Jesse James Romero, Tiroteo en Boyle Heights: 5 Datos Importantes que Tienes que Saber
Search Heavy

Jesse James Romero, Tiroteo en Boyle Heights: 5 Datos Importantes que Tienes que Saber

(Foto tomada de un video de ABC Los Angeles)

(Foto tomada de un video de ABC Los Angeles)

Un joven de 14 años de edad, sospechoso vandalismo murió a tiros por la policía de Los Ángeles este 9 de agosto. Las autoridades dicen que el adolescente fue primero quien disparó contra los oficiales. Por lo que una unidad de LAPD llegaron a; barrio Boyle Heights alrededor de las 5:35PM, hora local, en el día del tiroteo después de que se reportara vandalismo. La policía que respondió persiguió a un sospechoso, llamado como Jesse James Romero, que después de una corta persecución, el adolescente murió. Otro sospechoso de vandalismo fue interrogado por la policía y puesto en libertad poco después.

Ningún oficial salió lesionado en el incidente

Lo que tienes que saber:


1. Los Oficiales de Los Ángeles Citó a un ‘Testigo’ Quien Vio a Romero Disparar Contra la Policía

En una conferencia de prensa el 10 de agosto, el subjefe del LAPD Robert Arcos dijo:

De acuerdo con un testigo dice que vio al sujeto correr de los oficiales, el testigo vio al sujeto disparar un arma de fuego en la dirección de los agentes que lo perseguían. Mientras que la pérdida de una vida siempre es trágica, es mucho más [fuerte] cuando la pérdida implica a un joven”.

CNN informa que Romero fue declarado muerto en la escena. La cadena añadió que la pistola cargada que se encontró cerca de su cuerpo está siendo examinada por los forenses.

Arcos también dijo que la llamada sobre el vandalismo estaba relacionado con la ganga, pero no nombró a Romero como un miembro de una banda. El incidente ocurrió en el área de Chicago y la Avenida César Chávez, informa KPCC.


2. La Madre de Romero Dice que su Hijo era un ‘Buen Chico’ y Cuestiona lo Ocurrido a la LAPD

En una entrevista con ABC Los Ángeles, la madre de Romero, Teresa Domínguez, dijo entre lagrimas que su hijo era un “buen chico”, mientras que también cuestiona lo que ocurrió a la LAPD. Domínguez dijo a KPCC, “Era un buen chico. Él no hizo nada violento”. La estación de radio informó que la familia ha vivido en Boyle Heights desde 2009 y que Domínguez trabaja como empacadora de vegetales.

El diario Los Angeles Times informa que Romero nació en Puebla, México, y que tenia un añito cuando su madre lo trajo a Estados Unidos. Un amigo de la familia, Diane Covarrbuias, dijo al Times que Romero fue inscrito en un programa de lucha contra las bandas. También rindió homenaje a Romero en su página de Instagram:

La foto que Diane Covarrubias publicó en su cuenta de Instagram como tributo a Romero dice: "No hay palabras para describir lo quebrados que estamos , Jesse es un ángel en el cielo, estamos perdidos con su ausencia".

La foto que Diane Covarrubias publicó en su cuenta de Instagram como tributo a Romero dice: “No hay palabras para describir lo quebrados que estamos , Jesse es un ángel en el cielo, estamos perdidos con su ausencia”.

Mientras que otro miembro de la familia dijo a la cadena ABC que Romero nunca hubiera tenido una pistola y que él era un adolescente normal que le gusta los deportes. Su primo dijo, “sólo era un niño, corriendo arriba y abajo en las calles, que se divertía, ir al parque, jugar al baloncesto”.

Mientras tanto, un amigo de la familia, Lourdes Miranda, dijo KPCC, que Romero estaba en una ganga diciendo: “Sí que estaba en las pandillas y todo, pero él era un buen chico.” Ella también dijo que ella no sabía si Romero tenía un arma de fuego diciendo: “los niños son tontos, ellos piensan que los hace cool o lo que sea … no se merecía esto.”


3. Se Hizo una Vigila para Romero en el Mariachi Plaza en Los Ángeles la Noche del 10 de Agosto

Se creó una página Go Fund Me para ayudar a la familia de Romero a pagar los gastos funerarios. La página dice: “Necesitamos justicia para mi primo pequeño que sólo estaba como cualquier otro niño de 14 años de edad, siempre feliz y nunca un niño problemático, él era un niño inocente.”

Una vigilia se llevó a cabo por Romero y otras víctimas de la violencia policial en la comunidad de Boyle Heights en Mariachi Plaza, la noche del 10 de agosto, de acuerdo a la página del evento en Facebook.


4. El Indice de la Delincuencia en Boyle Heights es un Poco más Alta que el Promedio Nacional

Durante su rueda de prensa del subjefe del LAPD Robert Arcos dijo:

En una comunidad donde el crimen violento sigue aumentando, en particular la delincuencia de pandillas, este evento pone de relieve la necesidad de programas juveniles y de divulgación, que proporcionan oportunidades y alternativas para los jóvenes de nuestras comunidades”.

Records Públicos muestran que la tasa de criminalidad en la sección de Boyle Heights de Los Ángeles es sólo ligeramente superior a la media nacional.

Un residente de Boyle Heights, María Ramírez, dijo a Los Angeles Times como consecuencia de disparos de Romero, “La violencia aquí en Boyle Heights está aumentando … Siento la pérdida. Yo tengo un chico de 16 años de edad. Pero yo siento por los oficiales también. Ellos están abrumados”.


5. El Tiroteo Pasó Justo un Día Antes que los Activistas de ‘Las Vidas Negras Importan’ Exigieron la Renuncia del Jefe de la LAPD

(Getty Images)

(Getty Images)

El 8 de agosto, la comisión de la policía LAPD no le presentaron cargos a los oficiales que mataron a la mujer indigente Redel Jones, de 30 años, en julio de 2015. En respuesta, un grupo protestantes de “Las Vidas Negras Importan” marchó sobre el ayuntamiento y exigió que el alcalde Eric Garcetti sacara de su puesto a Beck.

En el incidente, las autoridades dicen que Jones estaba armada con un cuchillo y estaba siendo perseguida por la policía porque coincidía con la descripción de una sospechosa de robo.

KPCC señala en su informe sobre el tiroteo de Romero que “En general, el jefe del LAPD Charlie Beck se opone a hacer video de la cámara del cuerpo disponibles.”

Romero es el sospechoso más joven en ser disparado por la policía de Los Ángeles desde que un niño de 13 años de edad, fue herido por oficiales en 2010. En ese tiroteo, el departamento de policía tuvo que pagar a la familia del niño $15 millones.