VER: Donald Trump Se Burla de Arnold Schwarzenegger Durante un Discurso [Vídeo]

Durante un discurso en el Desayuno de Oración Nacional esta mañana, el Presidente Donald Trump se jactó sobre el éxito de The Apprentice y se burló del nuevo anfitrión, Arnold Schwarzenegger.

The Apprentice surgió porque Trump fue presentado por Mark Burnett, productor ejecutivo de la serie. Burnett llamó a la serie una “franquicia de televisión global de gran éxito”. En su discurso, el presidente se jactó de la serie de televisión de realidad y se burló de NBC y Arnold Schwarzenegger por las calificaciones actuales del programa.

“Tuvimos un éxito tremendo con The Apprentice, y cuando decidí correr para la presidencia, tuve que dejar el programa”, dijo Trump. “Fue entonces cuando supe con certeza que lo iba hacer y contrataron a una gran estrella de cine, Arnold Schwarzenegger, para que tomara mi lugar, y sabemos lo que pasó. Las calificaciones bajaron por los tubos, ha sido un desastre, y Mark [Burnett] jamás apostará contra Trump otra vez”.

Trump entonces invitó a la audiencia a orar por Arnold Schwarzenegger y sus calificaciones.

Las calificaciones de The Apprentice han bajado efectivamente esta temporada. El estreno atrajo a 4.95 millones de espectadores en vivo en comparación con 6.31 millones de espectadores durante el estreno de la temporada anterior, en el cual Trump fue el anfitrión, de acuerdo con Vox. Trump twittó sobre esto inmediatamente después de que las calificaciones salieron por primera vez a principios de enero.

Schwarzenegger respondió en ese momento diciendo que espera que Trump trabaje tan duro para el pueblo estadounidense como trabajó para sus calificaciones de The Apprentice.

El Desayuno Nacional de Oración es un evento anual en Washington, DC, en el que miembros del Congreso y líderes religiosos se reúnen en el Hotel Hilton. Se celebra el primer jueves de febrero de cada año.

Trump dio este discurso en medio de informes de que había enojado a Australia cuando levantó su voz durante una llamada con el primer ministro, quejándose de un acuerdo alcanzado por el gobierno de Obama para admitir a unos 1.200 refugiados de un centro de detención australiano. Trump dijo en Twitter que “estudiará este trato estúpido”, y en el Desayuno de Oración Nacional, respondió a las preocupaciones de que está alejando a los aliados estadounidenses.

“Cuando se enteren de las duras llamadas telefónicas que estoy teniendo, no se preocupen”, dijo. “… Tenemos que ser duros.”