INFORME: Administración de Donald Trump falsificó documentos para declararse ‘ganador’ de elección

Los partidarios del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, protestan frente al Capitolio de los Estados Unidos el 6 de enero de 2021 en Washington, DC.

Getty El comité de investigación de 6 de enero puede tener una noticia enorme

El enfoque público de la investigación del Congreso del 6 de enero, hasta el momento, es lo que sucedió en Washington, D.C. Detrás de escena, el trabajo de la investigación a nivel estatal se está acelerando y con el pasar de los días, pueden haber varios nuevos descubrimientos que pueden causar tremendos problemas para algunos.

El comité de la Cámara de Representantes que investiga el ataque al Capitolio reunió miles de registros de funcionarios estatales y entrevistó a una lista de testigos mientras intenta rastrear los intentos del expresidente Donald Trump de subvertir las elecciones de 2020, particularmente en cuatro estados clave que inclinaron la presidencia a Joe Biden.

La exclusiva de la página Politico dio a conocer algunos detalles sobre la falsificación de documentos por parte de la administración de Donald Trump para indicar que él había ganado en esos estados que terminó llevándose el candidato demócrata.

Queremos que el público vea y escuche a las personas que realizaron elecciones en esos estados”, dijo el presidente del panel selecto, el representante Bennie Thompson (D-Miss.) en una entrevista. Describió a esos testigos como particularmente importantes debido a sus mandatos para mantener las elecciones “justas e imparciales” mientras provenían de un partido político.

Los voluminosos documentos que los funcionarios electorales estatales enviaron al comité el 6 de enero, obtenidos por Politico a través de solicitudes de registros abiertos, subrayan la profundidad de la campaña de presión de Trump dirigida a los administradores típicamente de menor nivel de la votación presidencial. Los correos electrónicos, los mensajes de texto y las grabaciones telefónicas también agregan un contexto consecuente a los incidentes informados anteriormente, como la llamada de Trump al principal investigador electoral de Georgia y el contacto de Mark Meadows con los funcionarios electorales de ese estado.

El panel selecto pidió a los estados cualquier fragmento de evidencia para justificar las acusaciones de fraude electoral que Trump promovió sin fundamento, centrando gran parte de sus esfuerzos en funcionarios de Arizona, Georgia, Pensilvania y Michigan. Esos estados prácticamente no encontraron evidencia de fraude, según Thompson.

Entre los funcionarios que hablaron con el comité se encontraba Kathy Boockvar, secretaria de Estado de Pensilvania durante las elecciones de 2020, según una fuente familiarizada con la situación que no está autorizada a hablar públicamente. Un portavoz del secretario de estado de Pensilvania se negó a comentar si el panel se había puesto en contacto con los funcionarios del estado.

Principalmente, los registros muestran a los funcionarios estatales tratando de apaciguar o ignorar a Trump y sus aliados sin distorsionar los resultados electorales ni aceptar afirmaciones desacreditadas de manipulación de votos. Un portavoz del panel selecto se negó a comentar sobre los documentos.

Presión en Georgia

Justo un día antes de que Georgia certificara los resultados de las elecciones de 2020 y sellara la derrota de Trump, los registros entregados al comité el 6 de enero muestran un mensaje de texto que llegó al teléfono del secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger.

“Señor secretario. Marca Meadows aquí. Si pudiera llamarme brevemente a su conveniencia. Gracias”, el entonces jefe de gabinete de la Casa Blanca le envió un mensaje de texto a Raffensperger en un mensaje del 19 de noviembre de 2020 obtenido a través de una solicitud de registros públicos.

Documentos electorales falsificados en Michigan y Arizona

Mientras el equipo de Trump impulsaba su narrativa desacreditada de fraude electoral, los Archivos Nacionales recibieron certificados de verificación falsificados que lo declaraban a él y al entonces vicepresidente Mike Pence como los ganadores de Michigan y Arizona y sus electores después de las elecciones de 2020. Las solicitudes de registros públicos muestran que los secretarios de estado de esos estados enviaron esos certificados al panel del 6 de enero, junto con la correspondencia entre los Archivos Nacionales y los funcionarios estatales sobre los documentos falsificados en tres estados, según la cadena NBC.

La líder de ese grupo, Lori Osiecki, le dijo al Arizona Republic en diciembre de 2020 que decidió enviar los certificados después de participar en mítines postelectorales y después de asistir a una reunión de un día en Phoenix que incluyó al abogado personal de Trump, Rudy Giuliani.

El grupo que falsificó la certificación de Michigan no usó el sello estatal, y parece que los funcionarios estatales no tomaron más medidas después de que los Archivos lo rechazaran.

También se había reportado que los miembros republicanos del estado de Wisconsin habían hecho una ceremonia separada para confirmar la “victoria” de Trump en el estado.  Esto ocurría mientras que la ceremonia oficial se celebraba en la Corte Suprema estatal.

Se espera que los involucrados en este investigación se están preparando para hacer público su trabajo, posiblemente tan pronto como la primavera.

Sigue a AhoraMismo en Instagram

LEER MÁS: Xavi le envía un mensaje muy claro a Memphis: ¿Qué le dijo?

Comment Here
Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax
()
x