Brote de hepatitis infantil: ¿Qué se sabe hasta ahora?

Una madre consuela a Laura Loreen, una de sus dos hijas gemelas, antes de que ambas niñas fueran operadas de oído en el hospital Unfallkrankenhaus Berlin (UKB) en el distrito de Marzahn el 17 de junio de 2013 en Berlín, Alemania.

Getty Una madre consuela a Laura Loreen, una de sus dos hijas gemelas, antes de que ambas niñas fueran operadas de oído en el hospital Unfallkrankenhaus Berlin (UKB) en el distrito de Marzahn el 17 de junio de 2013 en Berlín, Alemania.

El mundo médico y científico, se está enfrentando a un virus que esta atacando indiscriminadamente a la población infantil, y que tiene a este personal y los organismos sanitarios bastante preocupados.

Varios países en el mundo, entre los que se cuentan los europeos, ya han reportado casos de niños con padecimiento de la misteriosa enfermedad, y del que se conoce un primer reporte de infección en la Gran Bretaña. Ahora, el virus se propaga a Norteamérica, específicamente en los Estados Unidos.

Los primeros casos de hepatitis infantil

La semana inmediatamente anterior, desde Reino Unido, las autoridades de la Agencia de Seguridad Sanitaria informaron de la detención de 74 casos reportados desde el mes de enero, de niños con hepatitis o inflamación del hígado, de los cuales 49 de los pacientes eran de Inglaterra, 13 de Escocia y los 12 restantes de Gales e Irlanda del Norte. Todos los infantes tenían una edad menor a los diez años.

El informe enfatizó en que no observaron en estos niños virus habituales que degeneraran en la hepatitis infecciosa, por lo que los profesionales de la salud y la comunidad científica creen que las posibles fuentes de la enfermedad estén relacionadas al COVID-19, otros virus, y a factores ambientales. Otros casos aislados de la grave enfermedad se han registrado en España y EE.UU.

¿Qué se sabe de la enfermedad?

Tradicionalmente se conoce a la Hepatitis o inflamación del hígado como una enfermedad de carácter infeccioso que ocasiona una lesión en el hígado. La inflamación del órgano se relaciona a la lucha que da el cuerpo para combatir una enfermedad potencial.

Dice La Tercera, que los síntomas en los niños generalmente incluyen algunos (pero no todos) de los siguientes:

• Orina oscura
• Heces de color gris
• Coloración amarillenta de la piel y los ojos (llamado ictericia)
• Temperatura alta

Además, indica el informativo que, con un adecuado tratamiento, la afección generalmente se puede tratar, pero algunos pacientes pueden requerir un trasplante de hígado. Agregan que las causas que generan esta inflamación pueden sobrevenir de distintas fuentes, pero dice que en los infantes generalmente se relaciona con infecciones virales dentro de las que menciona como más comunes la hepatitis A, B, C, D y E, y de otros virus, como los adenovirus, causantes de las afecciones respiratorias y de pulmón, que raramente ocasionan esta enfermedad. Sin embargo, de los casos presentados hasta ahora, ninguno de los menores ha padecido de los virus anteriormente mencionados, algo que tiene desconcertado al personal sanitario.

“La hepatitis es muy común en niños después de una variedad de infecciones virales, pero lo que se está viendo en este momento es muy diferente”, dijo en un comunicado Graham Cooke, profesor de investigación de enfermedades infecciosas del Instituto Nacional de Investigación en Salud y Atención (NIHR) del Imperial College London.

Añadió Cooke, que los niños que han sido diagnosticados con esta hepatitis desconocida, “están experimentando una inflamación más severa, lo que en algunos casos hace que el hígado falle y requiera un trasplante”.

El Covid-19 como sospechoso

De acuerdo con La Tercera, el adenovirus parece ser la explicación más probable, ya que es una infección común en los niños y puede causar hepatitis. Pero hay algunos escenarios alternativos que deben explorarse.

La hepatitis autoinmune, en la que el propio cuerpo ataca al hígado (a diferencia de un virus u otro patógeno que lo ataca), podría causar estos casos. Pero esta es una condición rara, que afecta a aproximadamente 10.000 personas en el Reino Unido y generalmente se encuentra en mujeres de alrededor de 45 años. Teniendo esto en cuenta, es muy poco probable que la hepatitis autoinmune sea la causa de un grupo de casos en niños.

