España: hallan en el mar el cuerpo de una de las niñas secuestradas por su padre

Niñas Tenerife

Fuente: Twitter Hallan en el fondo del mar el cadáver de Olivia Gimeno Zimmermann , niña desaparecida el 27 de abril en Tenrife.

España está conmocionada por el caso de las niñas de Tenerife. Olivia y Anna Gimeno Zimmermann fueron presuntamente secuestradas por su padre el pasado 27 de abril en Tenerife. Tras casi dos meses de intensa búsqueda, este jueves fue hallado el cuerpo de Olivia, la mayor. Estaba metido dentro de una bolsa sumergido en el fondo del mar.

La noticia del hallazgo del cuerpo de Olivia Gimeno Zimmerman fue confirmada por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias y la Guardia Civil. Tal como informa el diario El País de España “el cuerpo se encontraba en el fondo del mar, dentro de una bolsa atada al ancla de la embarcación del padre de las menores”.

Tomás Gimeno, de 37 años, padre de Olivia y Anna, es la persona más buscada en España desde el 27 de abril, fecha en que desapareció con sus dos hijas en Tenerife.

Este jueves, el robot del buque de búsqueda Ángeles Alvariño halló el cuerpo de Olivia a 1000 metros de profundidad, a tres millas de la costa de Tenerife. El cadáver de la mayor de las hermanas se hallaba en una bolsa que estaba atada al ancla de la embarcación de su padre, Tomás Gimeno.

Junto al cuerpo de Olivia se encontraba una bolsa vacía. Las autoridades temen que el padre haya asesinado a las dos niñas. De cualquier modo, esta es una versión que aún no tiene ningún tipo de confirmación oficial. Guardia civil continúa con la búsqueda de Anna, la menor, y del propio Tomás Gimeno.

Continúa la búsqueda de la hermana menor

El buque Ángeles Alvariño continúa este viernes con la búsqueda de Anna, la menor de las niñas de Tenerife presuntamente secuestradas por su padre.

De acuerdo a El Diario, hasta la mañana de este viernes no había indicios del hallazgo del cuerpo de la niña ni tampoco del de su padre.

De acuerdo a los investigadores, el allanamiento a la casa de Tomás Gimeno no reportó ningún indicio que pudiera orientar la búsqueda. No había rastros de ansiolíticos que pudieran dar cuenta de que el padre había sedado a las niñas con fármacos.

El 8 de junio, la Guardia Civil halló a 1000 metros de profundidad un tubo de oxígeno y una cinta nórdica. Confirmaron que esos elementos pertenecían al barco de recreación que era propiedad de Tomás Gimeno. En base a ello, decidieron continuar la búsqueda que este jueves tuvo un punto de giro radical al ser hallado el cadáver de Olivia.

Los investigadores sospecharon que el tubo de oxígeno y la funda nórdica podían haber sido empleados como lastre para el hundimiento de los cuerpos. Al hallar el ancla del barco de Tomás Gimeno atado a la bolsa en la que estaba el cadáver de Olivia, esta hipótesis cobra más fuerza.

Así desaparecieron las niñas

El martes 27 de abril, Tomás Gimeno debía devolver a sus dos hijas a casa de su madre en horas del mediodía. Tras mantener una conversación telefónica con su expareja, le advirtió que no volvería a ver a las niñas. Habían mantenido una fuerte discusión según testimonio de la madre de Olivia y Anna.

Horas después, un vigilante del puerto de Tenerife lo volvió cargar maletas en su barco de recreo. Según el testimonio de esta persona, Gimeno debió hacer tres viajes para cargar todo el equipaje con el que salió al mar ese día.

Antes de ser declarado desaparecido, Tomás Gimeno fue visto por última vez en una gasolinera. Allí paró con su automóvil a comprar un cargador móvil. De regreso al puerto, cargó combustible en el barco y zarpó junto a las niñas.

El barco fue hallado horas más tarde, sin ocupantes, varios kilómetros al sur de Tenerife, a una milla del Puertito de Güímar.

LEER MÁS: Florida: Anciano asesina a su jefe tras ser despedido del empleo: Félix Cabrera

Sigue a AhoraMismo en Instagram


Comment Here
Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax
()
x