VIDEO: Canelo Álvarez derrotó a Jacobs en una pelea sin mucha acción

Canelo Álvarez derrotó, por decisión, a Daniel Jacobs

Getty Images Esta imagen es para muchos la mejor que resume lo que fue la victoria de Canelo sobre Jacobs.

En una pelea en la que faltó emoción, acción y sobre todo, puños, jabs y ganchos contundentes, Saúl Canelo Álvarez derrotó, por decisión, a Daniel Jacobs este sábado, adelantando la celebración del 5 de Mayo para muchos de sus fans.

El mexicano, con un record de (52-1-2, 35 nocauts) superó a su oponente ante los tres jueces, con resultados de 115-113, 115-113 y 116-112, pero no convenció del todo, en una pelea que se dio en medio de una concurrida asistencia al T-Mobile Arena, de Las Vegas, a donde desde muy temprano comenzaron a llegar los amantes del boxeo, quienes no paraba de gritar el nombre de Canelo.

Incluso entre rounds, cuando el lugar retumbaba con las canciones mexicanas que llenaban el ambiente, Canelo era el protagonista.

Y aunque Jacobs también contaba con un nutrido apoyo, fue más que evidente la fanaticada del pelirrojo, que además no dejaban de corear el nombre de México.

VídeoVideo related to video: canelo Álvarez derrotó a jacobs en una pelea sin mucha acción2019-05-05T01:20:19-04:00

La pelea parecía estar bastante pareja en los dos primeros rounds, cuando muchos de los asistentes empezaron a gritar que querían acción, porque se estaban durmiendo, y aunque por momentos hubo atisbos que prometían un banquete en el ring, en general solo se quedó en pequeños momentos.

En el tercer round Canelo le propinó algunos golpes a Jacobs, quien reaccionó, pero en el cuarto round Los zurdazos de Canelo y su excelente defensa, lo mejor del boxeador y el punto que sin duda lo llevó a la victoria, emocionaron un poco a los asistenets, ya que parecía esquivar todo los intentos de su rival.

En el quinto round Canelo intentó acorralar a Jacobs, y aunque lanzó un par de buenos golpes, el neoyorquino no cedió terreno y tampoco hubo contundencia.

El combate continuó por esa misma ruta pareja, pero en los rounds seis y siete, Jacobs comenzó a perder fuerza y sus golpes no herían en lo más mínimo al mexicano, quien lo llevó en un momento contra las cuerdas, pero sin resultados.

El octavo round parecía ser el momento para que Canelo mandara a la lona a Jacobs, con un cóctel de golpes, pero no solo el triunfo no ocurrió en ese round, sino que terminó con un repunte de Jacobs, quien llevó a Canelo a las cuerdas por unos segundos antes del pitazo del referí, pero sin nada certero.

En el noveno asalto el intercambio de golpes continuó parejo pero en el décimo el libreto pareció cambiar un poco y Jacobs recuperó momentáneamente la fuerza y puso en aprietos al mexicano, no solo llevándolo a la cuerdas sino imprimiendo un par de golpes peligrosos, en el mejor round para el boxeador de Brooklyn.

Aunque no hubo el esperado knock out, los round finales definieron la pelea. Jacobs, quien cayó en el 12 al piso, no por obra de Canelo, sino al perder el balance, confirmó así que no tuvo ninguna estrategia clara para asumir el combate, mientras que como lo dijo el propio Canelo, el mexicano jugó al control y la calma, lo que le funcionó.

Al final la decisión de los jueces selló su triunfo, al ritmo de “México lindo y querido” y una mezcla de alegría de sus fans por la victoria, pero algo de decepción, porque sintieron que ambos boxeadores quedaron debiendo un buen espectáculo.

“Sabíamos que era cosa de paciencia y al final el triunfo se nos dio”, dijo el mexicano, de 28 años, quien por su acuerdo con la firma DAZN, se llevará unos $35 millones, mientras que Jacobs unos $10 millones, aunque la información oficial de la comisión dice que ganará solo $2.5 millones.

La pelea estuvo patrocinada por Hennessy, marca que trabaja junto a Canelo Álvarez en la campaña “Nunca pares, nunca te detengas”, con la que el boxeador quiere llevar un mensaje de inspiración y fuerza a los latinos que lo siguen, para no creer en los límites y no rendirse ante los retos.

En una de las peleas previas, que más emocionó a los asistentes, el boxeador JoJo Díaz Jr. derrotó a Freddy Fonseca en los pesos ligeros y dio un ejemplo de lo que es triunfar con contundencia.

“Es el resultado del trabajo duro que hemos hecho y este en las 130 libras me hace sentir más cómodo, porque tengo una pegada más fuerte”, dijo el mexicano, al final del combate, mientras lucía con orgullo su cinturón de campeón.

Dentro de los famosos que asistieron a la pelea estuvieron el cantante Usher y el expugilista Oscar de la Hoya, de la empresa que representa a Canelo, al igual que el peleador Triple G y Mario Lopez.


Leer Más
,