Ha habido sugerencias de que el Covid-19 podría estar detrás de estos casos de hepatitis, ya que se ha detectado Sars-CoV-2 en algunos de los niños. Se han informado casos aislados de hepatitis en pacientes con Covid-19, pero esto es incluso más raro que la hepatitis autoinmune, y se ha observado principalmente en adultos con Covid-19 grave. La Dra. Pérez dice que cómo en Europa ha habido rebrotes de Covid-19, fue la primera posibilidad de etiología o causa de esta hepatitis en niños.

Entre tanto, la Dra. Bernardita Romero, gastroenteróloga pediátrica de Clínica Universidad de los Andes, explicó que “hay muchos virus respiratorios que pueden provocar hepatitis y con el coronavirus (Covid-19) se ha descrito que éste afecta el hígado también, entonces en el fondo hay virus que son hepatotropos que van ligados al hígado directamente (y que generan hepatitis directamente) y otros que son respiratorios, pero que igual pueden producir alguna inflamación en el hígado”.

Mientras que Cooke, no está convencido de que el COVID-19 sea el responsable. “Si la hepatitis fuera consecuencia del COVID, sería sorprendente no verla más ampliamente distribuida por todo el país, dada la alta prevalencia del (COVID-19) en este momento”, dijo. 

“En la actualidad, la causa exacta de la hepatitis en estos niños sigue siendo desconocida”, dijo el CDC europeo. 

Alerta sanitaria proclama la OMS respecto al virus hepático infantil

La Organización Mundial de la Salud, OMS asegura que el origen de estas hepatitis está bajo investigación activa y se están realizando pruebas de laboratorio para infecciones adicionales, productos químicos y toxinas para los casos identificados.

“Estamos trabajando con socios para crear conciencia entre los profesionales de la salud, de modo que cualquier otro niño que pueda verse afectado pueda identificarse temprano y llevarse a cabo las pruebas correspondientes. Esto también nos ayudará a construir una mejor imagen de lo que puede estar causando los casos”, insta Meera Chand, directora de Infecciones Clínicas y Emergentes.

La máxima autoridad en salud a nivel mundial, indicó también, que, si bien es cierto que hubo un aumento de casos de adenovirus en Gran Bretaña, en conjunto con el rebrote de Covid-19, no se podía dar por sentado que estos fueran el detonante de la hepatitis infantil.

Dijo el establecimiento, que algunos de los niños dieron positivo al Covid-19, pero que esto no era determinante y se requería de más pruebas genéticas para establecer la verdadera relación entre los dos virus.

De hecho, dijo que no se había encontrado ninguna otra relación entre los niños del Reino Unido y que ninguno había viajado recientemente al extranjero. Estableciendo también que se están realizando pruebas de laboratorio para determinar si la causa podría ser una sustancia química o una toxina.
 
Por último, T13 dijo que la agencia sanitaria de la ONU dijo que, dado el aumento de los casos en el último mes y la intensificación de la vigilancia, era “muy probable” que se detectaran más casos antes de identificar la causa del brote.

Los CDC De EE.UU advierten de informar casos de hepatitis infantil

En vista a que la hepatitis infantil se está propagando en varios países del mundo, funcionarios adscritos a los Centros Para el control y la Prevención de enfermedades de los Estados Unidos (CDC), emitieron una alerta nacional en la que advierten a toda la comunidad médica y sanitaria estar atentos a cualquier indicio sobre la enfermedad en niños afectados por adenovirus, reportando cualquier caso que se presente a sus departamentos de salud estatales y locales.

Cabe anotar que el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades informó que las autoridades estadounidenses habían detectado nueve casos de hepatitis aguda en Alabama en niños de uno a seis años.

Finalmente, los CDC dijeron que el país hace seguimiento a la enfermedad y realiza investigaciones sobre el origen, causas y comportamiento de la infección, estableciendo un trabajo conjunto con sus homólogos en el continente europeo.

En el comunicado de los CDC se lee:

Los CDC emitieron hoy una alerta de salud a nivel nacional para notificar a los médicos y a las autoridades de salud pública sobre un grupo de niños identificados con infección por hepatitis y adenovirus, y para pedirles a todos los médicos que estén atentos a los síntomas y que informen cualquier caso sospechoso de hepatitis de origen desconocido a sus departamentos de salud locales y estatales.

