El DT de Atalanta ocultó que tenía coronavirus para poder dirigir un partido

gian-piero-gasperini

Getty Images. El entrenador del Atalanta, Gian Piero Gasperini, admite que dirigió ante Valencia sabiendo que estaba enfermo de coronavirus.

Lentamente, Europa comienza a reponerse en medio de la pandemia del coronavirus. Algunos países como España e Italia permitieron en las últimas semanas que los habitantes  se reintegren a la vida social.

Aunque restringida, la normalidad que conocida antes del estallido del virus va tomando forma en casi todos los rincones del planeta. En ese contexto, los italianos repudian las desafortunadas declaraciones del entrenador del Atalanta, Gian Piero Gasperini.

El DT italiano, de 62 años, ocultó que tenía coronavirus para poder sentarse en el banquillo del partido revancha de los octavos de final de la UEFA Champions League, disputado el 10 de marzo ante Valencia en Mestalla. Esa noche, en un encuentro que se jugó sin público, los de Bérgamo se impusieron 4 a 3 y sellaron la clasificación a cuartos.

“El día antes del partido de Valencia estaba enfermo, la tarde del partido peor. No tenía una cara buena en el banquillo. Era el 10 de marzo. Después del juego, en las dos noches siguientes en Zingonia dormí poco. No tuve fiebre, pero sentí los huesos en pedazos y fuera parecía estar en el momento de la guerra. Había perdido el gusto, pero no sabía que tenía el virus. Entonces, las pruebas serológicas tomadas hace un par de semanas lo confirmaron: tuve el Covid-19“, le contó Gasperini a La Gazzetta dello Sport.

En Bérgamo, el virus ya se había desatado para la fecha de este partido. A mediados de febrero se registraban más de 10 mil casos y 600 muertes. Se sabían que tanto esta ciudad como Milán eran los epicentros del coronavirus. Precisamente por la explosión de casos que hubo en la región de Lombardía, al norte de Italia, la Organización Mundial de la Salud decretaría la pandemia mundial algunos días más tarde.

En abril, las declaraciones del alcalde de Bérgamo, Giorgio Gori, dieron la vuelta al mundo. Se refirió al partido entre Atalanta y Valencia, la ida del encuentro referido por Gasperini, como “una bomba biológica”.

Italianos y españoles se enfrentaron el 19 de febrero en Milán. Cerca de 40 mil tifosi del Atalanta viajaron a San Siro para presenciar el partido. Luego, inundaron los bares y las calles de la ciudad.

“En Italia el paciente uno apareció el 23 de febrero. Si es verdad que el virus ya circulaba, es muy probable que los 40 mil bergamascos que fueron a la cancha de San Siro hayan intercambiado el virus. Nadie sabía que el virus estaba entre nosotros. Muchos se juntaron para ver el partido en grupos y esa noche hubo un fuerte acelerador de contactos. Algunos que ya tenían el virus se lo pasaron a otros“, explicó Gori.

Gasperini pidió disculpas a la ciudadanía. El entrenador pidió a los gobernantes que autoricen el regreso del fútbol: “Algunas personas piensan que volver al campo es inmoral después de lo que ha sucedido y ante el riesgo de que vuelva a suceder. Pero es la única manera de volver a la normalidad. El dolor sufrido por Bérgamo permitirá a Atalanta ayudar a la ciudad, respetando el dolor de todos”.

Sigue Real Madrid AhoraMismo en Facebook Sigue FC Barcelona AhoraMismo en Facebook

Comment Here
Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax
()
x