Muere Francisco Toledo: ¿de qué murió el artista?

Muere Francisco Toledo: ¿de qué murió el artista mexicano?

Getty Images Muere Francisco Toledo: ¿de qué murió el artista mexicano?

El mundo de las artes está de luto, luego de conocerse el fallecimiento del famoso artista mexicano Francisco Toledo, quien era considerado una de las grandes figuras de las artes plásticas Latinoamericanas.

Toledo, quien a lo largo de su vida se destacó como pintor, grabador y ceramista, y además era un reconocido activista social y ambientalista, falleció a la edad de 79 años.

La triste noticia fue revelada por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien usó sus redes sociales para hacer el triste anuncio. El fallecimiento de Toledo fue por causas naturales.

“El arte está de luto”, fue el mensaje con el que el mandatario mexicano inició su publicación en su cuenta de Twitter. “Ha fallecido el maestro Francisco Toledo, oaxaqueño, gran pintor y extraordinario promotor cultural, auténtico defensor de la naturaleza, las costumbres y las tradiciones de nuestro pueblo. Descanse en paz”.

Durante su carrera Toledo brilló con luz propia con decenas de obras que impresionaron a los amantes del arte alrededor del mundo, recurriendo a una variedad de técnicas que incluyeron el collage, la encáustica, el fresco, la acuarela, la cerámica, el tapiz y el modelado.

Hace tan solo unos meses, la Secretaría de Cultura lo describió como “un artista universal” y era llamado “el artista plástico vivo contemporáneo más importante de México.

“Francisco Toledo se asumió pintor desde sus muy tempranos inicios, pero le interesaba dominar técnicas de grabado sobre linóleo, madera y metal, y de relieve como la litografía, que además de multiplicar la imagen, implicaran tal rigor, que sólo su total dominio permitiera el lujo de introducir el azar como una voluntad propia de la forma”, afirmó el organismo de Gobierno. “Otro signo recurrente en la obra de Toledo es la sexualidad. En sus piezas hay una especie de sexualización de la realidad, un escenario que no difiere entre lo fantástico y lo real y que funde a ambos en el erotismo”, añadió.

Una de las características de la obra de Toledo era pintar animales que no son comúnmente relacionados con la belleza, como murciélagos, insectos, iguanas, sapos, monos, tortugas, lagartos, conejos, peces, cabras y les daba despliegue.

Junto con su labor de artista, Toledo también era un activista muy presente en la defensa de los derechos humanos, la protección de los pueblos indígenas y el medio ambiente.

Una de sus más recientes batallas a nivel social tuvo que ver con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, y en el 2014 elaboró 43 papalotes (cometas),con los rostros de cada uno de los estudiantes para protestar contra el horrendo crimen que hasta hoy sigue sin esclarecer.