Actualmente, los CDC están trabajando con el Departamento de Salud Pública de Alabamaícono de sitio externo para investigar un grupo de nueve casos de hepatitis de origen desconocido en niños de 1 a 6 años de edad, todos los cuales antes estaban sanos. Ninguno de estos niños estaba en el hospital debido a una infección actual por SARS-CoV-2. Los primeros casos de EE. UU. se identificaron en octubre de 2021 en un hospital infantil en Alabama que admitió a cinco niños con lesión hepática significativa (incluidos algunos con insuficiencia hepática aguda) sin causa conocida, que también dieron positivo por adenovirus. Se descartaron virus de hepatitis A, hepatitis B y hepatitis C.

Tras la investigación, una revisión de los registros hospitalarios identificó cuatro casos adicionales, todos los cuales tenían lesión hepática e infección por adenovirus; las pruebas de laboratorio identificaron que algunos de estos niños tenían adenovirus tipo 41, que causa con mayor frecuencia la gastroenteritis aguda pediátrica. No se encontró ningún vínculo epidemiológico conocido o exposiciones comunes entre estos niños. Una alerta estatal para obtener casos adicionales el 1 de febrero de 2022 no ha generado más informes.

Los CDC también están al tanto de un aumento en los casos de hepatitis pediátrica sin causa conocida recientemente informados en Europaícono de sitio externo y se han puesto en contacto con nuestras contrapartes europeas para comprender lo que están aprendiendo. El adenovirus se ha confirmado en varios de los casos europeos, pero no en todos.

Los síntomas de la hepatitis, o inflamación del hígado, incluyen fiebre, fatiga, pérdida de apetito, náuseas, vómitos, dolor abdominal, orina oscura, heces de color claro, dolor en las articulaciones e ictericia, y pueden ser causados ​​por virus. Los adenovirus se propagan de persona a persona y causan con mayor frecuencia enfermedades respiratorias, pero según el tipo, también pueden causar otras enfermedades como gastroenteritis (inflamación del estómago o los intestinos), conjuntivitis (ojo rosado) y cistitis (infección de la vejiga) . El adenovirus tipo 41 se presenta típicamente como diarrea, vómitos y fiebre, a menudo acompañados de síntomas respiratorios. Si bien ha habido informes de casos de hepatitis en niños inmunocomprometidos con infección por adenovirus, no se sabe que el adenovirus tipo 41 sea una causa de hepatitis en niños por lo demás sanos.

Los CDC están trabajando con los departamentos de salud estatales para ver si hay casos adicionales en los EE. UU. y qué puede estar causando estos casos. En este momento, creemos que el adenovirus puede ser la causa de estos casos informados, pero los investigadores aún están aprendiendo más, incluido descartar otras posibles causas e identificar otros posibles factores contribuyentes. Hasta el momento, se han descartado otras causas comunes de hepatitis viral, como la hepatitis A, B y C. Los CDC y los funcionarios estatales de salud pública continuarán trabajando juntos en estrecha colaboración con los médicos para identificar y detectar patrones inusuales o grupos de enfermedades para prevenir más enfermedades.

Los CDC solicitan a los médicos que consideren la posibilidad de realizar pruebas de adenovirus para pacientes pediátricos con hepatitis de etiología desconocida y que informen cualquier posible caso de hepatitis de origen desconocido a los CDC y a las autoridades estatales de salud pública. Además, alentamos a los padres y cuidadores a que estén al tanto de los síntomas de la hepatitis y que se comuniquen con su proveedor de atención médica si tienen alguna inquietud. Seguimos recomendando a los niños que estén al día con todas sus vacunas, y que los padres y cuidadores de niños pequeños tomen las mismas medidas preventivas diarias que recomendamos para todos, incluido lavarse las manos con frecuencia, evitar a las personas enfermas, cubrirse al toser y estornudar, y evitando tocarse los ojos, la nariz o la boca. Los CDC compartirán información adicional a medida que esté disponible.

LEER MÁS: ¿Cuál es el lateral izquierdo que quiere Xavi para el Barça?

Comenta Aquí
Suscribir
Notificar de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax
()
x