Kate del Castillo hace una confesión: ‘me colgaron como un cerdo’

Kate del Castillo fue colgada como un cerdo

Getty Images Kate del Castillo acana de revelar que en la Reina del Sur 2, hubo un momento en que la paso muy mal

El pasado 22 de abril se estrenó la segunda temporada de la serie de televisión “La Reina del Sur”, tras una larga espera de 8 años, y mientras los televidentes de Estados Unidos están atentos a lo que ocurre con la vida de Teresa Mendoza, Kate del Castillo acaba de confesar que el rodaje de esta nueva parte de la saga tuvo momentos bastante difíciles.

La mexicana de 46 años reveló que por lo extremas de algunas escenas escritas en el guión de la nueva temporada, donde quisieron mostrar algunos momentos con mayor crudeza y acción, fue puesta a prueba en más de una ocasión.

“Hay cosas que requieren más esfuerzo físico, también fuimos a muchísimos países, entonces el estar viajando también eso nos cansó muchísimo, pero todo tiene su nivel de dificultad”, confesó la protagonista de “La Reina del Sur”, en diálogo con la revista People en español, donde agregó que a pesar de los momentos duros, aprendió a disfrutar de todas las grabaciones. “Pero también las sufro y las gozo al mismo nivel”.

Y aunque Kate no quiso arruinar lo que los televidentes verán en la serie, sí anticipó que habrá un momento en el que las cosas serán bastante complicadas para su personaje, lo que en el rodaje le valió vivir momentos incómodos y para nada agradables de hacer.

“A mí de las que más trabajo me costaron, fue una donde me cuelgan como cerdo y la pasé ¡muy mal! No nada más porque era incómoda la posición donde me tienen colgada, sino que todo el lugar era un lugar donde tenían carne de cerdo, que olía espantoso”, comentó la estrella de la pantalla chica. “Y luego me dejaron caer con unos cerdos de verdad y lleno de vísceras. Eso fue asqueroso”.

La exesposa de Aarón Díaz agregó que esta segunda parte de la serie también tuvo sus cosas positivas, en comparación con la primera.

“En la primera, como éramos pobres no teníamos mucho, las circunstancias eran otras. A veces no teníamos ni donde cambiarnos, teníamos que ir a pedir y a tocar en casas, tocar en locales para que nos prestaran los baños para cambiarnos. Se trabajaba todavía más horas que en esta segunda, pero acá, pues bueno, acá hay mucha más acción”, aseveró la actriz.