Murió Agustín Martínez con solo 17 años: ¿cómo murió el futbolista?

Noticias de última Hora

Ahoramismo.com Noticias de última Hora

El mundo del deporte nuevamente se tiñó de luto este jueves, tras conocerse la noticia del fallecimiento de Agustín Martínez, una de las grandes promesas del fútbol latinoamericano, quien perdió la vida con solo 17 años de edad.

La noticia fue revelada por la Asociación Uruguaya de Fútbol, que a través de su cuenta de Twitter informó con mucha tristeza el deceso del jugador del equipo Boston River.

El jovencito falleció tras complicaciones generadas luego de sufrir un infarto repentino el lunes pasado, en pleno partido, que lo mantuvo hospitalizado hasta el miércoles, cuando los médicos ya no pudieron hacer nada por mantenerlo con vida.

Martínez se encontraba jugando en el encuentro contra el equipo Cerro, donde era titular y tras sufrir una lesión en la rodilla, salió un momento del terreno de juego hacia el banco, pero en el minuto 32 del partido se desplomó, según revelaron medios uruguayos.

El zaguero, quien había nacido en la localidad de Fray Marcos, tenía unos meses jugando en la capital uruguaya, donde fue a parar tras su excelente desempeño en otros equipos municipales de la Liga de Tala y en la selección de Canelones.

Y como una manera de mostrar el dolor que embarga al país por la repentina muerte de Martínez, la Asociación Uruguaya manifestó que todas las actividades deportivas y encuentros de fútbol de este fin de semana han sido suspendidas.

“Tras acordar con todas las agrupaciones de jugadores, la AUF ha resuelto suspender la fecha prevista para el próximo fin de semana en todas sus disciplinas, que incluyen fútbol profesional, amateur, femenino y fútbol sala, en atención al fallecimiento de Agustín Martínez“, anunció la Asociación de fútbol, a través de un comunicado.

La prensa uruguaya, como el programa de televisión Telenoche, manifestaron que el árbitro asistente Federico Piccardo intentó asistir al futbolista con primeros auxilios junto al kinesiólogo de Boston River, logrando mantenerlo con vida hasta que fue atendido por los médicos del CTI del Hospital Pasteur.

Federico Martiarena, director del Hospital Pasteur, aseguró que se hicieron las maniobras necesarias y negó que el futbolista haya sido desconectado de un respirador artificial, como circuló en redes sociales.

“En las primeras horas se mantuvo inestable por lo que no fue posible el traslado a su institución de origen”, dijo el galeno. “El martes se logró una estabilización parcial de los principales parámetros vitales y se decidió en conjunto con la familia que la mejor opción era que siguiera en el CTI del Hospital Pasteur. El miércoles agravó algunos parámetros vinculados a la esfera neurológica pero en ningún momento se desconectó del respirador. Se verificó una injuria cerebral grave a partir de la clínica y los estudios para clínicos realizados”.

El club Boston River emitió en sus redes sociales un mensaje de tristeza ante lo sucedido, que calificó como “ una irreparable pérdida”.