una niña usa una máscara facial mientras los estudiantes se sientan en un aula de la escuela primaria de Petri en Dortmund, Alemania occidental, el 15 de junio de 2020 en medio de la pandemia del nuevo coronavirus COVID-19

Getty Images Una niña usa una máscara facial mientras los estudiantes se sientan en un aula de la escuela primaria de Petri en Dortmund, Alemania occidental, el 15 de junio de 2020 en medio de la pandemia del nuevo coronavirus COVID-19

Una maestra de la escuela Ganiard Elementary de Michigan, que cortó sin el permiso de sus padres el cabello a una de sus estudiantes, ahora deberá pagar una multa de $1 millón de dólares por su atrevimiento.

Los hechos ocurrieron en el mes de marzo pasado del presente años en la escuela primaria de Ganiard, ubicada en Mount Pleasant, cuando según narra el padre de la niña afectada, una menor de siete años, llegó a casa luego de su jornada escolar, con la gran sorpresa para ellos de que su cabello estaba cortado por un solo lado de la cabeza.

Jurnee como responde la niña, aseguró que una de sus compañeras de ruta escolar tomó unas tijeras y cortó su cabello cuando iban en el bus. “Jurnee tenía el pelo largo y rizado antes de que se lo cortaran”, afirmó el padre.

El padre de familia presentó el reclamó a la institución educativa, pero no obtuvo ninguna explicación de lo sucedido.

Seguido a este accidente, Jimmy Hoffmeye, progenitor de la menor, la llevó a un centro de belleza para que arreglaran los trasquilados causados por su compañera. Parecía que el impase se superaba, pero cual no sería su asombro cuando dos días después la niña llego esta vez despojada de su frondosa cabellera larga y rizada.

El cabello estaba totalmente corto. Al interrogarla sobre qué había pasado en esta ocasión, la pequeña señaló que su profesora al ver su cabello más largo de un lado que del otro, había decidido cortárselo para emparejarlo.

“Le pregunté qué sucedió y dije: ‘Pensé que te dije que ningún niño debería cortarte el pelo”, dijo Hoffmeyer en ese momento. “Ella dijo: ‘Pero papá, fue la maestra’. La maestra me cortó el cabello para emparejarlo”, aseguró la menor.

De nuevo, el padre se presentó a la escuela para reclamar el abuso de la maestra, pero el plantel educativo, no dio ninguna respuesta a lo sucedido.

Enfurecido por la negligencia, Jimmy decidió presentar una demanda en contra del distrito escolar, un bibliotecario y un asistente de la maestra, quienes sabían del hecho y no reportaron la situación. La demanda fue presentada este martes en un tribunal federal en Grand Rapids contra las Escuelas Públicas de Mount Pleasant, informó MLive.com.

Entre los argumentos de la demanda están la violación a los derechos constitucionales de la menor, además, de la discriminación racial, intimidación étnica, así como también la imposición intencional de angustia emocional y agresión, en vista de que la maestra y la niña que le cortaron el cabello a la niña son de raza blanca. Cabe decir que Hoffmeye es un hombre afroamericano, y la madre de Jurnee, una mujer de raza blanca.

De acuerdo con Meganoticas, en la demanda se reafirma que el distrito “falló en capacitar, monitorear, dirigir, disciplinar y supervisar adecuadamente a sus empleados, y sabía o debería haber sabido que los empleados se involucrarían en el comportamiento denunciado debido a la capacitación, las costumbres, los procedimientos y las políticas inadecuados y la falta de disciplina que existía para los empleados”.

Entre tanto, frente a la omisión de los dos empleados de la escuela que estaban al tanto del incidente y no lo denunciaron, la junta escolar dijo que estos presentaron sus disculpas por lo sucedido.

Así mismo, esta determinó que a través de una investigación independiente, que a pesar de las “buenas intenciones” de la empleada que le cortó el cabello a Jurnee, esta violó las políticas de la escuela al tomar ese tipo de decisión sin el consentimiento de sus padres y sin avisar previamente a los administradores del distrito, y por eso había tenido un llamado de atención.

Por su parte, la superintendente Jennifer Verleger explicó en un comunicado que la bibliotecaria de la escuela le cortó el cabello a Jurnee con pleno consentimiento de la niña y como “un gesto de buena voluntad”.

Finalmente, declaraciones de los administradores del distrito establecieron haber llevado una revisión interna del incidente, de lo que Hoffmeyer dijo que el distrito nunca lo interrogó ni a él ni a Jurnee, de la quien señaló que ahora asiste a otra escuela.

LEER MÁS: Con látigos y caballos persiguen a haitianos en la frontera de EE.UU.

Comment Here
Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax
()
x