Alicia Machado confiesa que se siente muy gorda, pero no es su culpa

Alicia Machado hace una confesión sobre el padre de su hijita

Getty Images Alicia Machado anda feliz tras haber perdiso 15 libras

El peso siempre ha sido un inconveniente para Alicia Machado, y en más de una ocasión, la bella venezolana ha confesado que siempre está batallando con sus libritas de más, pero esta vez quiso ser muy honesta sobre su imagen, y cansada de recibir tantos ataques y comentarios desagradables, tomó el toro por los cuernos.

La actriz y cantante compartió un mensaje muy honesto en sus redes sociales, donde con mucha gallardía enfrentó a sus detractores.

“Estoy muy gorda y lo sé porque casi me muero el año pasado y mi cuerpo aún no reacciona por la cortisona y medicamentos, ojalá que a ninguno de los que me atacan les pase lo que he vivido”, dijo la Machado, según la revista People en Español,revelando las razones de su sobrepeso, y aclarando que la tienen sin cuidado los comentarios.

“No me importa nada porque estoy sana y ya nada ni nadie me hará sentir mal. Y además yo vivo gracias a Dios de mi talento, preparación y mis negocios”.

Machado también dejó claro que la imagen física no es su principal preocupación y recordó que el mundo del cine necesita todo tipo de personajes.

“Las actrices gordas o flacas tendremos siempre un personaje para nosotras”, dijo Alicia, quien a pesar de ello advirtió que desea recuperar su imagen estilizada y vaticinó que muy pronto lo logrará.

“Mi doctor querido y número uno Bariatra y anti edad! Gracias. Recuperarme de mi operación ha sido muy duro, cortisona y medicación! Se que ya regrese a tus manos! En un par de meses ya Me verán! Es mi reto total y personal! Bendiciones @gou_medical @miguelgou20 el número uno de Mexico 🇲🇽 y más allá! Gracias mi ”, dijo Machado.

La famosa ex Miss Universo, quien se coronó como la más bella del planeta en 1996, estuvo a punto de perder su corona en aquel entonces por haber subido más de 30 libras en solo unos meses y además fue víctima de bullying por parte del entonces dueño del concurso, Donald Trump.