Propietario de la MLS queda sin equipo tras polémica salida

Getty Dell Loy Hansen con Dave Checketts

Lo que fue una semana turbulenta para Real Salt Lake finaliza con la venta de la franquicia. La MLS anunció através de un comunicado que el equipo basado en Utah se pondrá a la venta de inmediato.

Esto termina un periodo del equipo en el que bajo el mando del empresario de bienes raíces, Dell Loy Hansen, el equipo vio una caída en su competitividad además de un clima represivo con un propietario que denigraba e insultaba a las minorías allegadas a la organización.

Todo esto comenzó el miércoles cuando en una entrevista con un programa de radio que salió al aire en una de sus emisoras, él hizo comentarios en contra de sus jugadores y los movimientos sociales en Estados Unidos que han sido apoyados por los futbolistas.

Para él, no jugar el partido contra Portland como reacción por lo ocurrido en Kenosha, Wisconsin cuando Jacob Blake fue baleado por un policía siete veces mientras entraba a su auto fue “irrespetuoso” y lo comparó con “alguien acuchillándote en la espalda” .

Después comenzó a amenazar con eliminar el trabajo de “40 a 50 personas” por causa de esta suspensión de partido.

La reacción llegó casi de inmediato cuando el sindicato de jugadores pidió que la liga lo suspendiera. Jugadores como el ex Villarreal, Jozy Altidore, y la estella del Utah Jazz Donovan Mitchell pedían que vendiera el equipo. El domingo dejó saber los pasos que tomaron en un comunicado que emitieron.

Anuncio de MLS

Major League Soccer ha sido informada que el inversor-operador de Real Salt Lake, Dell Loy Hansen, ha decidido que comenzará el proceso de venta de Utah Soccer Holdings, la entidad propietaria de Real Salt Lake (MLS), Utah Royals FC (NWSL) y Real Monarchs (USL).

MLS trabajará con el Sr. Hansen para apoyar los esfuerzos de venta de la empresa y trabajará en estrecha colaboración con el personal ejecutivo del club para respaldar las operaciones del equipo durante el período de transición.

Quiero reconocer los importantes esfuerzos de Dell Loy Hansen en el desarrollo del deporte del fútbol en el estado de Utah y su compromiso con Major League Soccer.

Su legado: Tradiciones terminadas y comentarios racistas

Desde que se convirtió en propietario mayoritario de la franquicia, Hansen le comenzó a a sacar el alma y la capacidad competitiva al equipo.

Ha sido notorio por hacer comentarios en contra de minorías además comenzó también a cortar gastos dentro del club, así terminando con algunas tradiciones como no tocar el himno del equipo por no querer pagar por los derechos.

Además de eso ha recortado presupuestos del equipo al eliminar a empleados culpando a la pandemia. Pero durante ese periodo había comprado una moneda de colección con un valor de más de un millón de euros. Además sigue teniendo valor de más de $3 billones si se incluyen todas sus propiedades y 42 empresas diferentes alrededor del país.

Además ha sido uno de los individuos con más influencia en temas políticos al ser un contribuyente importante en las dos campañas presidenciales de Donald Trump.

En una entrevista con el ex jugador y buscatalentos del equipo Andy Williams con The Athletic, el dijo que Hansen era “un puto racista”. Esta investigación periodística fue la que finalmente destapó todo lo que estaba ocurriendo dentro de esta organización.

En ese mismo artículo también hablaban de como usaba términos racistas contra jugadores. El representante Daren Flitcroft mencionó que Hansen le había “preguntado” a uno de sus directivos si iban a “linchar” al jugador Kellyn Acosta durante una reunión en el que estaban presentando al jugador al propietario.

El mecanismo detrás de la salida de Hansen

Al ser tan diferente al resto de las ligas alrededor del mundo, uno tiene que dar una explicación de cómo funcionan ciertas cosas. Dentro de la Constitución de la Junta de Gobierno de la MLS hay una cláusula que indica que se puede terminar el vínculo de un propietario con su franquicia.

La Sección 14, parte D de la Constitución indica que si el 75 por cientos de los propietarios votan a favor de una moción que esto puede ocurrir si es que se encuentra que “cualquier propietario no ha actuado en el mejor interés de la liga”.

Si esto ocurre, el propietario tendría seis meses para vender al equipo. Si ese periodo de tiempo pasa y no se vendió la liga tomaría la iniciativa en venderlo a un potencial propietario ya aprobado por la Junta y se vendería a un precio “en el que el comisionado considere razonable y apropiado”.

Ya hay precedente en la liga después de que la MLS comprara a Chivas USA del entonces propietario Jorge Vergara en el 2014. Ese equipo se clausuró y cuatro años más tarde se convertiría en LAFC.

El grupo que parece estar con la mejor posibilidad de conseguir a estas propiedades es el Larry H. Miller Sports and Entertainment, el equipo que maneja al Utah Jazz.

También está el fundador de la compañía de tecnología Qualtrics, Ryan Smith. Él está dirigiendo un grupo de inversores que incluirían a Altidore y Mitchell.

El equipo está tasado ahora mismo en un valor de $170 millones en el cual hay que incluir al estadio donde ellos juegan.

Sigue a AhoraMismo en Instagram

Leer Más
,