Muere “Popeye”: Cómo murió el temido sicario de Pablo Escobar?

Twitter Así finalizó sus días Jhon Jairo Velásquez Vásquez Alias “Popeye” el temido sicario y mano derecha de Pablo Escobar, autor de miles de crímenes y actos terroristas en la época más sangrienta del narcotráfico colombiano.

Así finalizó sus días Jhon Jairo Velásquez Vásquez Alias “Popeye” el temido sicario y mano derecha de Pablo Escobar, autor de miles de crímenes y actos terroristas en la época más sangrienta del narcotráfico colombiano.

En las horas de la madrugada del jueves, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) comunicó su muerte en el Instituto Nacional de Cancerología de Bogotá, lugar donde se encontraba hospitalizado desde el 31 de Diciembre de 2019.

Había sido internado por cáncer de esófago y estómago, con metástasis en los pulmones, hígado y otros órganos. Ante la gravedad de la enfermedad estaba recibiendo apenas cuidados paliativos y el deceso se presentó rápido e inevitable.

Velásquez murió a la edad de 58 años, luego de una vida dedicada al crimen, la extorsión y el terrorismo. Debido a sus últimas “hazañas” se encontraba preso desde el 25 de mayo de 2018. Un proceso de extorsión y concierto para delinquir, además de “exigencias” que hizo en Antioquia para ser titular de propiedades que supuestamente habían sido adquiridas con dinero de actividades ilegales, lo tenía tras las rejas.

En el 2014 Alias “Popeye” había finalizado su condena inicial de casi 24 años por sus atroces crímenes cometidos. Tenía más de 13 condenas en su contra y alcanzó a pagar 23 años de cárcel con alguna redención de pena.

Una vez en libertad creó un controversial canal de YOUTUBE donde daba declaraciones que causaban polémica y estupor. Su intento por convertirse en una figura de los medios aprovechando el auge de serie televisivas como la de “Narcos” y la telenovela de Pablo Escobar, que dieron la vuelta al mundo lo trajeron de nuevo a la escena pública y sus andanzas no se detuvieron.

Como informa el diario EL TIEMPO en su sección de justicia, en el 2018 fue denunciado por extorsión por varias familias de Antioquia, y su captura, estilo película, sucedió en una fiesta en la que estaba Juan Carlos Mesa Vallejo, alias Tom, señalado como líder de la “Oficina”’ y jefe de la banda Los Chatas. Aquí los detalles de El Tiempo.

Luego de su captura, procesamiento y nueva condena estuvo preso en la cárcel de máxima seguridad de Valledupar conocida como “La Tramacúa”, a donde van los crimínales más temidos de Colombia, todos asesinos y sicópatas, internos en un lugar inhóspito y alejado del mundo.

Debido al estado de deterioro de su salud por el avance de la enfermedad, el 23 de diciembre del 2019, llegó a la cárcel La Picota de Bogotá, para buscar atención médica.
Inicialmente se pensó que la enfermedad era otra de sus estrategias para lograr salir de la temida cárcel de Valledupar, pero la verdad del acelerado cáncer terminal de esófago que padecía con metástasis en otros órganos, lo consumió luego de un mes de su llegada a Bogotá. Su muerte confirmó la veracidad de las medidas tomadas para su traslado.

Quién era Alias “Popeye” y qué crímenes cometió?

El asesino más conocido en el mundo del cartel de Medellín había nacido en Yarumal, un pueblo de la zona montañosa de Antioquia, el 15 de abril de 1962. Tenía otros tres hermanos y sus padres eran de origen humilde.

Su apodo famoso “Popeye” fue debido a su prominente mentón que se operó en varias ocasiones para tratar de atenuarlo.

De joven estuvo en la Armada y en la Policía hasta que el destino lo llevó a finales de la década del setenta a la famosa hacienda Nápoles, la finca de Pablo Escobar.
Desde entonces, deslumbrado por el poderío del capo narcotraficante se convirtió en el principal conductor de su organización y creador de la banda de sicarios del Cartel de Medellín.

El mismo “Popeye” confesó en sus procesos ser el autor del asesinato de 250 personas, entre estas su esposa y varios policías de Medellín, así como la responsabilidad de la explosión de 200 carros bomba. Realmente se le imputan más de 3.000 homicidios durante los años 80.

Dentro de sus crímenes más aterradores están el Magnicidio de Luis Carlos Galán, ocurrido el 18 de Agosto de 1989, sucedió en plena campaña electoral cuando el candidato se encontraba en Soacha, cerca de Bogotá, y fue abaleado sobre una tarima bajo la cual se habían escondido los mismos asesinos para esperarlo.

Otro terrible acto fue el de la explosión de un vuelo de Avianca que viajaba con destino a Cali en lunes 27 de Noviembre de 1989. Cuando el avión apenas empezaba a tomar altura, oscilando entre los 12.000 y 14.000 pies de altura, explotó sobre el Cerro Canoas. Los investigadores del FBI, hallaron en un pedazo del tanque central de combustible rastros de Semtex, un explosivo fabricado en Checoslovaquia.

Los secuestros también fueron su especialidad. Como el del exprocurador general de la Nación Carlos Mauro Hoyos, que ocurrió en la mañana del 25 de enero de 1988, en inmediaciones de la glorieta al aeropuerto José María Córdova, de Rionegro, en el oriente antioqueño y su posterior asesinato. El cadáver fue hallado horas después en una finca ubicada sobre la vía a Las Palmas.

El expresidente Andrés Pastrana también fue secuestrado el 18 de enero de 1988 y estuvo privado de su libertad por ocho días. El exvicepresidente Francisco Santos, actual Embajador en Washington, fue plagiado el 19 de septiembre de 1990, en el noroccidente de Bogotá y estuvo retenido más de 200 días.

Estos son apenas algunos de los aterradores delitos, pero la lista continúa así como el misterio y la impunidad de muchos de ellos.

Cuando Pablo Escobar negoció su entrega al gobierno en 1991 para así no ser extraditado sino permanecer en Colombia en una prisión hecha a su antojo, que fue conocida como “La Catedral” de Medellín, “Popeye” ingresó junto al capo, pero luego de un año ambos se fugaron en otro acontecimiento de película.

“Popeye” se convirtió en una celebridad mediática desde el 2010 cuando aparecieron novelas, series y libros que popularizaron la historia de Escobar y que hoy día siguen dando la vuelta al mundo entero. En la serie “El patrón del mal” de 2012, “Popeye” es representado por un sangriento personaje llamado “El marino” y hasta el mismo criminal llegó a afirmar que la producción se quedaba corta en cuanto a su maldad real.

Una famosa canción proclama: ”Quien a hierro mata…a hierro muere” y en el caso de “Popeye” fue el temible, terrible y fiero “CÁNCER” quien finalmente acabó con su vida.

Como bien dice este tweet seguirán las incógnitas y los misterios de tantos crímenes y atrocidades no esclarecidos. “Popeye” dejó a Colombia y se llevó sus secretos a la tumba.