Asteroide 2012 TC4 : ¿Para qué se prepara La NASA?

Cada  año,  los expertos descartan las predicciones apocalípticas del impacto de un posible asteroide contra la tierra. Pero los astrónomos y los socorristas están tomando muy en serio  la posibilidad de un ataque de “este tipo”.

Haciendo un poco de historia, La NASA y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, realizaron una simulación el 25 de octubre de 2016,  haciendo que un asteroide de 330 pies se estrellase cerca de Los Ángeles en el  2020.

“No es una cuestión de si, sino cuándo  trataremos con tal situación”, dijo Thomas Zurbuchen, Administrador Asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA en Washington.

Mientras que los científicos aseguran,  que no hay peligro en que un asteroide impacte con la  Tierra,  preveen que en un caso hipotético,  este podría destruir edificios a lo largo de 30 millas,  causando  miles de víctimas y requeriría una evacuación masiva, según el New York Times.

Ahora bien, este 12 de octubre de 2017, LA NASA  analiza uno de verdad. Se trata de el  2012 TC4, que  se estima en 45 a 100 pies (15 a 30 metros) de tamaño. Los expertos en predicción de órbita dicen, que el asteroide no plantea ningún riesgo de impacto con nuestro planeta. Sin embargo, su aproximación cercana a la Tierra es una oportunidad para probar la capacidad de una creciente red global de observación, para comunicar y coordinar sus observaciones ópticas y de radar en un escenario real.

La NASA indica que este asteroide fue descubierto por el Telescopio Panorámico y el Sistema de Respuesta Rápida (Pan-STARRS) en Hawai en 2012. Pan-STARRS conduce una encuesta sobre objetos cercanos a la Tierra (NEO) financiada por el Programa de Observaciones NEO de la NASA, un elemento clave de  la Oficina de Coordinación de Defensa. Sin embargo,  este quedó fuera de la observación de los telescopios de seguimiento,  después de ser descubierto y lo divisaron de nuevo en julio de este año.

Según Michael Kelley, científico del programa y líder de PDCO de la NASA para la campaña de observación TC4, “los seguidores de asteroides están utilizando este sobrevuelo para probar la detección de estos en todo el mundo y la red de rastreo, evaluando nuestra capacidad para trabajar juntos en respuesta a encontrar un potencial asteroide con amenaza de impacto”.

El organismo espacial, informó que el  punto más cercano a la Tierra del asteroide TC4 será sobre la Antártida a la 1:40 AM EDT. Decenas de telescopios de funcionamiento profesional en todo el mundo, estarán tomando observaciones en tierra desde el visible hasta el infrarrojo cercano al radar, señaló el organismo espacial en su sitio web.

En septiembre de este año, los observadores de asteroides pudieron realizar una “pre-prueba” de un seguimiento, coordinado para el acercamiento a un asteroide mucho más grande conocido como 3122 Florencia. Florencia, uno de los mayores NEO conocidos, a 4,5 kilómetros de tamaño, pasó por la Tierra el 1 de septiembre a 18 veces la distancia a la Luna. Las observaciones coordinadas de este asteroide revelaron, entre otras cosas, que Florencia tiene dos lunas.

Vale destacar, que la explosión más grande conocida en la historia de la humanidad ocurrió en 1908, cuando un asteroide destruyó 800 millas cuadradas después de explotar por encima de Tunguska, Siberia, según The Times. La buena noticia es que no hubo bajas humanas.

El astrónomo Alan Harris calculó,  que las probabilidades de morir por un impacto de asteroide, son de aproximadamente 1 en 700,000. “Es más probable que mueras en un accidente de fuegos artificiales”,  aseguró  Phil Plait, de Slate.